Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Pasajeros incendiaron vagones en Constitución

Reaccionaron de esa forma por la cancelación de servicios

Jueves 21 de septiembre de 2006

Un grupo de pasajeros de la línea Roca incendió anoche un vagón del tren que los llevaría desde la estación Constitución hasta Glew, indignados por el anuncio de la cancelación del servicio, tras casi dos horas de haber esperado su salida sin recibir información alguna por parte de la empresa.

Al cierre de esta edición, pudo saberse que por lo menos cuatro hombres permanecían demorados en la terminal de la línea explotada por Metropolitano, sospechados de haber encendido el fuego, mientras centenares de frustrados usuarios elevaban sus quejas a los gritos por las malas condiciones en las que -denunciaron- suelen viajar.

El incendio, que comenzó entrada la noche en el andén 4, según testimonios recogidos por LA NACION en el lugar, no provocó víctimas. Así lo confirmaron anoche voceros del SAME.

El interior del vagón que resultó completamente quemado por un grupo de pasajeros
El interior del vagón que resultó completamente quemado por un grupo de pasajeros. Foto: Marcelo Omar Gómez

Una versión que circuló pasada la medianoche respecto de que tres usuarios habían sido internados fue desmentida por esa fuente.

Voceros de Metropolitano, en tanto, informaron a la agencia DyN que los trabajadores de la línea Roca habían realizado un paro durante la tarde, en solidaridad con un maquinista que prestaba declaración testimonial por los violentos incidentes entre hinchas de los clubes de fútbol Quilmes y Claypole (sobre lo que se informa en LA NACION Deportiva).

Sin embargo, anoche en la terminal los pasajeros se quejaban porque la empresa no había suministrado dato alguno sobre la causa de las demoras que, finalmente, provocaron la ira de los pasajeros.

"Yo estaba en el vagón incendiado. El servicio había sido anunciado para las 20.30, pero estuvimos esperando sin novedades hasta pasadas las 22. Entonces, anunciaron que el tren no salía y un grupo de pasajeros empezó a decir: «Bajen, bajen, que vamos a incendiar el vagón»", relató a LA NACION Patricia Castro, cuando ya era cerca de la medianoche y aún no sabía cómo regresaría a su casa, en Remedios de Escalada.

Mientras tanto, por lo menos tres dotaciones de bomberos efectuaban maniobras en los andenes de la estación Constitución, luego de haber logrado apagar las llamas, que alcanzaron a todo el último vagón y a un sector del segundo coche.

Del operativo también formaban parte decenas de efectivos de la Guardia de Infantería, que custodiaban a los detenidos, por un lado, y a los enojados pasajeros, por el otro.

"Esto iba a pasar algún día. Todos los días los trenes tienen algún problema. Venimos de trabajar y queremos llegar a casa. La gente se cansó. Estamos hartos", se quejaba Marcelo, que necesitaba viajar hasta Adrogué. Para entonces las paradas de colectivos estaban repletas de gente.

Marcelo, al igual que Olga Flores, otra usuaria del Roca, protestaban al cierre de esta edición, porque la empresa no les había brindado información sobre cuándo volverían a funcionar los trenes.

Te puede interesar