Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cobos es el elegido para secundar a un Kirchner en 2007

Podría ser candidato a vicepresidente

Lunes 11 de diciembre de 2006

La fórmula presidencial de 2007 será Kirchner-Cobos. Lo que falta definir es quién será el candidato a presidente: si Cristina o Néstor Kirchner. Pero el dato político es que hoy el elegido para completar el binomio presidencial es un radical: el gobernador de Mendoza, Julio Cobos.

Esa es la convicción que existe en lo más alto del poder, según confió a LA NACION en las últimas horas una fuente que habla con el matrimonio presidencial sobre la estrategia electoral.

Néstor Kirchner está convencido hace tiempo de que la fórmula para las elecciones del año próximo debe estar integrada por un radical. ¿Aun si es su esposa la candidata? Sí.

El presidente Néstor Kirchner; el gobernador de Mendoza, Julio Cobos, y la senadora Cristina Fernández
El presidente Néstor Kirchner; el gobernador de Mendoza, Julio Cobos, y la senadora Cristina Fernández. Caricatura: Alfredo Sabat

Hace semanas circulaba la versión de que si la senadora Cristina Kirchner fuera la candidata, un peronista del interior la acompañaría en la fórmula.

"El Presidente sigue pensando que Cobos debe estar en la fórmula. Kirchner cree que en 2007 debe haber una concertación. Si es Cristina, va igual con Cobos", dijo la fuente, funcionario de primer nivel y operador político del Gobierno.

El gobernador bonaerense, Felipe Solá, era uno de los nombres para ocupar la candidatura a la vicepresidencia. Esa hipótesis era vista como un gesto de Kirchner, luego de haberlo obligado a que desistiera de su intento reeleccionista, movido por la derrota en Misiones.

"¿Dos de Buenos Aires? No, el Presidente quiere un radical y el que reúne todas las condiciones sin dudas hoy es Cobos", continuó la fuente.

Hoy Cristina Kirchner es la candidata más firme a la presidencia en 2007.

La potencial candidatura del vicepresidente Daniel Scioli a la gobernación bonaerense (que en el entorno presidencial ya la dan por cerrada) potenció el esquema Cristina 2007.

La instrucción presidencial fue postergar las candidaturas hasta marzo o abril, pero, en realidad, el Presidente ya está definiendo su jugada y el virtual lanzamiento de Scioli es una muestra de ello.

Para mantener las formas no habrá confirmaciones oficiales de la decisión presidencial de que Cobos sea el candidato a vicepresidente. Como tampoco lo habrá del sorpresivo pase de Scioli, que siempre hizo su carrera en la Capital y tenía hasta su proyecto listo, a la provincia de Buenos Aires.

Sólo alguna situación política inesperada podría hacer cambiar al Presidente sobre su convicción de que Cobos esté en el binomio presidencial.

Kirchner considera que frente a la oposición, que aún no define un acuerdo electoral, el oficialismo tiene que presentar su concertación con los denominados "radicales K".

La cinta y la confianza

Sólo una anécdota refleja cuán cerca del Presidente llegó el gobernador de Mendoza.

Uno iba más rápido que otro. Cada uno en su cinta. Se miraban de reojo. El hombre que resistía era el Presidente. Al lado, Cobos, transpiraba la camiseta, pero seguía: claro, corre maratones. "¡Cómo son estos mendocinos! No aflojan", dijo, riéndose, Kirchner.

Sólo muy pocos consiguieron compartir la intimidad presidencial del gimnasio.

Y Cobos lo hizo. Nadie en el entorno de Kirchner hubiera imaginado a un dirigente radical tan cerca del Presidente.

No son amigos pero con el tiempo el Presidente lo incorporó en sus planes políticos.

Incluso, las apariciones públicas de Cobos y el Presidente fueron analizadas en el entorno que llega al living de la residencia de Olivos.

El gobernador mendocino sólo se anima a decir que sería un honor ocupar ese cargo, pero prefiere no hablar del tema hasta el año próximo.

No es un hombre de la política tradicional, que fue subiendo escalones. Saltó a la gobernación de la mano de quien hoy es su enemigo, el ex jefe de la UCR, Roberto Iglesias.

Pero así como llegó a ese lugar, hoy dice que no planea nada para el futuro. Sus rivales aseguran que lo único que hace es trabajar para conseguir la vicepresidencia en la fórmula kirchnerista.

El Presidente le dijo a su aliado radical predilecto, durante una de las tantas conversaciones que tienen, una de sus actuales frases favoritas: "Julio, todavía no hay que apurarse". Del proyecto 2007, conversaron en privado, según informaron a LA NACION dos fuentes de primer nivel, pero los dos están dispuestos a negarlo.

Hace un tiempo, el Presidente le envió un reto en privado a un kirchnerista de menor rango que puso en duda la elección de compañero de fórmula.

"Yo no traicionó mis convicciones ni mi partido, priorizo mi provincia", contesta Cobos a quienes lo critican en el radicalismo.

Tuvo hasta oportunidad de darle consejos al Presidente cuando, hace unos meses, se hacía firme un proyecto de eliminar los liceos militares. "Mirá, me parece que si algo anda bien no hay que cambiarlo. Además, se van formando oficiales de reserva", le dijo como argumento aquella vez. Kirchner escuchó y no dijo nada. Meditó y la medida se detuvo. Hubo otras situaciones parecidas a ésa.

Con Cristina Kirchner no tuvo mucha relación, pero Cobos se acercó también a hombres determinantes del Gobierno: el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y el ministro de Planificación, Julio De Vido. Se lleva bien con ellos.

En su provincia no tiene reelección, pero para él los planes ya los diseñó Kirchner.

"Cristina será presidenta"

El diputado nacional Carlos Kunkel (FV-Buenos Aires) sostuvo ayer que la senadora Cristina Fernández de Kirchner ocupará el sillón presidencial tras las próximas elecciones y respaldó la eventual candidatura a gobernador bonaerense de Daniel Scioli. Ante más de 5000 militantes del Movimiento Evita, que encabeza Emilio Pérsico, Kunkel cerró el Encuentro Nacional de la Militancia en la Universidad de Lanús. "El 27 de octubre consagraremos presidente de los argentinos a nuestra querida compañera Cristina Kirchner. Y el 27 de octubre, Daniel Scioli será elegido gobernador", dijo.

Por Paola Juárez De la Redacción de LA NACION

Te puede interesar