Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Importante hallazgo de un equipo de radiólogos argentinos

Utilizan yerba mate para diagnosticar trastornos en la vesícula y el páncreas

Ciencia/Salud

Permite observar con mayor precisión las vías biliares y evitar la repetición del 30% de los estudios

Por   | LA NACION

Como no podía ser de otra manera ni en otro lugar del mundo, un grupo de especialistas argentinos identificó una nueva propiedad de la yerba mate: mejora la precisión de las imágenes del páncreas y la vesícula captadas por la resonancia magnética, al "apagar" el efecto que provocan los líquidos presentes en el resto del aparato digestivo.

Una taza de mate cocido con azúcar o sin ella antes de acostarse sobre la camilla del resonador magnético evita tener que repetir alrededor del 30% de los estudios debido a la preparación inadecuada de los pacientes.

El hallazgo de esta nueva sustancia de contraste oral aporta la solución tan buscada en muchos laboratorios del mundo. Sin efectos adversos, fácil de preparar y muy económica para el diagnóstico de alteraciones en las vías biliares y el páncreas, la utilidad radiológica de esta hierba autóctona fue premiada en el último Congreso Argentino de Radiología.

"La infusión de yerba mate es un medio de contraste inocuo para el paciente y muy efectivo para eliminar la intensidad de señal del tracto gastroduodenal, lo que mejora la visualización de las estructuras anatómicas de la vía biliopancreática", concluyen los investigadores del Departamento de Resonancia Magnética Digestiva de la Fundación Científica del Sur, entidad afiliada a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.

Allí, cada semana se hacen entre 30 y 40 colangiorresonancias, como se denomina el estudio que en no más de 15 minutos permite tomar imágenes del árbol biliar y pancreático a pacientes recién operados de vesícula, con lesiones en el páncreas o sospecha de tumores. Sin embargo, el mayor obstáculo hasta ahora era la ausencia de un líquido de contraste capaz de anular la señal que emiten los fluidos gastroduodenales y que a veces impiden visualizar con precisión las imágenes que el radiólogo necesita analizar.

"Comenzamos hace dos o tres años a investigar contrastes orales derivados de alimentos, como los arándanos o el jugo de piña, que ya se utiliza en otros países, además de otros preparados comerciales y adaptados -relató a LA NACION el autor principal del estudio, doctor Eduardo Martín, radiólogo y docente de la UBA-. Pero el problema era que el aparato gastrointestinal y la vía biliar, que sale del hígado y finaliza en el duodeno, tienen líquidos que aparecen con el mismo color en las imágenes del resonador e interfieren en la visión del árbol biliar."

Por azar

El camino que le permitió al equipo identificar esta nueva propiedad de la yerba mate, que se explica por su alto contenido de manganeso, comenzó por azar, cuando el doctor Martín y el técnico radiólogo Daniel Sarroca advirtieron que la característica común en los 20 voluntarios saludables que participaron del estudio habían tomado mate antes de la resonancia.

"Cuando nos dimos cuenta, enseguida cambiamos el jugo de piña por el mate cocido", agregó Martín.

A partir de este estudio, que obtuvo excelentes resultados también en 10 pacientes con síntomas de trastornos de la vía biliopancreática, en el Departamento de Resonancia Magnética Digestiva de la fundación se diluyen 33 gramos de cualquier yerba mate que se consigue en el supermercado o el almacén para preparar un litro de líquido de contraste oral. Los pacientes toman a gusto 250 mililitros, quince minutos antes de ingresar al resonador.

"Existen productos disponibles en el mundo para opacar o borrar por contraste negativo durante la resonancia las imágenes del estómago y el duodeno, que suelen tapar el árbol biliar, pero cuestan unos 60 dólares la dosis", explicó el doctor Claudio Bruno, director de la Unidad Académica de la fundación e integrante del equipo, en el que también participaron los doctores Mario Bruno, Paola Battezzatti y Sergio Usero. Sin embargo, coincidieron Bruno y Martín, ninguno de esos productos está disponible en nuestro país.

Pero, a partir de este hallazgo, los expertos estiman que con el valor de una dosis de esos contrastes artificiales se puede cubrir un año de trabajo con yerba mate. "Aunque probamos la utilidad de la infusión sólo para la vía biliar, consideramos que seguramente tendrá muchísima utilidad en los estudios por imágenes de otros sistemas, como el urológico", finalizó Martín. .

TEMAS DE HOYLa relación EE.UU. - CubaCambios en el GabineteNueva ley de telecomunicacionesMariano Benedit