Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Quejas en España por el peso mínimo para las modelos

La iniciativa provocó un escándalo en un gran desfile

Miércoles 20 de septiembre de 2006
SEGUIR
LA NACION

MADRID.- Con un escándalo de esos que dan que hablar, la moda española terminó por salirse con la suya y dar la talla.

Lo hizo con una controvertida decisión de poner freno a la extrema delgadez de las modelos de alta costura, a las que, lisa y llanamente, empezó a pesar una por una -cual boxeadores antes de la pelea- y prohibió desfilar si, por estar muy delgadas, no alcanzaban el porcentaje de "masa corporal" exigido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Todo ocurrió en la llamada Pasarela Cibeles, la cita que, cada dos años, congrega a diseñadores españoles y que impuso un mensaje en el rubro salud. De hecho, en Gran Bretaña y en Italia ya hay quienes quieren seguir la misma política.

"Es un paso muy importante para terminar con el ejemplo que asocia belleza con delgadez y que, año tras año, lleva a que muchos adolescentes caigan en las garras de la bulimia y la anorexia", dijo la presidenta del gobierno regional madrileño, Esperanza Aguirre, promotora de la iniciativa.

Pero las directamente involucradas no lo vieron con tanto entusiasmo. "Me molesta que me pesen como si fuera un objeto", dijo una de ellas. "Que me perdonen, pero estar flaca no es estar enferma", se atajó otra. Y una tercera expresó: "Con esto parece que quieren decir que la culpa de la anorexia es nuestra cuando, en realidad, es de las madres que no prestan atención a sus hijos".

En cambio, aplaudieron la iniciativa médicos y asociaciones de lucha contra las enfermedades de desorden alimentario. "Medidas como ésta deberían ser un ejemplo para otros desfiles de moda en todo el mundo", sintetizó la Asociación Española de Pediatría (AEP).

La vara de "masa corporal" que se impuso como mínimo, y que mide el peso de una persona según su estatura, es del 18%. Dicho de otro modo, para una estatura de 1,75 metros, no puede pesarse menos de 56 kilos. La historia detrás de bambalinas, asegura que no menos de cinco modelos quedaron descartadas por no dar el peso.

"Lo que queremos son modelos con expresión de salud y no esqueletos que caminan", argumentó, Leonor Pérez Pita, directora de la muestra y, ahora también, de la balanza. "La moda es el espejo en el que se ven muchos jóvenes que luego quieren imitar a las y a los modelos que pisan la pasarela", dijo la viceministra de Economía e Innovación del gobierno regional, Concha Guerra.

"Todo esto es un disparate que sólo busca rédito político", trinó, a su vez, la directora de una de las principales agencias de modelos.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.