Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Agricultura: experiencia con los mejores híbridos en el sur de Santa Fe

El camino hacia los 200 quintales por hectárea de rinde en maíz

Campo

En un ensayo donde participaron diferentes empresas, Juan y Agustín Avellaneda superaron los 18.000 kilos

Por   | LA NACION

 
 

¿Cuál es el techo de rinde de los híbridos de maíz disponibles para los productores? ¿Es posible alcanzar los 200 quintales por hectárea? ¿Qué paquete tecnológico hay que utilizar para lograr esa meta o, por qué no, tratar de superarla?

Palabras más palabras menos, en torno a estas preguntas la empresa Juelen SA, propiedad de Juan Avellaneda y Elena Figueroa, realizó en la campaña 2005/2006 en la estancia San Marcelo, ubicada en la localidad santafecina de Teodelina, un ensayo de alta producción de maíz bajo riego para probar hasta dónde se puede llegar en materia de rindes con los híbridos actuales.

La experiencia tuvo varias características sobresalientes. En primer lugar, reunió a todos los semilleros, que participaron del ensayo con sus mejores materiales, y contó con el conocimiento de especialistas en diferentes áreas, como fertilización, además del aporte de empresas con sus insumos.

Hubo 17 híbridos en evaluación en parcelas grandes para apuntar a los 200 quintales por hectárea; la recomendación sobre la densidad de plantas por lograr quedó a cargo de cada empresa.

"Para hacer algo así hay que juntar a toda la cadena y a todos los especialistas", expresó Agustín Avellaneda, director de Juelen SA. Entre otras empresas, estuvieron Nidera, Monsanto, Dow AgroSciences, Don Mario, Syngenta, La Tijereta, Pioneer, SPS, Pannar, Agrometal (participó con un equipo neumático prototipo de 12 surcos a 70 cm que sembró entre el 19 y el 22 de septiembre), Aseagro (con una sonda para hacer mediciones semanales de la humedad edáfica), AGD-Yara, aportando una parte del MAP, sulfato de amonio y zinc, y Profertil, con la urea.

Pero, además, la experiencia se nutrió con la participación de especialistas como Fernando García (Inpofos Cono Sur), Angel Berardo (Laboratorio de suelo Fertilab) y Petter Scharff, para armar estrategias de fertilización.

También se hicieron estudios de enraizamiento a cargo del profesor Gerardo Rubio, con Syngenta se planificó la estrategia en cuanto a dosis y momentos de aplicación de agroquímicos, Dow AgroSciences colaboró con un equipo para la medición de la interceptación de la radiación, en tanto que María Otegui (UBA) y Alfredo Cirilo (INTA Pergamino) hicieron las mediciones de índice de cosecha de los híbridos y análisis estadísticos. La cosecha se llevó adelante con mapeo de GPS y monitor de rendimiento.

Resultados

En el ensayo, el rinde máximo obtenido por un híbrido fue de 182 quintales. La estrategia de fertilización fue desarrollada para apuntar a los 200 quintales, aplicándose 146 kilos por hectárea de pentóxido, 319 unidades de nitrógeno y 29 unidades de azufre. Además, se agregó zinc a razón de 128 gramos por hectárea en la semilla. En el caso del nitrógeno se aplicó 15 unidades en presiembra, 16 en la siembra y 110 incorporadas en seis hojas; el resto del nutriente se pasó con fertirriego desde V6 a V12. Por el lado del riego, vale mencionar que entre el 21 de septiembre y el 7 de enero el cultivo recibió 131,3 milímetros. Si se suma el riego más las lluvias, en todo su ciclo el cereal tuvo 577,3 milímetros.

Entre otras conclusiones, se observó que siete de los 17 híbridos testeados estuvieron en la punta en los dos bloques de la experiencia (entre 170 y 180 quintales), llegando a superar algunos de ellos los 180 quintales. Además, el rinde estuvo fuertemente relacionado con el índice de cosecha, no hubo variación en el rendimiento respecto al ciclo de los híbridos y hubo un aumento del rinde con la prolificidad y el número de granos por metro cuadrado. Aunque la experiencia no llegó a los 200 quintales, pero sí quedó cerca, Avellaneda reflexionó: "Creemos que podemos superar los 180 quintales por hectárea; hoy sobra potencial genético con respecto al rinde y uno puede elegir varios semilleros". .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsLa muerte de García MárquezElecciones 2015Semana Santa