Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Kirchner culpa a los asambleístas por los daños de los cortes

A través de un comunicado, el Gobierno les adjudicó la responsabilidad a los vecinos de lesionar los intereses argentinos; fue tras una reunión entre el Presidente, Alberto Fernández, Busti y Picolotti

Jueves 12 de octubre de 2006 • 12:21

El Gobierno expresó hoy su desacuerdo con el corte que los vecinos de Entre Ríos realizarán entre mañana y el domingo en la frontera con Uruguay y responsabilizó a los vecinos por los daños que la protesta pueda ocasionar a la Argentina en su estrategia frente al conflicto por las papeleras.

Lo hizo a través de un comunicado difundido poco después de que el presidente Néstor Kirchner se reuniera en la Casa Rosada con el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, el gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti, y la secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti.

"Los gobiernos nacional y de Entre Ríos expresan su desacuerdo con la decisión de la asamblea de Gualeguaychú de promover el corte de las rutas que unen nuestro país con Uruguay", sostiene la comunicación oficial que firman el jefe de Gabinete y el mandatario provincial.

Tras insistir en que el corte "contradice los intereses en la posición asumida por la Argentina ante tribunales y organismos internacionales", advierte: "Los daños que ocasione tal accionar a los intereses argentinos correrán por cuenta de quienes así procedan".

Estrategia. Pese a este gesto, el Gobierno, se mantendrá en línea con la postura expresada hasta ahora frente a los cortes de ruta: es decir, no impedir formalmente la protesta vecinal que bloqueará el paso por la ruta 136 que une Gualeguaychú y Fray Bentos ni en la ruta 135, entre Colón y Paysandú desde mañana, a las 14, hasta el domingo, a las 18, en pleno fin de semana largo.

Sin embargo, esta tarde, Picolotti dio una conferencia de prensa en la que pidió a la asamblea que revea la medida. “Le pido por favor a la Asamblea de Gualeguaychú que reflexione sobre la decisión que tomó. La movilización social tiene que seguir, pero realmente la modalidad de corte no es funcional a los intereses del Estado argentino, que son los intereses de los argentinos, que es que Botnia no se instale en ese lugar del río”, sostuvo.

Además, dijo creer que "una marcha es necesaria", pero que se pueden realizar "formas creativas de movilización".

"El corte en este momento es contraproducente a los intereses del Estado argentino, por lo tanto a los intereses de la Asamblea”, repitió.

Te puede interesar