Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La música rioplatense en visión panorámica

Viernes 13 de octubre de 2006
0

Presentación de Visión panorámica , por el flautista Alejandro Santos, con Mariel Barreño en piano, teclados y voz, Gabriel Rivano en bandoneón, Daniel Maza en bajo eléctrico y Diego Alejandro en batería. Con Adriana Ríos en flauta, percusión y voz como música invitada. En el Hall del teatro San Martín. Próximo show: el lunes 30, a las 21, en Notorious. Nuestra opinión: bueno

Uno de los mejores instrumentistas que tiene la escena local en la flauta es Alejandro Santos, que presentó en el Hall del teatro San Martín su nuevo trabajo, Visión panorámica , en el que trata, casi de manera conceptual, la idea de una fusión rioplatense abrazada a una articulación que lo asocia al jazz, sin que por ello predomine este género.

A lo largo del concierto, frente a un público atento que siguió la música sentado en el suelo frente al escenario, las diferentes visiones de este exquisito músico dejaron en evidencia su gusto por la combinación de sabores. Aunque su estilo es cercano a las formas jazzísticas de articulación, su mood se asienta en la música popular; de ahí que su trabajo en este disco sea casi el de un alquimista que reúne diferentes materiales para construir una propuesta personal.

Las composiciones tienen espacios definidos con precisión para las improvisaciones donde surge la concepción jazzística de esta propuesta, no obstante el material se trate de un puñado de canciones, en el que el mensaje tiene como núcleo aires populares.

En "Luna tango", por ejemplo, la introducción es una melodía de líneas abstractas que parece intentar aferrarse a un ritmo, a una intención y es ahí donde juega la calidad de Santos como intérprete. Su música parece ir en busca del bandoneón de Gabriel Rivano, un músico de gran nivel que le puso dirección a esta composición. El trabajo de Daniel Maza en el bajo tanto como el de Diego Alejandro en la batería fueron de un sostén rítmico ágil, con movimiento, y se colaboró fuertemente en la construcción de atmósferas junto con la labor de Mariel Barreña, tanto en el piano como en los teclados.

"Paso a paso" tiene una forma cambiante que va del aire de candombe hacia el funky estilizado, con un interesante solo de Maza, un músico que domina varios lenguajes. El tema tiene un sabor marcadamente de fusión, que le da un tono ochentista.

El grupo sonó con un ensamble correcto, aunque por momentos la sección rítmica pareció dominar el clima. Desde su flauta, Santos trabajó sobre una faz melódica que tuvo aires de zamba, como en "Corte y confección", donde hizo un solo de inteligente variación. Desde un clima imperceptible, trabajó con una melodía que parecía enhebrarse al bandoneón de Rivano, que sonó decididamente lírico en este tema.

El tema "Argumentos" tiene una cadencia que va desde la música ciudadana hasta el samba. Hay como una rara combinación de juegos rítmicos y lo que parece un recorrido lineal tiende a desarrollar una senda sinuosa. La sonoridad diáfana y ágil de la flauta es la que toma el rumbo, seguida por una fuerte base, edificada por Alejandro desde sus tambores.

Se despedirán con un candombe liviano, con Adriana Ríos en la percusión y canto, y en el que Santos volvió a construir un mensaje de atrapante solidez melódica.

Una propuesta de música rioplatense que tiene elementos originales en su concepción y un flautista que mostró un gusto por las variaciones y la expresividad.

César Pradines

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas