Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Finalmente, SanCor tomaría el crédito que ofreció Chávez

Lo hará si en la operación se cumplen ciertas condiciones

SEGUIR
LA NACION
Viernes 08 de diciembre de 2006

Después de no pocas idas y venidas, SanCor aceptaría hoy un preacuerdo con Venezuela por el otorgamiento de un crédito por US$ 80 millones que hizo a la empresa láctea el presidente de ese país, Hugo Chávez, con el fin de que afronte parte del pago de su deuda financiera por US$ 200 millones y abandone así una negociación que mantiene para lograr un acuerdo de asociación con Adecoagro, empresa ligada al magnate húngaro-estadounidense George Soros, entre otros inversores.

Al cierre de esta edición, una fuente señaló que hoy, cuando finalicen en Venezuela su visita directivos de la compañía -encabezados por su vicepresidente, Italo Gastaldi- que arribaron para conocer la propuesta de Chávez, la empresa podría alcanzar un preacuerdo por el crédito. "Es posible que se firme, pero bajo determinadas condiciones", confió la fuente.

Antes de firmar, en la empresa quieren saber bien cuántas toneladas van a ser necesarias para poder cancelar la ayuda de Chávez, ya que primero se habló de 5000 toneladas al año y ahora se cree que podrían ser menos, debido a que el mandatario redujo el monto del préstamo, que en un momento iba a ser por US$ 120 millones.

Además, en la compañía quieren asegurarse de que el Gobierno no incremente los derechos de exportación a la leche en polvo, que hoy se ubican en el 10%. Una eventual suba complicaría la operación de la empresa, que ya vende a Venezuela unas 15.000 toneladas por unos US$ 20 millones (el 15,8% de sus exportaciones totales).

No obstante la posibilidad de que hoy se llegue a un preacuerdo, ayer hubo versiones encontradas sobre el futuro de ese crédito. "El crédito no va a estar aceptado hasta que no se reúna el consejo de administración [de la empresa]", agregó otra fuente. Según se informó, no hay fecha precisa para que se encuentre a tratar el tema el cuerpo de directivos de la compañía. "Todavía no firmamos nada; no hay nada cerrado", señaló otra fuente. Otro informante ratificó la posición de la compañía láctea en el sentido de que aún hay detalles sin resolver.

Apenas pisó el país, Chávez confirmó ayer su ayuda para la empresa láctea. Dijo que se trataba de "una gran cooperativa de tradición obrera que resistió el embate del neoliberalismo", en referencia a Soros. En las últimas horas, el gobierno argentino presionó para que la firma aceptara la propuesta venezolana. Además, hace unos días encargó a su embajadora en Caracas, Alicia Castro, que acompañara a los directivos de la firma que llegaron a ese país.

Por estas horas, en la empresa hay dos posturas bien marcadas. Una quiere que la firma mantenga su estatus de cooperativa -hoy agrupa en 60 cooperativas a 1600 tamberos- y se acepte el crédito de Chávez, aunque sea para "tapar el agujero financiero".

Otra postura es seguir la negociación con Adecoagro (hay una carta de intención para que la firma ligada a Soros tenga el 62,5% de participación en una nueva sociedad que crearía SanCor). El ingreso de Chávez en la operación pone en duda la continuidad de Soros. No pocos creen "ideológicamente" imposible una solución con Chávez y Soros a la vez. Hoy también será un día clave para saber qué pasa con Soros en la operación.

Días complicados

Los últimos días no han sido fáciles para los directivos de SanCor, que tuvieron que escuchar hasta a gobernadores como el cordobés José Manuel de la Sota y el santafecino Jorge Obeid decir que preferían a SanCor en manos nacionales. Consultada sobre si hubo, además, presiones del Gobierno, una fuente dijo: "No hubo presiones explícitas, pero uno aprendió a leer los mensajes". A todo esto, ayer, dos consejeros del directorio de SanCor, Adolfo Ferrero y Vicente Bauducco, explicaron en la Legislatura de Santa Fe la situación de la empresa. "SanCor necesita asociarse para que nos inyecten capital para refinanciar la deuda y capital de trabajo", sostuvo Bauducco.

Ayer también se conoció que Obeid le envió a Kirchner una carta donde le pide que "arbitre los medios" para que la empresa siga siendo una cooperativa. En la firma cayeron mal declaraciones de Obeid respecto de que SanCor tenía gerentes que no sabían lo que era una vaca.

Te puede interesar