Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Con un alto acatamiento comenzó el paro del campo

En el Mercado de Liniers fue escaso el ingreso de hacienda; hoy habrá manifestaciones

Lunes 04 de diciembre de 2006

Con un alto acatamiento comenzó ayer el segundo paro convocado por las principales entidades agropecuarias contra las políticas de intervención en los mercados promovidas por el gobierno de Néstor Kirchner. Con la organización de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Federación Agraria Argentina (FAA) y la Sociedad Rural Argentina (SRA) (Coninagro no adhirió pero dejó en libertad de acción a sus afiliados), la medida se constituye en la más importante del sector en los últimos siete años.

El nivel de adhesión quedó evidenciado ayer con la ínfima entrada de hacienda en el Mercado de Liniers para la comercialización de hoy. Al cierre de esta edición sólo había en los corrales unas 1000 cabezas, cuando el ingreso habitual para un lunes es de entre 4000 y 5000 cabezas. Ayer se confirmó la versión que indicaba que organismos del Estado que tienen campos y hacienda remitirían vacunos para su venta. Al bajar de su camión, Juan Pedro Roca, transportista de la empresa Ray-Pon, dijo que venía con hacienda que había remitido un campo perteneciente al Ejército Argentino, en el partido de Azul. También se informó que hubo envíos por parte de la Armada.

En tanto, el presidente de la SRA, Luciano Miguens, reiteró que no consideraba ideológico o político el paro. "Es simplemente para llamar la atención sobre la necesidad de diálogo y pensar en una política agropecuaria que hoy hay que adecuar a la situación que vive el mundo", completó. Miguens reiteró que no habrá desabastecimiento de carne, ya que la industria frigorífica tiene suficiente stock.

Por su parte, el vicepresidente de la FAA, Pablo Orsolini, dijo que "si hay aumento en los precios minoristas de la carne será por cuestiones especulativas y no por faltante de productos".

Ayer se registraron las primeras manifestaciones de protesta. La FAA cortó la ruta 90 y la autopista, a la altura de Villa Constitución, en la provincia de Santa Fe. Para hoy está previsto que productores de Córdoba y San Luis repartan volantes en Canals. Pasado mañana, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) invitará a los comercios a adherir al paro cerrando sus puertas durante una hora. En Villa María (Córdoba), la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez) y la FAA harán una concentración.

Para el jueves, los productores de Buenos Aires y La Pampa regalarán leche a escuelas, asilos de ancianos y comedores comunitarios. El lunes 11, en Río Cuarto, habrá una concentración en el cruce de la ruta 8 y la circunvalación de la ciudad. El presidente de la Rural de Río Cuarto, Delfor Maldonado, afirmó que en una reunión de la entidad en Buenos Aires, pasado mañana, propondrá la prolongación del paro "por tiempo indeterminado".

Sin remates en el interior

Según el presidente de la Cámara Argentina de Consignatarios de Ganado, Luis María Rodríguez Abínzano, la actividad en el interior esta semana estará "muerta". Para la próxima semana, Rodríguez Abínzano estimó que si no mejoran los precios en Liniers seguramente los productores comenzarán a enviar hacienda a los remates ferias, donde las cotizaciones son superiores. Explicó que mientras en Liniers se está pagando $ 2,60 el kilo vivo de novillos, 2,65 por novillitos y 2,50 por pesados, "por temor a represalias del Gobierno", en los remates el precio indicativo de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) para todas esas categorías es de 2,90.

De todas maneras Rodríguez Abínzano dijo que no hay ninguna resolución oficial que fije precios máximos en Liniers: "Lo único que circuló fue un papel con esos precios, pero sin membrete ni sello oficial".

Te puede interesar