Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Continúa la polémica por los dichos de Bonafini sobre Julio López

Elisa Carrió consideró un "horror" las expresiones de la titular de Madres de Plaza de Mayo; Tati Almeida dijo que su postura "es muy lamentable"

Sábado 30 de septiembre de 2006 • 12:26

Mientras continúan los operativos de búsqueda en toda la provincia de Buenos Aires para hallar a Julio López, el testigo del juicio a Miguel Etchecolatz, se renovaron hoy las críticas contra la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, que sembró dudas sobre la desaparición del testigo.

La diputada del ARI Elisa Carrió consideró "un horror” las declaraciones de Bonafini, que anteayer, luego de reunirse con el presidente Néstor Kirchner en la Casa Rosada, dijo que no cree en la posibilidad de que el testigo haya sido secuestrado y dijo que existen elementos que lo vinculan con sectores de la policía “que deben ser investigados”.

"Creer que una persona que es testigo clave de un juicio y desaparece, no es desaparecido porque no es militante, es un horror. Quiere decir que hay categorías de personas: los que son como ellos no tienen que desaparecer, los que no son como ellos, pueden desaparecer. Es casi la misma metodología del propio terrorismo de Estado", enfatizó Carrió en declaraciones a FM Aspen.

La candidata a presidente del ARI advirtió que el caso López "es parte de una secuencia" de hechos "generados por el propio presidente" Kirchner, y advirtió que "enmarcarlo solo en ese juicio (contra el ex represor Etchecolatz) es incorrecto". "Hay que enmarcarlo en todo lo que está sucediendo en el país, cuando el Presidente trabaja directamente en operaciones de delación y destrucción con la SIDE", denunció.

Para Carrió, la desaparición de López, de la que hoy se cumplen trece días, "es claramente la violación de los derechos humanos del presente y muestra no sólo una guerra por abajo, sino también de qué modo el Estado no arbitró el más mínimo recaudo para un testigo clave".

Lamentable. Por su parte, la representante de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Tati Almeida, se manifestó hoy "muy preocupada" por la desaparición de López y aseguró que la postura de Bonafini “es muy lamentable”.

"Nosotras estamos muy tristes, nosotras repudiamos que se pretenda cuestionar e investigar a la víctima", señaló.

En declaraciones a radio del Plata, Almeida aludió un comunicado emitido por la entidad en el que solicitan "que el Estado intensifique la protección" de los testigos que deben testimoniar en juicios por violaciones a los derechos humanos "y a los fiscales y jueces" que investigan causas vinculadas a delitos de lesa humanidad.

En tanto, el ex ministro Roberto Lavagna pidió "extremar los recursos" para encontrar a López y advirtió que "la Justicia no debe ser intimidada" y "los testigos deben ser eficazmente protegidos", para lo cual, dijo, los servicios de seguridad no deben distraerse "en controlar a quienes no deben".

Búsqueda. Voceros de la cartera de seguridad indicaron hoy que "son diversos los operativos rastrillaje en distintos puntos de la provincia, siguiendo pistas diversas, pero hasta este mediodía las búsquedas tienen resultado negativo".

Por su parte, Gustavo López, hijo del albañil de 76 años que está desaparecido, confirmó a la agencia Télam que siguen “sin tener noticias de él”.

López, que en julio último testificó contra el ex represor, fue visto por última vez el 17 de septiembre último cuando su hijo lo despidió después de cenar.

En ese momento acordaron encontrarse el lunes 18 para ir juntos a la audiencia de los alegatos del juicio contra el ex represor, pero cuando su hijo pasó por su domicilio no lo halló y nunca llegó a la audiencia.

Te puede interesar