0

La "nueva" obra de Antonio Vivaldi

Se trata del tercer "Dixit Dominus"
0
15 de agosto de 2006  

Con el patrocinio de la Fondazione CINI - Instituto Vivaldi di Venezia y la producción de Susana Moncayo, se llevará a cabo hoy, a las 20.30, en la Basílica de San Francisco, de Alsina y Defensa, con entrada libre y gratuita, el estreno en Buenos Aires de una partitura de Antonio Vivaldi, recientemente descubierta por la investigación musicológica, un hecho de gran interés. Se trata del nuevo "Dixit Dominus", salmo escrito por el compositor alrededor de 1732 que fue desconocido hasta el año pasado, tiempo en el que la partitura fue encontrada en Dresde, en un hallazgo histórico con pocos precedentes.

Como el maestro Francisco Fanna dirigió el estreno italiano y ahora se encuentra en Buenos Aires para ofrecerlo en la Argentina se tomó contacto con él, quien con gentileza aportó algunos datos de interés.

"Me siento muy feliz de estar aquí. Buenos Aires es un centro musical de indudable importancia y tener el privilegio de ofrecer la obra, además de un programa completo dedicado a Vivaldi, me llena de orgullo", dice.

-¿Cómo se ha logrado en tan corto plazo hacer la preparación musical?

-Con mucho esfuerzo y dedicación, pero fundamentalmente por la idoneidad de los conjuntos. El instrumental la Barroca del Suquía, que fue preparado por Manfredo Kremer, que es un especialista en la materia y un músico de gran profesionalismo, y el coro Grupo de Canto Coral, que tiene al frente a un excelente director como es Néstor Andrenacci, que también estuvo preparando con tiempo la obra. A ello se agregan solistas vocales muy idóneos, de tal modo que al reunirnos en los ensayos, ya eran de carácter general y los resultados de mis indicaciones se cumplieron sin sobresaltos. Ahora sólo estamos a la espera del tenor inglés que debe estar arribando en estos momentos.

-¿Puede explicarnos algunas características de la composición?

-Con gusto y placer; es el Dixit Dominus, una obra muy hermosa, cuyas esfumaturas suenan galantes y con detalles diversos que parecen apuntar al Vivaldi más tardío, que mantiene vivo el interés del compositor por el idioma contrapuntístico, sumando el atractivo del novedoso estilo vocal florido a cuyo auge habían contribuido los compositores napolitanos. Es interesante como concluye este tercer Dixit con un final que probablemente sea el mejor que escribió Vivaldi, amplio y fugado, fascinante desde el punto de vista armónico y tonal, y sumamente atractivo desde el punto de vista sonoro.

-Entonces, ¿qué espera de la ejecución del martes en San Francisco?

-Que la creación cautive a los asistentes y que el marco del templo provoque una profunda concentración y también agrado espiritual. Bien se sabe que la música de Vivaldi es directa, grata y que cautiva de inmediato y esto ocurre en todos los géneros que cultivó, tanto el vocal como el instrumental, el sacro o el profano.

-¿Se puede hacer un poco de historia sobre el hallazgo?

-Sí, este reciente descubrimiento del tercer Dixit Dominus, compuesto como los dos precedentes en la tonalidad de re mayor, se debería considerar entre las más significativas revelaciones vivaldianas de los últimos ochenta años. La misma tuvo lugar hace algunos meses a instancias de la experta Janice Stockigt, que se apercibió de las peculiaridades vivaldianas de la obra en el curso de una revisión de las fuentes del repertorio vocal compuesto para la capilla musical de la corte de Sajonia, en la ciudad de Dresde.

-¿Cómo es que se está seguro de la autoría?

-Porque desde el primer momento y con los documentos a su alcance Michael Talbot, acaso el más autorizado musicólogo vivaldiano, reconoció de inmediato como ciertas y fundamentadas las evidencias de que Antonio Vivaldi era el compositor aportadas por la mencionada estudiosa Stockigt, juicio que luego fue confirmado nada menos que por el Comité de Ediciones del Instituto Antonio Vivaldi.

-¿Qué características tiene la composición?

-Esta partitura pertenece a un grupo de cuatro creaciones, cantidad que obviamente podría incrementarse en un futuro no lejano, atribuidas a Baldassarre Galuppi que se encuentran en la Biblioteca de la Universidad de Dresde, en Alemania, ciudad que había incorporado a su patrimonio muchas partituras como parte de un amplio encargo de música vocal sacra. De ahí que conocerla es muy instructivo y apasionante. Espero que la gente que concurra reciba con agrado esta obra del inmortal Antonio Vivaldi.

Programa e intérpretes

El programa completo dedicado a Vivaldi estará conformado por la siguientes obras: "Laetatus sum", Salmo 121 para coro a cuatro voces, cuerdas y bajo continuo, RV 607, el "Salve Regina", antífona para soprano, violín solo, cuerdas y bajo continuo, RV 617 con la soprano Graciela Oddone y el violín concertino de Manfredo Kraemer. Además, se podrá escuchar el Concierto en Si menor de "L Estro Armonico" para cuatro violines, cuerdas y bajo continuo con Manfredo Kraemer, Graciela Chamale, Hebe Asrin y Pablo López en calidad de solistas.

Posteriormente, se ejecutará el "Stabat Mater", himno para contralto, cuerdas, bajo continuo, RV 621 con la actuación de la contralto Susanna Moncayo y por fin el anunciado y novedoso "Dixit Dominus", salmo en Re mayor, para dos sopranos, un contralto, dos tenores, coro a cuatro voces, dos oboes, trompeta, cuerdas y bajo continuo, RV 807 en el que participarán las sopranos Graciela Oddone y Dolores Ibarra, nuevamente Susana Moncayo y los tenores Ian Honeyman (Londres) y Osvaldo Ledesma, el Grupo de Canto Coral, preparado por Néstor Andrenacci, y como se dijo el conjunto La Barroca del Suquía que fuera preparado como es habitual por Manfredo Kraemer con instrumentos de época.

Se recuerda que el concierto se realizará en beneficio de la Red Nacional de Intervenciones Tempranas del Hospital de Pediatría Prof. Dr. Juan P. Garrahan, para la que se solicita la donación de ropa, zapatillas y juguetes.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios