Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La hija de Pinochet reivindicó el golpe de 1973

En el funeral acusó a la prensa internacional de mostrar una imagen errónea de su padre; el cuerpo del ex dictador fue trasladado a la ciudad de Concón, donde será cremado; abuchearon a la ministra de Defensa

Martes 12 de diciembre de 2006 • 19:10

SANTIAGO.- La hija mayor del ex dictador chileno Augusto Pinochet, Lucía Pinochet Hiriart, reivindicó el golpe de Estado que encabezó su padre el 11 de septiembre de 1973 y fustigó a la prensa internacional por mostrar una imagen errónea del militar, al intervenir en sus funerales.

Lucía Pinochet dijo que su padre encendió la llama de la libertad, cuando encabezó el cruento alzamiento militar que derrocó al mandatario socialista Salvador Allende.

La hija mayor del ex dictador fustigó también a los medios de prensa internacionales por mostrar, según dijo, una imagen equivocada de su padre.

Una seguidora de Pinochet reza de rodillas frente a la Escuela Militar de Santiago
Una seguidora de Pinochet reza de rodillas frente a la Escuela Militar de Santiago. Foto: AFP

"La prensa internacional no comprende cómo cientos de miles de compatriotas sin presión son capaces de mostrar su agradecimiento y afecto por quien la prensa ha calificado en los peores términos y epítetos con que se puede referir a un ser humanos", dijo Lucía Pinochet, recibiendo los aplausos de los más de 3000 invitados especiales que asisten a las exequias.

Antes de su intervención, uno de los nietos del ex dictador, vestido con su uniforme de cadete del Ejército, realizó también un encendido discurso.

Llamado Augusto Pinochet, al igual que su padre y abuelo, el nieto de ex dictador dijo que en "plena guerra fría" su abuelo fue capaz de derrocar por las armas al gobierno marxista de Salvador Allende.

Los restos serán cremados. El cadáver de Pinochet fue depositado hoy sin ceremonias en el crematorio del cementerio Parque del Mar, de la localidad chilena de Concón, para ser incinerado.

Fuentes del cementerio señalaron que no hubo responso, que el cuerpo será cremado hoy y que no hay certeza sobre quién ni cuándo retirará las cenizas.

No obstante, se pudo saber que un general del Ejército y un notario se quedaron en el cementerio y que ambos serán los encargados de entregar las cenizas de Pinochet a su familia.

En medio de un fuerte dispositivo de seguridad, el féretro con el cadáver del ex dictador fue trasladado en una carroza gris desde el aeropuerto militar de Torquemada hasta el camposanto, un trayecto de cuatro kilómetros jalonado por vallas instaladas por la policía.

Entre los acompañantes, cuyos vehículos tenían vidrios oscuros, sólo fue posible distinguir a dos de los hijos de Pinochet, Marco Antonio y Augusto, además del comandante en jefe del Ejército, Oscar Izurieta.

Funeral. Miles de seguidores asistieron al funeral del general, que se cumplió en tres partes: una misa, una serie de discursos de familiares, allegados y del comandante en jefe del Ejército, y los honores militares.

El funeral del ex dictador, fallecido el domingo pasado, se realizó sin honores de Estado en una academia militar de Santiago en medio de la movilización de sus seguidores y manifestaciones de sus detractores.

La ceremonia se inició con el traslado del féretro que contiene los restos de Pinochet por parte de ocho cadetes del Ejército desde la sala central de la Escuela Militar, donde fue velado, hasta el patio donde se celebró la misa exequial.

Cerca de 3000 personas estaban presentes en calidad de invitados y cerca de 4000 asistían como público en un patio de la Escuela Militar.

Abucheos para la ministra de Defensa. Seguidores de Augusto Pinochet abucheraron a la ministra de Defensa, Vivianne Blanlot, al inicio de la misa fúnebre del ex dictador chileno.

Blanlot fue la única enviada del gobierno de centroizquierda de la presidenta Michelle Bachelet al funeral.

Capilla ardiente. Durante su velatorio en la Escuela Militar, entre 60.000 y 70.000 personas desfilaron desde ayer frente al féretro para rendirle un último adiós.

Según medios locales, una persona llegó hasta el féretro de Pinochet y le escupió. Otros tres jóvenes hicieron el saludo neonazi frente al ataúd.

Acto por Allende. Más de mil detractores a Augusto Pinochet realizaron un homenaje al ex presidente Salvador Allende junto a su estatua frente al palacio de La Moneda, en paralelo al funeral del ex dictador en la Escuela Militar de Santiago.

Agencias Reuters, AFP, ANSA, EFE y AP

Te puede interesar