0

Grato cierre de un ciclo

0
10 de noviembre de 2006  

Concierto del GCC - Grupo de Canto Coral. Director: Néstor Andrenacci. Programa conformado por obras para coro de Robert Schumann (Alemania 1810-1856), Ernst Krenek (Austria 1900-1991), Jorge Maronna (Argentina 1948), Astor Piazzolla (Argentina 1921-1992) y Cuchi Leguizamón (Argentina 1917-2000). Ciclo Concierto del Mediodía. Organizado por el Mozarteum Argentino, con auspicio de Capsa-Capex, Librería Yenny-El Ateneo, Zurich y Diario LA NACION. Teatro Gran Rex.

Nuestra opinión: muy bueno

La actuación del Grupo de Canto Coral que conduce Néstor Andrenacci es muy corta, y al mismo tiempo atractiva, en razón de un programa variado en cuanto al origen de cada creador, como por la diversidad de los lenguajes musicales de cada trabajo. Ofrecieron desde el hermoso ramillete de Schumann, representativo de la esfera musical académica de mayor jerarquía artística, hasta la de raíz popular, simple, espontánea y distante de aquélla, pero no por ello menos grata y encantadora.

Toda la intensidad lírica de la creación de Schumann, en armonía con los ideales del Romanticismo, el de la descripción de paisajes, poesía y música con la pretensión discutible de dibujar las emociones, surge con afiligranada delicadeza, gracias a la idoneidad de Néstor Andrenacci, músico de calidad, y de su disciplinado conjunto de voces, transparentes y equilibradas: ¡cómo se escucha el rigor de la entonación!

Esa virtud provoca deleite con la entrega de En el bosque , para coro solo en conjunto con las palabras de Eichedorff, que hace como un breve relato de una boda campesina, donde no falta el efecto del eco, ni la dulzura de los sonidos. Luego, en Vida gitana para coro y piano, se pinta una danza en ronda, gitanos que beben y bailan con ritmo sostenido, pero el lenguaje musical sigue siendo delicado. Es que Andrenacci respeta el estilo schumanniano con profundo amor y así culmina con Mayo, amado mes de mayo, donde a partir de ahí el sonido del conjunto llega mejor ensamblado.

Tres coros mixtos , op. 61, de Ernest Krenek, permite conocer algo más del autor de Jonny spielt auf (Jonny toca), la ópera que este año ofreció el Teatro Colón y que tantos interrogantes abrió para con un creador dueño de un catálogo tan abultado como ignorado y donde no faltan publicaciones sobre música moderna y un manual que trata el sistema basado en los doce tonos, que lo elevan a un plano de personalidad trascendente del siglo pasado, merecedor de ser conocido, indagado y valorado por los melómanos del mundo.

Luego es valioso conocer tres madrigales sobre textos de Torcuato Tasso del conocido músico que domina varios instrumentos, Jorge Maronna, y que tanta gracia aporta en el consagrado conjunto Les Luthiers, ahora con la ocurrencia de dedicarlos a su amigo Carlos López Puccio. Callan los bosques , Qué rocío y Mientras angustia y dolor , son las pinceladas corales de la propuesta de la que surge la solidez de un oficio que abre la esperanza de mayor cantidad de creaciones.

Sonidos de acá

De pronto, en la elección del programa y cuando aún no habían transcurrido treinta minutos de música, resuena la Resurrección del ángel , el famoso tango de Astor Piazzolla, en un arreglo muy atinado y delicado del fogueado Javier Zentner, y concluye con un aplauso muy caluroso, que se reitera instantes después con las obras del noble de nuestra tierra, Cuchi Leguizamón, con su zamba Si llega a ser tucumana , en arreglo de Santiago Búcar, y la famosa e inmortal Chacarera santiagueña , tan tradicional y anónima, como hermosa, con el arreglo de Roberto Goldar.

Y llega como un soplo la realidad de un público satisfecho que aún faltando un cuarto de hora para cumplir con la tradicional hora de música, se retira en medio de una palpable satisfacción.

Es que una vez más el Mozarteum Argentino ha coronado con éxito la cuadragésima séptima edición del ciclo "Conciertos del mediodía", que gracias a la calidad del Grupo de Canto Coral y a la categoría de maestro de coro, hasta lo más profundo de su alma, la de Néstor Andrenacci, reitera la bondad de un proyecto encomiable que Jeannette Arata de Erize, desde la presidencia de esta asociación musical, impulsa y hace realidad cada año con admirable tesón.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.