Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Lejos del acuerdo gremial

Nada hace ver que, en el corto plazo, empiece la temporada

Sábado 05 de agosto de 2006

El corte en las protestas de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) por la política salarial que aplicaba la Secretaría de Cultura de la Nación hizo pensar que se podía estar cerca de un arreglo. Luego de un mes de conciliaciones obligatorias extendidas, la agrupación consideró que la secretaría no quiere llegar a una solución, por lo que en el próximo encuentro en el Ministerio de Trabajo, dentro de diez días, pedirá un arbitraje.

Los delegados gremiales de la OSN mantuvieron un cauto contacto con la prensa, ya que estaban esperanzados con la propuesta de la Secretaría de Cultura, pero los $ 240 no remunerativos que ofreció, y que afecta también a los miembros del resto de las siete agrupaciones que dependen de Cultura (Coro Polifónico Nacional, Coro Nacional de Jóvenes, Coro Nacional de Niños, Coro Polifónico de Ciegos, Banda Sinfónica de Ciegos, Ballet Folklórico Nacional y Orquesta Nacional de Música Argentina Juan de Dios Filiberto), no los satisfizo.

"Con ese monto, no se acercan a lo que pedimos y deja muy por debajo a la cuarta y a la quinta categoría; además, no soluciona nuestro reclamo de rejerarquización; al contrario: lo agrava. De hecho, no se responde a ninguno de los tres puntos en los que se centran nuestros reclamos: el desfase entre categorías, la pérdida de jerarquización y el tema de la carrera", detalla Alejandro Elijovich, músico vocero de los delegados de la orquesta.

Por su parte, César Calcagno, Coordinador de Asuntos Legales de la Secretaría de Cultura, consideró que "la Secretaría está buscando con entusiasmo y sinceridad una solución, pero varios de los reclamos de la orquesta los tienen que manejar en paritarias, y de hecho se está haciendo, cosa que a ellos mucho no les convence porque allí deben atenerse al gremio mayoritario que es UPCN (Unión de Personal Civil de la Nación) y ellos responden al Sadem (Sindicatos de Músicos) que es minoritario."

Por el nivel que exige la dificultad del repertorio y la rotación de las obras que lleva adelante la Sinfónica, sus miembros históricamente percibían una remuneración mayor que los otros organismos musicales del Estado, algo que desde enero último varió porque se equipararon sus sueldos a los de la Orquesta Juan de Dios Filiberto y se otorgó a ésta un aumento salarial mayor que a la Sinfónica. La OSN recibió sólo el 12 por ciento de ajuste, frente al 57 por ciento, como mínimo, que percibieron los demás organismos. "Son excelentes músicos; eso nadie lo pone en duda, pero no es lo mismo tocar una sinfonía de Mahler que un tango, y te lo digo yo, que también toco tangos", dice Elijovich, quien aclara que no niega ningún aumento a sus colegas de otras agrupaciones, pero dice que defiende la jerarquización que siempre tuvo el trabajo de ellos.

Otro de los reclamos va ligado a la pérdida de la carrera profesional (por decreto de Menem-Cavallo, de 1993), que es un aumento en el sueldo por la antigüedad en la orquesta, por la antigüedad en el cargo, más un aporte para manutención de instrumentos propios. "Hace 13 años que pedimos que esto vuelva y todos los secretarios de Cultura nos lo han reconocido como un derecho, pero nunca pudieron o quisieron implementarlo nuevamente."

Verónica Pagés

Te puede interesar