Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Debate en el Senado: sancionó la nueva legislación

Regulan las cirugías anticonceptivas

Información general

Obliga a hospitales y sanatorios a realizar vasectomías y ligaduras de trompas de Falopio sin gastos para el paciente

Por   | LA NACION

El Senado sancionó esta madrugada la ley que crea el régimen del derecho personalísimo sobre el propio cuerpo, eufemismo que habilita a los profesionales médicos y al sistema de salud público y privado a realizar, sin cargo para el paciente, las prácticas quirúrgicas de anticoncepción conocidas como ligadura de trompas de Falopio y vasectomía.

El debate enfrentó a dos posturas irreconciliables: por un lado, la defensa del derecho de las personas a disponer de su propio cuerpo y a planificar su familia según sus gustos y posibilidades; por el otro, los cuestionamientos éticos y religiosos ante una práctica que es equiparada con el aborto y que puede abrir la puerta a la aplicación de políticas de control de natalidad en sectores de bajos recursos.

Hasta ahora, para lograr una intervención en un hospital público, una mujer o un hombre debían interponer un recurso ante la Justicia, y sólo se lo practicaban por expresa indicación médica si el juez lo requería. En tanto, en obras sociales y en empresas de medicina prepaga la intervención tampoco estaba contemplada, pero en muchos casos se practicaba en forma privada, sin intervención judicial.

Con la aprobación de la ley, la realización de estas intervenciones ya no necesitará de autorización del cónyuge y las instituciones médicas estarán obligadas a practicarlas, aunque los médicos y sus auxiliares podrán oponer cuestiones de conciencia.

La iniciativa fue aprobada por 35 votos positivos (contaron especialmente los del oficialismo) contra 9 negativos. El interés del kirchnerismo quedó demostrado con la presencia en el recinto del ministro de Salud, Ginés González García. Por el contrario, fue llamativa la ausencia de Alicia Kirchner, titular de la Comisión de Salud, que fue cabecera del tratamiento del tema.

Lanzado el debate, los miembros informantes del bloque oficialista, Nicolás Fernández (Santa Cruz) y Silvia Gallego (La Pampa), se preocuparon por destruir los argumentos contrarios a la ley. Así, Fernández, titular de la Comisión de Legislación General, pidió "eliminar el velo de la hipocresía" porque "no podemos negar que los sectores de mayor poder adquisitivo tienen acceso a estas prácticas".

Además, destacó que esta ley "lo único que hace es respetar preceptos constitucionales" y que hacer lo contrario "sería ir en contra de derechos personalísimos".

Gallego, presidenta de la Comisión de Desarrollo Humano, negó que ésta fuera "una ley de política demográfica o que les imponga a los ciudadanos una práctica esterilizante".

La ley habilita a los médicos a realizar prácticas quirúrgicas de esterilización -modifica la ley de ejercicio legal de la medicina- y establece que deberán hacerse de manera gratuita en el sistema de salud público y también en el privado, ya que quedarán incorporadas al Plan Médico Obligatorio (PMO), que establece las prestaciones mínimas básicas del sistema de salud.

Informe Kissinger

Desde el radicalismo, la rionegrina Amanda Isidori sostuvo: "Estamos evitando una realidad que nos golpea todos los días: a embarazo no deseado, hijo no deseado, y a hijo no deseado, vida lastimada". Más allá de eso, la legisladora negó que la ligadura de trompas o la vasectomía fueran "un método de esterilización" y que, "aun si lo fuera, no podemos negarles a nuestros ciudadanos su derecho a elegir".

La primera voz disidente fue la de la puntana Liliana Negre de Alonso (PJ). Esta activa militante católica aseguró que existen "experiencias nefastas" de aplicación de este tipo de leyes y recordó un antecedente: el informe Kissinger que, en Estados Unidos, estableció en 1974 que el crecimiento demográfico ponía en riesgo la capacidad de alimentación mundial y recomendaba para países como México políticas de esterilización quirúrgica.

Sumaron sus críticas el cordobés Carlos Rossi (Partido Nuevo) y la bonaerense Hilda González de Duhalde. El primero se mostró indignado porque no podía concebir que "una niña, por sólo tener la mayoría de edad, pueda ser mutilada de por vida" y destacó que se está habilitando a realizar en forma gratuita un procedimiento irreversible. "Esto no es ni Suecia ni Canadá; en la Argentina no se puede revertir la ligadura de trompas", advirtió.

Qué dice la nueva ley

  • Autoriza a las personas mayores de edad a realizarse prácticas quirúrgicas de contracepción denominadas ligaduras de trompas de Falopio y vasectomía.
  • Estas intervenciones serán realizadas de modo gratuito por todos los agentes del sistema de salud, incluídas obras sociales y empresas de medicina prepaga.
  • La operación se realizará ante el pedido del interesado, que deberá dar su consentimiento.
  • No se requerirá autorización del cónyuge, conviviente o autorización judicial para solicitar la práctica. Sólo deberán contar con autorización legal las personas declaradas incapaces por la Justicia.
TEMAS DE HOYConsejo de la MagistraturaLa relación EE.UU. - CubaEl caso Mariano BeneditElecciones 2015