Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sin precedentes, Miceli dedicó media hora a criticar el paro

Dio una conferencia esta tarde en la Casa de Gobierno; dijo que la rentabilidad del agro es desproporcionada

Lunes 04 de diciembre de 2006 • 20:01

Después de que el Gobierno casi en pleno saliera a criticar con dureza el paro agropecuario que desde ayer realizan las entidades del campo, la ministra de Economía, Felisa Miceli, redobló los cuestionamientos con una conferencia de media hora.

De manera inédita, la jefa del Palacio de Hacienda dio detalles del paro, en defensa de la política que lleva adelante el presidente Néstor Kirchner.

Con rostro adusto, Miceli consideró que la rentabilidad del sector agropecuario es "absolutamente desproporcionada en comparación con los ingresos de los obreros, docentes y jubilados".

"Por sostener el precio del gasoil a niveles compatibles con la producción se transfiere al sector 7000 millones de pesos por año, y 6000 millones adicionales para mantener el tipo de cambio alto, pero de eso nadie dice nada de ese intervencionismo", subrayó.

Además, ratificó lo que vino diciendo desde que se conoció la medida de fuerza que iba a instrumentar el campos: que es un hecho político e ideológico. Al dedicar duras críticas a las entiedades que convocaron al paro, Miceli aseguró que no comprendieron que lo que está "en juego es la construcción de una Argentina distinta".

"Sólo pretenden poner sobre la mesa (de negociación) un pliego de condiciones y que los funcionarios los firmemos", arremetió.

Por otro lado, subrayó que "el motivo real" del paro es que los dirigentes que lo promueven "quieren aumentar el precio del pan, la harina y la carne" que paga la población.

"El motivo real del paro es que esta dirigencia nos plantea la necesidad de llevar los precios internacionales del trigo, del maíz, de la soja, del girasol y de la carne a la mesa y al bolsillo de los argentinos", precisó

En su larga alocución, afirmó que la medida tiene un fuerte contenido político e ideológico, a la vez que sostuvo que los dirigentes "no movieron un dedo cuando se cerraban los establecimientos y aplaudían a los que llevaron el país a la ruina".

"Esto es distribución del ingreso", agregó y enseguida destacó que "en un país con el 30 por ciento de pobres, todo el mundo tiene que seguir aportando para que los que menos tienen puedan mejorar su situación".

Te puede interesar