Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El conflicto por las papeleras: la Argentina y Uruguay se presentaron en el Mercosur

Los cortes de rutas llegaron a un tribunal

Política

Testigos aportados por ambos países presentaron sus argumentos sobre las consecuencias de los piquetes de Gualeguaychú

MONTEVIDEO.- El diferendo más serio de la historia bilateral reciente sumó ayer otro capítulo. Testigos propuestos por la Argentina y Uruguay buscaron fortalecer con datos y anécdotas cotidianas los argumentos de sus países y erosionar la postura del adversario en el caso de la instalación de las papeleras de Fray Bentos.

El eje de la exposición ante el Tribunal del Mercosur de los seis testigos propuestos por la Argentina fue demostrar que, lejos de la omisión que denuncia Uruguay, la administración de Néstor Kirchner tuvo una actitud activa frente a los cortes de rutas de los vecinos que se oponen a las plantas de celulosa, e intentó morigerar el efecto de las protestas que se prolongaron durante todo el verano.

La docena de testigos uruguayos que comenzó a declarar después de las 15.30 y seguía haciéndolo pasadas las 21 se esforzó, por el contrario, en demostrar el perjuicio económico que provocó a este país la interrupción del tránsito en dos de los tres puentes internacionales.

Pese a que el conflicto por la instalación de las plantas de pasta celulósica de ENCE (España) y Botnia (Finlandia) se transformó en uno de los principales temas de la agenda política y mediática de este país, ayer la prioridad informativa pasó por otro lado.

La espesa neblina que mantuvo durante casi todo el día cerrados los aeropuertos de esta ciudad y de Punta del Este no impidió vislumbrar por dónde pasan las prioridades del gobierno que encabeza Tabaré Vázquez. La mirada se dirige al Norte, de modo particular a un cada vez más cercano Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos (de lo que se informa en la sección Economía).

Ese tema y el de las papeleras han sometido a la coalición de izquierda que llevó al poder al médico oncólogo a zamarreos cada vez más intensos. Las críticas más fuertes hacia la postura de Vázquez en ambas cuestiones surgen de las entrañas del oficialismo y hasta generan veladas amenazas de renuncia de algunos de los funcionarios más importantes del gobierno.

El escenario del "juicio por las papeleras en el Mercosur", como todos llaman a la demanda de Uruguay contra la Argentina por supuesto incumplimiento del Tratado de Asunción, es el edificio en el que funcionan las oficinas administrativas del bloque, frente a la rambla montevideana.

A las 10, en una de las salas de la planta baja, alrededor de unas mesas dispuestas en forma de U, el tribunal ad hoc (integrado por un árbitro uruguayo, José María Gamio; uno argentino, Carlos Barreira, y uno español, Luis Martí Mengarro) empezó a escuchar los testimonios argentinos.

La confidencialidad es tal que, una vez que declaran, los testigos deben abandonar la sala y no pueden tomar contacto con el resto de la delegación hasta que se haya completado el proceso.

Como cuando llegó el momento de defender una tesis, los representantes de ambas naciones buscaron ayer fortalecer sus respectivas posiciones. Para eso apelaron al testimonio de funcionarios, técnicos, comerciantes y vecinos.

Los elegidos de la Argentina

La Argentina eligió al titular de la Aduana, Ricardo Echegaray; al presidente de la Comisión Sindical del Transporte del Mercosur, Raúl Cuence; al titular de la Cámara de Transportistas, Aníbal Oszust; al economista y especialista en comercio exterior Dante Sica (secretario de Industria durante la presidencia de Eduardo Duhalde); a Alejandro García, de la Secretaría de Turismo, y a Jorge Campañá, un integrante de muy bajo perfil de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú .

La duración de las exposiciones osciló entre 20 minutos y media hora, y luego de las preguntas de los representantes oficiales de la Argentina, los testigos respondieron a cuestionamientos de la parte uruguaya. Los miembros del tribunal no hicieron consulta alguna, según supo LA NACION.

El testimonio de Echegaray, jefe de la Aduana, resume el corazón de la argumentación argentina.

"La logística aplicada por la Dirección General de Aduanas de control, coordinación y redireccionamiento de los medios de transporte permitió que, pese a los cortes de los puentes internacionales, el comercio bilateral se incrementara en un 33% entre enero y mayo de 2006 respecto del mismo período del año pasado. Las importaciones procedentes de Uruguay crecieron un 14,5% y los envíos desde la Argentina aumentaron un 27%", dijo el funcionario, con datos del Indec.

Aunque en la actual demanda Uruguay sólo menciona tangencialmente el daño económico -hacen una evaluación que ronda los 400 millones de dólares-, una resolución favorable en esta instancia habilitaría el camino para un futuro reclamo de resarcimiento económico ante el Mercosur.

Hoy por la mañana será el turno de los alegatos. Será la última oportunidad para que los representantes oficiales de cada país convenzan al tribunal de su postura. Los árbitros tienen tiempo hasta el 7 de septiembre para dar a conocer su decisión, pero todo indica que ello ocurrirá este mes.

La historia de desencuentro entre dos países históricamente unidos parece tener reservados varios capítulos más.

Más seguridad

  • MONTEVIDEO.- Según lo establece el reglamento, las sesiones del tribunal son cerradas. Lo que no figura en ningún lado pero se verificó de modo claro ayer fue el fuerte operativo de seguridad que rodeó al edificio del Mercosur. Restricciones al tránsito en la zona del Parque Rodó, el despliegue de varios efectivos policiales y los estrictos controles de ingreso al sitio cambiaron el habitual panorama de esta apacible ciudad.
Por Florencia Carbone Enviada especial
TEMAS DE HOYAmado BoudouEl cepo cambiarioMariano BeneditElecciones 2015La relación EE.UU. - Cuba