Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Un siglo y medio del Partido Liberal

Opinión

Se celebra hoy el sesquicentenario de la fundación del Partido Liberal de Corrientes, la agrupación política más antigua del país.

El pensamiento y la acción de los liberales correntinos no han sido meramente locales, ya que muchos de sus representantes han descollado en el Congreso nacional, en la Suprema Corte de Justicia, en ministerios y embajadas o al frente de gobiernos de otras provincias.

En el continente, el Partido Liberal de Corrientes sólo es superado en antigüedad por los partidos Demócrata y Republicano, de los Estados Unidos.

Desde aquel 15 de diciembre de 1856, cuando un grupo de noventa ciudadanos suscribió una protesta redactada por el doctor Juan Eusebio Torrent -fundador del partido-, la agrupación que se individualiza con el color celeste hizo suyo el ideario de libertad enraizado en los orígenes de la provincia.

Reconoce como antecedentes la revolución de los comuneros correntinos, encabezada por Bernardo de Casajús, en 1764, y los sucesivos levantamientos contra Rosas en defensa de un auténtico federalismo y de la libertad de los ríos interiores, llave del progreso económico de entonces.

El Partido Liberal, desde sus primeros tiempos, se enroló en la corriente encabezada por el general Bartolomé Mitre, en busca de una organización nacional, pero esta vinculación no fue sólo circunstancial, sino que se mantiene hasta nuestros días. Los liberales correntinos siguen rindiendo su homenaje de reconocimiento al gran estadista. Mitre correspondió plenamente dicha adhesión a lo largo de su dilatada existencia. Entre otras muestras de reconocimiento, nominó a Torrent como su candidato a vicepresidente en 1874, a la vez que escribió Ayerecó, Cuajá Catú, un magnífico ensayo en homenaje a la tierra guaraní.

En 1861, José Pampón se convirtió en el primer gobernador liberal de Corrientes. Desde entonces, diecisiete hombres han honrado la tradición partidaria. Fueron los dirigentes liberales Manuel I. Lagraña, José Guastavino, Santiago Baibiene, Agustín P. Justo -padre del ex presidente de la Nación-, Juan V. Pampón, Felipe Cabral, Valentín Virasoro, Juan E. Martínez, José R. Gómez, Martín Gotilla, Mariano Loza, José Robert, Adolfo Contte, Diego Díaz Colodrero y Ricardo G. Leconte, quien finalizó su mandato constitucional en 1991.

Asimismo, distintas figuras del liberalismo correntino se han destacado en el ámbito nacional, como Juan Balestra, brillante orador parlamentario y ministro de Carlos Pellegrini; Valentín Virasoro, de destacada participación en las negociaciones por el Canal de Beagle, en 1893, y canciller; Manuel F. Mantilla, autor de la ley de Prefectura, a quien Alfredo Palacios llamó "el gran legislador federalista"; Raimundo Meabe, un parlamentario talentoso que también gobernó las provincias de Salta y Buenos Aires; Mariano Gómez, arquetipo de la resistencia al peronismo y figura del bloque de diputados de la Federación de Centro; Ricardo Palestra, quien, junto con el demócrata mendocino Francisco J. Moyano, fue el autor del proyecto de juicio político a María Estela Martínez de Perón. De haber prosperado ese proyecto, se hubiera evitado el golpe de Estado de 1976. El liberalismo correntino aportó muchas otras personalidades, hasta llegar en la actualidad a Juan R. Aguirre Lanari, varias veces senador y ministro de Relaciones Exteriores y Culto en momentos difíciles para el país, luego de la guerra por las Malvinas. Aguirre Lanari preside la Comisión de Homenaje a Bartolomé Mitre en el centenario de su fallecimiento, cumplido a principios de este año.

El Partido Liberal ocupa un espacio en el arco de las fuerzas moderadas. Desde siempre, ha procurado gravitar en el concierto nacional. En el siglo pasado sus dirigentes participaron en diversas alianzas transitorias y en otras más permanentes, como la Federación de Partidos de Centro y la Fuerza Federalista Popular (Fufepo), a la vez que adscribieron a las fórmulas presidenciales Alsogaray-Natale y López Murphy-Gómez Diez, como parte integrante -en la última ocasión- del Movimiento Federal, confederación de partidos provinciales en la que se halla inserta actualmente.

Hoy, el espacio se halla muy fragmentado y se presentan distintas alternativas, pero no se visualiza claramente la construcción de un polo opositor al oficialismo con la nítida intención de construir poder y de ser una alternativa válida para sucesivas elecciones, sin agotarse, simplemente, el día después de los próximos comicios.

Quienes tienen responsabilidades en la toma de decisiones en los partidos centristas deberían inspirarse en el ejemplo de unión que representó, en su momento, el Pacto Autonomista Liberal, que, de la mano de Elías Abad y Ernesto Meabe -líderes de las agrupaciones centenarias-, dejó de lado una larga serie de desencuentros, con mucha sangre derramada. Ellos suscribieron en 1961 un acuerdo en el que privó la sensatez y que dio sus frutos a la hora de gobernar.

Hoy, en Corrientes, se llevan a cabo los festejos de los 150 años del Partido Liberal. Entre otros homenajes a figuras del hoy y del ayer, se evocará a Juan Eusebio Torrent y a Bartolomé Mitre.

Ojalá que el recuerdo de estos ilustres argentinos y el testimonio del sesquicentenario sea fuerza inspiradora para la conformación de una auténtica agrupación que ocupe el ancho espacio que una mayoría amplia de la ciudadanía esta reclamando. .

El autor ha sido presidente de la Juventud Nacional de la Fuerza Federalista Popular e integra en la actualidad el Movimiento Federal.
TEMAS DE HOYConflicto gremialEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerElecciones 2015Superclásico