Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Todos los pasos para convertirse en blogger

Sábado 11 de noviembre de 2006
SEGUIR
LA NACION

Hasta 1981, cuando aparece la PC, la tecnología más avanzada que teníamos en casa para producir obras intelectuales era la máquina de escribir o tal vez un piano. Con la PC saltamos al futuro. Hoy tenemos no sólo la posibilidad de procesar datos a precios accesibles, sino también de divulgar nuestras opiniones e ideas a costos irrisorios.

Pero había un obstáculo. Poner una página en la Web no era sencillo. Aunque servicios como Geocities ( www.geocities.com , hoy de Yahoo!) habían allanado mucho el camino, la llegada del weblog o, simplemente, blog, convertiría la publicación en la Web en tan fácil como escribir y enviar un mail. El blog es una página web, desde luego, pero tiene dos características que lo hacen bastante especial. La primera, se ordena cronológicamente, igual que un diario personal o la bitácora de un barco. Segundo, y mucho más importante, un weblog es razonablemente fácil de crear y mantener. Este detalle constituye la base de la multitud de bitácoras personales que existe hoy en la gran Red.

Aunque a veces suena a slogan, la verdad es que es posible publicar un blog en cuestión de minutos. A eso vamos.

La mayoría de los weblogs se publican hoy gracias a servicios como Blogger (nacido en 1999, dos años después de que Jorn Barger acuñara la palabra "weblog", y adquirido por Google en 2003), que ofrecen herramientas muy sencillas para poner en línea un blog y difundir su existencia. Existen varios por el estilo (como LiveJournal, www.livejournal.com ) y todos se guían por más o menos las mismas reglas.

Primero hay que abrir el Internet Explorer o el Firefox (o el navegador Web que nos resulte familiar) y visitar www.blogger.com . Una vez allí, hay que seguir tres pasos, que se explican en la portada. El sitio está en español. Una flecha roja etiquetada "Cree su blog ahora" señala dónde hacer clic para dar comienzo a este proceso. En primer lugar hay que registrar una cuenta. Para eso, sólo se solicita un nombre de usuario (se puede elegir el que se desee), una contraseña (para que sólo nosotros podamos editar el blog) y una dirección de correo electrónico.

Luego, hay que darle un título al blog y elegir la dirección que tendrá en la Web. Conviene apretar el botón "Comprobar disponibilidad" para ver si esa dirección no está siendo usada por otra página de Blogger. Además, es menester escribir en una casilla las letras que se ven como imagen en el apartado "Verificación de palabra". Esto se hace para que no puedan crearse blogs de forma automática por medio de programas maliciosos. Por último, debe elegirse el aspecto del nuevo blog entre una cantidad de plantillas, y listo. Aparecerá el mensaje de que el blog se está creando y finalmente una flecha roja con la etiqueta "Comenzar a publicar".

La interfaz de edición es muy sencilla y tiene un gran parentesco con el correo electrónico, con un gran botón para publicar o guardar textos como borrador. También, claro, se pueden agregar fotos, diseñar un nuevo aspecto, agregar links, activar comentarios y muchos más. En menos tiempo del que le ha llevado leer este artículo, el lector podrá empezar a formar parte de ese universo virtual conocido como "Blogósfera".

Te puede interesar