Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

En San Telmo

Dos punguistas roban el bolso a una hija de Bush

Información general

Se trata de Barbara; el Servicio Secreto no pudo hacer nada

Sin que los custodios del Servicio Secreto que la vigilaban lo advirtieran, una de las dos hijas del presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, fue víctima de los punguistas en San Telmo.

Según informaron a LA NACION fuentes oficiales, el robo ocurrió el último domingo, minutos después de las 14, mientras la joven, de 24 años, estaba en un bar situado frente a la plaza Dorrego.

Con los custodios del Servicio Secreto de los Estados Unidos vigilándola a casi 40 metros, la hija de Bush pasaba inadvertida y parecía una más entre los turistas y transeúntes que se agolparon en esa tarde de sol en la plaza Dorrego.

Si bien algunos funcionarios del gobierno nacional dijeron a este diario que no tenían información sobre el incidente y señalaron que desconocían que la hija de Bush estuviera en la Argentina, fuentes confiables consultadas por LA NACION afirmaron que el hecho existió, que las autoridades policiales estaban al tanto de la presencia de la joven en el país y también del robo en San Telmo.

Si bien las fuentes oficiales consultadas no revelaron cuál de las dos hijas de George W. Bush y de su esposa Laura fue víctima del robo, la cadena de televisión norteamericana ABC informó en su página web que fue Barbara quien sufrió el arrebato de la cartera en la que llevaba su billetera.

Aparentemente, en un momento de descuido de la muchacha, que llegó a la Argentina el 4 de este mes en un viaje de estudios, una pareja de ladrones le robó la cartera que había dejado en el piso, dijeron anoche otros funcionarios de la Casa Rosada. Dicha versión coincidió con la noticia dada por la cadena ABC en los Estados Unidos, que difundió la primera información sobre el robo.

Mientras dicha cadena de televisión informó que Barbara fue la única de las dos hijas del presidente Bush que viajó a la Argentina, otras versiones indicaban que la joven estaba acompañada por su hermana melliza Jenna, que había estado en Paraguay durante 15 días, entre el 4 y el 19 de octubre últimos, donde realizó una pasantía profesional con Unicef.

Descuidistas en acción

Sobre el robo en que habría sufrido Barbara Bush en San Telmo, altas fuentes consultadas por LA NACION señalaron que se trató de un típico caso perpetrado por descuidistas, en el que el ladrón varón se habría encargado de patear la cartera, que estaba al lado de la silla, mientras una mujer se encargó de levantarla y llevársela sin despertar sospechas.

Fuentes gubernamentales confiaron a LA NACION que la hija del presidente los Estados Unidos, que estaba con un grupo de amigos y parecía una turista más, no sufrió ninguna lesión.

Los informantes agregaron que la joven advirtió que le faltaba la cartera con la billetera y el teléfono celular y avisó a los custodios que la miraban desde casi 40 metros. Se supo que la hija de Bush detesta tener cerca a su custodia. Tras el incidente, añadieron las fuentes, se redobló la seguridad sobre la hija del mandatario norteamericano.

Anoche, para los comerciantes, la noticia del robo sufrido por una de las hijas del presidente Bush fue una gran sorpresa. "Recién al mediodía me comentaron lo que había sucedido. El problema es el domingo, San Telmo, y en especial la plaza Dorrego se llena de punguistas profesionales. Nosotros tenemos que contratar a un policía de civil para hacer prevención en el local", dijo el propietario de un restaurante de la zona de plaza Dorrego, que solicitó mantener su nombre en reserva.

En Washington, LA NACION realizó consultas con voceros de la Casa Blanca, del Departamento de Estado y del Servicio Secreto, pero ninguno hizo declaraciones sobre la actividad de las hijas del presidente Bush, ni confirmaron ni desmintieron si estaban en la Argentina. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCristina KirchnerTensión racial en Estados UnidosImpuesto a las GananciasSuperclásico