Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Gualeguaychú le dijo adiós a ENCE con una masiva marcha

Política

Una caravana de diez kilómetros de largo llegó hasta el puente internacional

GUALEGUAYCHU.- Miles de vecinos de esta ciudad formaron una caravana de casi 10 kilómetros de autos, motos y bicicletas para celebrar la cancelación del proyecto de la pastera española ENCE en Fray Bentos y reclamar que la finlandesa Botnia adopte la misma actitud.

Con sus banderas argentinas y entrerrianas en alto, los asambleístas colocaron sus autos en doble fila desde las 14 en la ruta internacional 136 y dificultaron el tránsito entre esta ciudad y Fray Bentos hasta las 17.30, cuando emprendieron el retorno a la ciudad.

"Gualeguaychú está sola, por más que leamos en los diarios que el Gobierno va a hacer tal o cual cosa. Seguimos insistiendo en la pasividad de nuestro gobierno nacional y [lamentamos] el agravio que hemos recibido por parte del gobierno de la provincia [por los folletos de promoción forestal distribuidos hace pocos días en Gualeguaychú]", dijo el asambleísta Juan Carlos Barrios.

En el momento central de la caravana, el asambleísta Juan Veronesi gritó: "Que se vaya Botnia de Fray Bentos, que entiendan los poderosos del mundo que no los queremos en ninguna parte de América latina, donde pretenden instalarse con mucho dinero para llevarse nuestra materia prima y dejarnos la miseria", tras lo cual advirtió: "Nadie va a aflojar en la cuenca del río Uruguay hasta que se vayan definitivamente".

Para Osvaldo Moussou, "fue la marcha de autos más importante que hemos tenido". "La gente festeja lo de ENCE, es un festejo y una advertencia de que seguimos la lucha. La caravana es un mensaje a Botnia, diciéndole que le va a pasar lo mismo que a ENCE, y a Tabaré [Vázquez] y a [Néstor] Kirchner, que acá tienen un pueblo de pie y que no va a ser fácil esquivar los reclamos del pueblo", agregó.

Moussou dijo que la Asamblea insistirá ante el presidente Kirchner en la necesidad de limitar el tránsito de camiones que proveen a Botnia de materiales y de equipos.

"Están engañados"

Miguel Pérez, que siempre estuvo entre los asambleístas que permanecieron durante meses en el corte de la ruta 136, se mostró exultante: "Esto es volver adonde nació al mundo el grito de Arroyo Verde; no queremos que desde allá [Uruguay] nos digan cómo debemos morir nosotros y nuestra descendencia. El gobierno nacional debe entenderlo: acá hay que cerrar la frontera, es la única forma. El pueblo uruguayo está engañado, las megaempresas contaminan con las cámaras de Hitler".

Guillermo Rivollier apuntó al bolsillo de las multinacionales: "Estamos en una campaña para enviar 300.000 correos electrónicos a los responsables del financiamiento de las pasteras; queremos dejarles la sensación bien marcada de que la pelea es en serio y de que no la vamos a abandonar. Que los bancos sepan que están haciendo una mala inversión al otorgar esos créditos porque son créditos de alto riesgo".

Para Rivollier, "Botnia sigue provocando" porque creyó que el pueblo de Gualeguaychú se iba a cansar. "Ahora lo de ENCE nos da más fuerza, porque si sacamos una, vamos por la otra. Pensamos que si podemos postergar los créditos será un golpe muy importante para Botnia. Este no es el lugar, no hicieron la consulta con los vecinos. ¿Cuánto ganó Gualeguaychú con la ida de ENCE? Más del 20% de la lucha, porque en esto va mucho lo anímico y fue una inyección de ánimo", añadió.

Algunas de las canciones que los asambleístas repitieron por los altoparlantes resumían la voluntad de los manifestantes: "Gualeguaychú se puso de pie/no te tenemos miedo Tabaré Kirchner si sos tan bueno/llevalas al Perito Moreno", se oía.

La vecina Norma González, por su parte, leyó un documento en el que se afirmaba que la Asamblea nunca aceptará que el Banco Mundial otorgue créditos a las pasteras y que nunca se dará a ENCE y a Botnia la licencia social porque omitieron consultar a Gualeguaychú.

Los vecinos pidieron que se suspendiera el dragado del río Uruguay hasta que se resolviera la controversia y advirtieron que usarán la ruta 136 "cuantas veces sea necesario" y en la forma en que lo consideren conveniente hasta que Uruguay cese de perjudicarlos con ENCE y Botnia. En la ruta se leían carteles que adelantaban la próxima campaña de la Asamblea contra las vacaciones de argentinos en Uruguay.

Viajeros molestos

Algunos viajeros que circulaban de Uruguay hacia Buenos Aires expresaron su disgusto por la forma en que se desarrolló la caravana.

Sergio y Mariel, un matrimonio de la Capital Federal, habían visitado a sus parientes en Montevideo y regresaban con sus dos hijas. "En verano no pudimos visitar a nuestros familiares por los cortes y ahora creemos que podrían hacer la caravana por un carril para no molestar el tránsito", sintetizó Sergio, mientras esperaba con su auto estacionado junto al puente de Arroyo Verde y veía pasar centenares de vehículos.

Otro viajero, Javier de León, dejó a su hija en la ciudad de Mercedes, Uruguay, y reconoció que adelantó diez horas su regreso a Buenos Aires para no quedar varado como consecuencia del corte de ruta del pueblo de Gualeguaychú. .

Por Daniel Tirso FiorottoPara LA NACION
TEMAS DE HOYEl caso CicconeMundial de ClubesElecciones 2015San Lorenzo de AlmagroReal Madrid