Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fashion Buenos Aires

Creaciones argentinas en cinco días a full. El verano, ya

Jueves 14 de septiembre de 2006

Pablo Ramírez Chic teatral, en negro, natural y piel

La 12° edición de Fashion Buenos Aires arrancó en la pasarela de autor. La inauguró Pablo Ramírez con un desfile bien teatral. Una vez más el negro dominó interrumpido por unos pocos toques de color en natural y piel. La silueta osciló entre la generosidad de faldas vaporosas en tul y la languidez de soleros en satén. Todo, en líneas puras, limpias, sobrias y con inmejorable trabajo de frunces, tablas, pinzas, enaguas. "Una colección inspirada en una especie de novicia romántica, virginal, melancólica", resumió el diseñador. Un dato, en faldas y pantalones el tiro sube y supera por varios centímetros la cintura real. Carmen Yazalde, Mariana Arias, Carola Reyna, Nequi Galotti, en rigurosa primera fila.

Paz Alvarez Menéndez Vivir el hoy sin olvidar el ayer

A.Y. not dead
A.Y. not dead.

Romántica y moderna. Dos palabras ideales para definir la propuesta de Paz Alvarez Menéndez. Lo más fuerte, vestidos y faldas con mucho detalle, en cortes que van desde la línea globo hasta la clásica A. Lentejuelas, apliques y nudos, recursos para realzar polleras y pecheras en colores brillantes. Completan los equipos tapados 7/8 en shantung.

Pesqueira TM Naturalmente, recuerdos de los años 60

Menos aniñada, pero coherente con su estilo, la propuesta de Valeria Pesqueira refleja su entusiasmo por las artes plásticas trasladadas a prendas de líneas cómodas y versátiles.

Con gigantografía de un bosque y una ventana para espiar el living de una casa ultramoderna, presentó remeras con estampas hiperrealistas de escenas de los años 60, paisajes montañosos, y dibujos de osos y conejos (a cargo de los artistas Diego Gravinese y Zeki de San Pablo) junto con vestidos strapless, minicamperas con botones gigantes, enteritos, faldas balloon supercortas, tops con breteles trenzados, chaquetas de líneas curvas, pantalones chupines y polleras con lazos. Los prints, bien distintos y superpuestos: rayas navy, flores, hojas, cuadros escoceses y lunares. Vale mezclar a piacere.

Spina Para hombres poco convencionales

Canastitas con frutas, flores y una calavera colorida de papel maché para la gente de primera fila fue el prólogo de la presentación de Spina, inspirada en la celebración mexicana del Día de los Muertos, aunque con pocos elementos de la cultura azteca.

Lejos de la rigidez de la sastrería tradicional, la firma de ropa masculina propone desarmar la moldería para reconstruirla destacando detalles puntuales. Géneros de distinto tipo y textura se asocian en solapas de sacos rectos; hay bolsillos destacados con vivos y presillas de colores contrastando con la paleta neutra de los pantalones.

Trajes y ambos de líneas retro se llevan con camisas en tonos brillantes: naranja, amarillo, verde y turquesa, o remeras con bordados de flores y patch de estampas. Sólo para hombres detractores de las convenciones.

Tramando Hacia el Altiplano más sofisticado

Puntadas ingeniosas y llenas de matices las de Martín Churba, que tramó su colección Bajo Flores en homenaje a la inmigración boliviana instalada en ese barrio.

Siempre experimentando con diferentes procesos textiles, recupera elementos tradicionales del Altiplano y los mezcla con el arte pop, generando nuevas formas y texturas.

Así, interviene los típicos aguayos policromáticos y las polleras floreadas de las cholas para transformarlos en strapless con bolsillos, blusas de seda, minis con vuelo o sobrefaldas con laminados metalizados. Todo se combina con las estampas inspiradas en la obra del artista Gary Hume, en remerones y vestidos con cuello de macramé.

En otra línea más ergonómica y de silueta holgada, propone soleros envolventes de gasa plisada en distintas direcciones y vestidos cortos en géneros mórbidos con collares de múltiples cordones. Urbanos y con toque net, pantalones chupines y chaquetas con apliques engomados. Aplausos al por mayor de una sala repletísima.

Cora Groppo La originalidad de las formas, la distinción del vestido

Un, deux, trois, y en a un de trop, c est pas toi c est l autre (un, dos, tres, hay uno de más, no sos vos, es el otro...) La voz de la cantante francesa Camille abrió paso a la propuesta de Cora Groppo, que sorprendió con sus mujeres femeninas y arrepolladas.

A partir de su trabajo con las texturas y el volumen, surgieron repollos -tiras de tela fruncidas y enrolladas- que planta en distintos lugares de las prendas para crear efectos variados y originales. Brotan en vestidos cortos y vaporosos de gasa o jersey de seda, en ruedos y escotes de soleros, en chupines de gabardina elastizada o como jabots en camisas de moldería irregular. Además, explora la superposición de volados y pliegues en direcciones asimétricas. Su paleta tradicionalmente neutra -negro, blanco, azul, carne, tostado, crudo- admite algo de colorado y pinceladas de amarillo.

Flavia Martini Con estilo, el estampado y la tendencia

Siempre con la silueta femenina en primer plano, su verano mezcla toques de tendencia con prendas clásicas para poder usar durante varias temporadas.

Su sello son los estampados, inspirados en dibujos japoneses de la década del 30 y en el art déco, que se traducen en flores, ramas y pájaros en blusas con frunces, vestidos de géneros mórbidos y chaquetas cortas de líneas sueltas.

De estilo más casual, las polleras con tablas grandes, los tapaditos de lino cortos y entallados, los pantalones angostos y los sacos de punto con lazo en colores piel, blanco, negro, habano, camel, celeste sucio y menta. Bien románticos, los apliques calados que se trepan a ruedos de faldas de cintura alta o a escotes de tops. Una propuesta comercial y ponible que apuesta a lo seguro.

Laura Driz Acerca del maíz hecho estampa y del juego de volúmenes

Con un guiño a lo regional, Laura Driz reinterpreta las tipologías del norte argentino para su verano vaporoso y romántico con detalles urbanos.

Su colección de perfil autóctono incluye el desarrollo de una estampa inspirada en el maíz, que alterna con géneros lisos y multiplica en vestidos de seda, chiripás, babuchas y chaquetas amplias.

Juega con el volumen y las formas en conjuntos relajados y superlivianos de broken twill con tablas anchas, faldas y blusas etéreas de voile y gasa lisa o plisada combinada con galones de satén en una paleta lavada en distintos matices de beige, crudo, gris, nude y blanco. La línea más sport da lugar a enteritos de cintura elastizada, bermudas con botamangas fruncidas y chalecos de denim gastado.

Fotos: Gustavo Seiguer, Julián Bongiovanni y Soledad Aznarez

COBERTURAS: Pesqueira TM, Spina, Cora Groppo, Flavia Martini, Tramando, Laura Driz, Juana de Arco, Posse, Nadine Zlotogora y Class Life, Maricruz Luzar . Pablo Ramírez, Paz Alvarez Menéndez, Vicki Otero, Benedit Bis, Kostüme, Kukla, Veroivaldi y Mariano Toledo, Paula Cipriani . Rapsodia, Mariana Dappiano, María Pryor, Unmo, María Cher y Rubén Campos, Gabriela Cicero . Jeans Makers, Andrea Salgueiro. Hermanos Estebecorena, A.Y. not dead, Ffiocca, S-Mode y Cecilia Gadea, Delia Alicia Piña .

Te puede interesar