Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Kirchner embistió contra los radicales y dijo que le dan pena

Los cuestionó por haber abandonado, anteayer, la tensa sesión en la que el Senado dio media sanción a los superpoderes; dura respuesta del partido

Viernes 14 de julio de 2006 • 14:15

La tensa relación que el Gobierno y los referentes de la oposición dejaron traslucir anteayer, durante la aprobación del proyecto que delega superpoderes para el jefe de Gabinete, tuvo hoy un nuevo round.

Las críticas llegaron desde el propio presidente Néstor Kirchner, que centró sus cuestionamientos en los dirigentes de la UCR, de quienes dijo que le dan pena.

En un acto en Luján, en el que el primer mandatario hizo su primer pronunciamiento público tras el revés judicial en la Corte de La Haya, se dedicó casi de lleno a defender los superpoderes y a su esposa, la senadora Cristina Fernández, que protagonizó en la última sesión un ríspido debate con senadores radicales y acusó nuevamente a la prensa.

"En estos últimos días hemos visto viejas películas del pasado", arrancó Kirchner.

"La Argentina tiene que seguir a fondo el proceso de cambio y las decisiones que fueron a defender nuestros aliados en el Congreso de la Nación, poniendo la cara con toda autoridad, por la necesidad de este instrumento para el Poder Ejecutivo para gobernar", defendió.

Vergüenza. Optó enseguida por cuestionar al radicalismo en general. "Nosotros que convocamos a la concertación plural… esos que se escaparon en el primer gobierno de la democracia, que dejaron 50 muertos en 2001, que siempre se escaparon, y también el otro día cuando no le podían rebatir a Cristina se volvieron a escapar del Senado en una verdadera vergüenza para la consolidación de la democracia", lanzó.

Se refería a la decisión de los legisladores de la UCR que anteayer se levantaron de sus bancas en el Senado, poco antes de que se votara el polémico proyecto que le da facultades permanentes al jefe de Gabinete para redistribuir partidas.

"Abran el corazón y la mente al país, dejen de escapar y comprométanse con la realidad, dan pena, realmente dan pena", los cruzó el primer mandatario.

Para finalizar dijo no entenderlos. "Hablan de debatir y cuando llega la hora de debatir se escapan. Yo la verdad es que no los entiendo".

Pena. Kirchner ya había recurrido a la expresión "me dan pena" la semana pasada, pero para referirse a los periodistas. Se sumó, igual que hoy, a una embestida contra la prensa que la primera dama había iniciado el día anterior en el recinto del Senado.

“El que da pena es usted presidente”


La UCR salió esta tarde a contestarle a Kirchner por sus declaraciones. En un comunicado titulado “El que da pena es usted presidente”, sostuvieron que “no es extraño que nuevamente Kirchner utilice una tribuna para agredir, denostar y confundir a la ciudadanía con discursos plagados de mentiras”. En la misiva, el comité nacional del radicalismo acusó al primer mandatario de estar “desafiando los límites de la democracia” y lo acusó de mentirle a la gente “utilizando tribunas compradas, el canal estatal, los medios bañados en publicidad oficial, los dirigentes propios y ajenos seducidos por una inmensa billetera repleta de recursos públicos que pertenecen a todos los argentinos”. Además, defendieron que es “la Casa Rosada” la que “cierra las puertas a la oposición y sólo recibe a los que subordinandamente se arrodillan a sus pies”. En tanto, el senador Ernesto Sanz, que se enfrentó con Cristina Kirchner en la sesión pasada le contestó: "Este presidente nos tiene acostumbrados a su política de permanente agresión, pero la verdad es que hasta el momento, desde el oficialismo nadie ha dicho ni una sola palabra, ni mucho ha respondido siquiera, el tema de fondo, que representan los superpoderes y los DNU, como una contrareforma de la Constitución Nacional".
Compartilo
Te puede interesar