Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fashion Buenos Aires IV

Apuestas personales e interpretaciones retro

Jueves 14 de septiembre de 2006

Veroivaldi Al extremo, formas globo y asimetrías

Como si se tratara de un gran regalo para los presentes, la colección de Veroivaldi multiplicó moños y cintas en todos los diseños. Hubo algunos muy voluminosos con faldas globo exageradas, y lánguidos también, al mejor estilo camisolín, con cuellos sorprendentes.

El ruedo irregular, una constante en los vestidos más vaporosos, que se vieron con todo tipo de escote: desde el V bien profundo hasta el mao, y strapless. Todos, con profusión de detalles de alforzas, frunces y plisados. En menor medida, pantalones en líneas muy pegadas al cuerpo para llevar con blusas holgadas de mangas farol. Gasa, rib de viscosa, poliéster, organza y seda, algunos de los géneros que le dieron forma a esta propuesta que jugó y ganó con las exageraciones.

Benedit Bis Sí o sí, vestidos, más estampas años 50

Explosión de color y mix de estampados, temas fuertes de Benedit Bis, que una vez más hizo pie en la pasarela con preferencia por los vestidos, para el día y la noche. Bien años 50, los estampados incluyeron rayas en todas las direcciones, floripondios y más flores, ópticos y galones coloridos para faldas évasées, otras con multivolados, gajos, quillas y ceñidas al cuerpo, más pescadores de jean y lúrex, blusas románticas de muselina, y tops con puntillas y encajes. Música country y algún rock and roll, los ritmos que acompañaron esta propuesta ecléctica.

Kukla Otra mirada a los 80, y las proporciones, replanteadas

Bien de tendencia, Kukla desembarcó más ochentosa que nunca. Con una silueta que se expande en la parte superior y se afina hacia abajo, incluye remerones para llevar con calzas, chupines y polleras tubo, y enteritos de jean, ese clásico de entonces. Los corsets también asoman, siempre en versiones cancheras y más bien sport, aliados con shorts y faldas tableadas.

Más romántica, la línea de broderie, con blusas de corte imperio, otras con corbatín, y faldas tableadas. Todo, en tonos vibrantes y con estampas caribeñas.

Unmo Buenas Ondas y buen diseño

Menos futurista que otras temporadas, Marcelo Ortega sorprende con una colección que, además de ser conceptual, es fácil de usar a cualquier hora y en cualquier lugar. Con tres colores, negro, colorado y blanco, alternados en diferentes geometrías, propone vestidos en telas livianas y adherentes (modal y algodón), que levantan vuelo a la altura de la cadera. En varios modelos, el colorado es el encargado de destacar detalles, como posteriores de cuellos o líneas en la cadera. Para hombres, remeras imitando las formas del sonido; de ahí, Ondas, nombre de la colección. Hasta hubo una movida de ondas en vivo, gracias a un músico con impermeable colorado y un theremin, instrumento musical creado en la Rusia de los años 20, que sonaba con sólo hacer ondular las manos en el aire.

Sacos entallados, trenchs blancos, jeans intervenidos, pantalones de raya ancha, musculosas, así como vestidos de noche más sofisticados, componen una colección que se completa con zapatos de charol para ellas, y botines colorados para ellos. Urbana, actual y bien pensada.

Te puede interesar