Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Llegan obras de Tony Cragg

Sábado 28 de octubre de 2006

Ayer al mediodía, 13 obras monumentales del mundialmente reconocido escultor británico Tony Cragg arribaron a la sala Cronopios del Centro Cultural Recoleta, donde el martes, a las 19, con la presencia del artista residente en Wuppertal, Alemania, quedará inaugurada por primera vez en América latina una muestra suya, posible gracias a las gestiones que hace tres años emprendió el inquieto galerista Daniel Abate.

Además de esas titánicas formas abstractas de texturas manipuladas en bronce, madera y fiberglass, entre otros materiales, que engrosan el patrimonio de los mayores museos de arte contemporáneo del globo, Cragg, de 57 años, galardonado en 1988 con el premio Turner, expondrá hasta el 3 de diciembre medio centenar de dibujos, pinturas y bocetos.

Las obras arribaron a Buenos Aires con un equipo llegado especialmente desde Alemania, presidido por la mano derecha del escultor, John Mc Cormack, y por Enrique Smidt, un tandilense que es también su colaborador. El equipo trabajará durante el fin de semana en el montaje de la muestra y el lunes, el propio Cragg, ayudado por una grúa, dispondrá el lugar exacto para la exhibición de sus piezas.

El desembalaje de las esculturas monumentales de Cragg y la obra Caldero, de 2005, en la sala Cronopios
El desembalaje de las esculturas monumentales de Cragg y la obra Caldero, de 2005, en la sala Cronopios. Foto: Gustavo Seiguer

Nacido en Liverpool y formado en química, a Cragg se lo considera el sucesor de Henry Moore. Expandió las posibilidades de la escultura a partir de un variado repertorio de formas y materiales de desecho que fusionó con otros a partir de sus conocimientos en bioquímica. Aclamado internacionalmente, sus obras se cotizan en millones de euros.

Te puede interesar