Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Justifican el alza del sueldo presidencial

Dos ministros aseguraron que las críticas eran de mala fe y que sólo se quitó un tope vigente desde 1994

Domingo 25 de junio de 2006

El gobierno de Néstor Kirchner procuró ayer justificar los aumentos de sueldos del Presidente, que, según un decreto publicado anteayer en el Boletín Oficial, le otorga un sueldo de 13.500 pesos, al sumar su salario de 6000 pesos vigente desde 1994 a un complemento por responsabilidad en el cargo, creado por esa misma norma reciente, de 7500 pesos.

Las voces cantantes de la defensa del salario presidencial fueron el jefe del Gabinete, Alberto Fernández, y el ministro del Interior, Aníbal Fernández. Sucede que el incremento también alcanza a los cargos de vicepresidente, ministros, secretarios de Estado y subsecretarios de Estado.

Entre ambos ministros rechazaron las críticas y las juzgaron de "mala fe". Al mismo tiempo, aseguraron que el presidente de la Nación cobra "el sueldo más bajo del mundo".

Aníbal Fernández sostuvo que "en algún momento había que sincerar" los sueldos de los funcionarios. Y aseguró que "el Gobierno lo ha hecho honestamente, de cara a la sociedad y sin ningún tipo de escondidas".

En tanto, Alberto Fernández aclaró que el decreto de necesidad y urgencia que modificó los sueldos de los funcionarios no otorgó un aumento, sino que "quitó un tope" salarial que se había fijado en 2001.

Según el decreto 782/06, conocido ayer, con la suma de los sueldos y sus complementos las nuevas escalas salariales son: presidente, 13.500 pesos; vicepresidente 12.500; ministro, 11.900; secretario de Estado, 10.700, y subsecretario de Estado, 9900.

En declaraciones a Radio Mitre, reproducidas por la agencia DyN, sin embargo, tras regresar de España, el jefe de Gabinete intentó aclarar: "Corregimos. No nos dimos un aumento, sino que quitamos el tope" que estaba vigente desde 2001.

"Había muchísimos funcionarios que ganaban más que un ministro", justificó. "Por eso lo corregimos, no lo hicimos dándonos un aumento, sino quitando un tope y sin alterar en nada los valores del 94", dijo.

Cómo es el decreto

El decreto 782, de necesidad y urgencia, publicado anteayer y firmado el 16 de junio por Kirchner y por sus ministros, fijó dos cuestiones: por un lado, volvió a darle vigencia al decreto 838 de 1994, del gobierno de Carlos Menem, que fijaba las escalas de sueldos; por otro, creó el complemento por responsabilidad en el cargo, con sus respectivas escalas.

Esto último reemplaza los gastos protocolares que estaban establecidos en el decreto 838 de Menem.

Los sueldos que quedan así convalidados -se eliminan los topes de 3000 pesos de 2001- son los de presidente, en 6000 pesos; el de vicepresidente, en 5800; el de ministro, en 5400; el de secretario de Estado, en 5200, y el de subsecretario de Estado, en 5000.

Y los complementos son: presidente, 7500 pesos; vicepresidente, 6700; ministros, 6500; secretarios de Estado, 5700, y subsecretarios, 4900.

Aníbal Fernández señaló, en declaraciones a Radio Del Plata que consigna DyN, que el sueldo del Presidente es de "9534,29 pesos, que son 3200 dólares. Eso es lo que va a ganar en la mano". Y un ministro, detalló, "va a ganar 8946,63 pesos".

Y fue más allá: "Si fueran 13 mil pesos estamos hablando de 4 mil dólares, el sueldo más bajo del mundo. Pero igualmente no es verdad, el cálculo del sueldo del Presidente da 9534,29 pesos", señaló Fernández.

"Estos planteos que se están haciendo son, hasta diría, de mala fe, con la vocación de hacerlo «picar» al Gobierno respecto de un gesto que tenía que hacer en algún momento", subrayó el ministro del Interior, pero no aclaró cómo se sumaba el sueldo y el complemento.

"No hay aumento de sueldo para el Presidente; su sueldo vuelve a la normalidad", insistió. El funcionario subrayó el gesto del Poder Ejecutivo de eliminar los gastos protocolares atendiendo, según el decreto 782, a "principios de transparencia".

"Había un gasto que se conocía como «protocolar» que se le asignaba al ministerio o en este caso a la Presidencia y que la Presidencia lo distribuía como entendía que lo tenía que hacer", recordó Fernández.n "Lo corregimos. No nos dimos un aumento, sino que quitamos el tope vigente desde 2001. Había muchísimos funcionarios que ganaban más que un ministro. No alteramos en nada los valores del 94", dijo Alberto Fernández.

Te puede interesar