Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De Palacio de Correos a ambicioso centro cultural

El edificio albergará dos salas de concierto y un museo

Martes 14 de noviembre de 2006

Una megapropuesta que construirá en el Palacio de Correos un gran auditorio destinado a la música sinfónica, otro para música de cámara y un museo, y que será el epicentro de un nuevo corredor cultural que llegará hasta la Casa de Gobierno, obtuvo el primer premio en el concurso internacional de anteproyectos convocado por el Gobierno para transformar el edificio histórico en el Centro Cultural del Bicentenario.

La semana pasada se entregaron los diplomas a los ganadores. El primer premio, de $ 234.000, fue por decisión unánime del jurado para el equipo formado por los estudios de arquitectura Bares y Asociados, de La Plata, y Becker-Ferrari, de Buenos Aires, integrados por los arquitectos Enrique Bares, Federico Bares, Nicolás Bares, Daniel Becker, Claudio Ferrari y Florencia Schnack.

Según el anteproyecto ganador, el Centro Cultural del Bicentenario, que se inauguraría en 2010 para albergar las actividades conmemorativas, tendrá una sala para música sinfónica con 2200 localidades, otra para música de cámara con 800 butacas, otras dos salas con 400 ubicaciones para usos múltiples (teatro, cine) y espacios museísticos que completarán los 80.000 metros cuadrados por intervenir.

El edificio, que es monumento histórico, se inauguró en 1928
El edificio, que es monumento histórico, se inauguró en 1928. Foto: Archivo

Bares dijo que la mayor intervención arquitectónica y restauración se realizará sobre la parte del palacio que da sobre la avenida Leandro N. Alem –sin duda muy deteriorada–, y se agregarán 400 cocheras subterráneas a las ya existentes.

Según el arquitecto José Javier Martini, que actuó por parte de la Secretaría de Cultura de la Nación –que convocó al concurso junto con el Ministerio de Planificación y la Sociedad Central de Arquitectos–, ahora comienza una triple tarea: hacer los planos de la obra, determinar la inversión requerida y designar el ente y las personas que manejarán el centro. "Es altamente recomendable que quienes vayan a gestionarlo participen en el proceso", dijo Martini a LA NACION.

Conservar y renovar

"Las bases del concurso proponían resolver la tensión entre conservación y renovación, y este anteproyecto lo logra", dijo Martini. Así, la idea es prácticamente no modificar la fachada ni apariencia exterior del edificio, que es monumento histórico y tuvo un largo proceso de construcción: comenzó a levantarse en 1889 y se inauguró 39 años más tarde, en 1928.

Por otra parte, la construcción tiene varias complicaciones técnicas para tomar en cuenta. "Una sala de conciertos exige especificidades arquitectónicas, con locales auxiliares y mecanismos en el escenario. Y un museo demanda condiciones de iluminación y climatización", detalló.

El jurado, que falló por unanimidad, estuvo integrado por los arquitectos Carlos Berdichevsky, votado por el Comité de Jurados de la Sociedad de Arquitectos; María Teresa Egozcue y Edgardo Minond, designados por el Ministerio de Planeamiento; Mederico Faivre, a propuesta del área de Cultura; Mario Linder y José Ignacio Miguens, de la entidad que agrupa a los arquitectos, y Javier Fernández Castro, designado por el gobierno porteño. La presidencia fue ejercida por el arquitecto catalán Ramón Sanabria Boix.

En diálogo con uno de los arquitectos ganadores, Enrique Bares, LA NACION pudo saber que la experiencia del grupo se remonta a proyectos de envergadura, como la obra del Teatro Argentino de La Plata en los años 80, y a una remodelación del centro de la ciudad de Santiago de Chile, en los años 70.

Bares dijo que la propuesta de adecuación del Palacio de Correos incluye una intervención en el entorno geográfico. Desde Puerto Madero hasta la avenida Alem, y desde la plaza Colón, detrás de la Casa Rosada, hasta la plaza Roma.

El segundo premio del concurso fue declarado desierto y el tercero fue compartido por los anteproyectos de Juan José Vicario y Juan Ignacio Meoz, y de Luis Ibarlucía y César Jaimes. Cada uno de los grupos recibió 60.000 pesos.

Susana Reinoso

Te puede interesar