Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Política laboral: el nuevo esquema regirá desde enero

Aumenta el salario familiar y alcanzará a más empleados

Economía

La asignación por hijo subirá un 20% y se elevará el tope salarial a $ 3000 para cobrarla

Por   | LA NACION

 
 

El Gobierno anunció ayer un incremento de los montos de las asignaciones familiares y de los topes salariales que rigen para cobrar esas prestaciones. La mejora estará vigente desde enero próximo. Actualmente, hay 3.033.186 pagos mensuales por hijos a cargo, destinados a las personas con ingresos de hasta $ 2600, un tope que se elevará a 3000 pesos.

Son 2.872.424 hijos de trabajadores activos y 160.762 de jubilados. Además, se duplicarán los montos de las prestaciones especiales (matrimonio, nacimiento y adopción) y la asignación por cónyuge que perciben los jubilados. Para 2007, el costo total de la medida anunciada es de $ 749,4 millones y se financiará con la mejora de la recaudación de la seguridad social, derivada del aumento de los salarios y de la cantidad de empleos.

Con el nuevo esquema, para el cobro de las asignaciones por hijo y prenatal -cuyos montos suben un 20%- estarán vigentes las siguientes escalas y sumas:

* en el primer tramo, el tope salarial para poder cobrar se eleva de 1200 a 1700 pesos y el monto sube de 60 a 72 pesos;

* los empleados con salarios brutos de 1700 a 2200 pesos percibirán $ 54, en reemplazo de los $ 45 que hoy cobran quienes ganan entre 1200 y 1800 pesos;

* en el tercer tramo salarial, la suma pasa de 30 a 36 pesos y será cobrada por quienes tienen ingresos de entre 2200 y 3000 pesos (hasta ahora, en este escalón se ubicaban quienes cobran de 1800 a 2600 pesos).

Para los trabajadores que viven en la zona austral o en las regiones declaradas desfavorables de las provincias de Catamarca, Jujuy, Mendoza, Salta y Formosa, el salario tope para percibir la asignación por hijo sube de 3000 a 3500 pesos.

Además, sube la prestación por hijo discapacitado (se pagan 94.325 casos) en cada uno de los tramos de la escala. Los montos pasan de 240 a 288, de 180 a 216 y de 120 a pesos 144, respectivamente. Este último monto se les pagará a todos los asalariados, incluso los de ingresos superiores a $ 3000, ya que para este pago no hay tope.

El anuncio fue realizado ayer en Casa de Gobierno por la ministra de Economía, Felisa Miceli, y el director ejecutivo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Sergio Massa, luego de una reunión con el presidente Néstor Kirchner, de la que participó el secretario general de la CGT, Hugo Moyano.

Pagos extraordinarios

La mejora del sistema también incluye una duplicación de las sumas de las prestaciones extraordinarias, que se pagarán para los salarios de hasta $ 3000 (hasta ahora ese tope era de $ 2600): por matrimonio, el pago pasa de 300 a 600 pesos; por nacimiento, de 200 a 400, y por adopción, de 1200 a 2400 pesos.

La decisión de subir en forma conjunta el monto de la asignación por hijo y los topes de las escalas de ingresos para percibirlas repercute en diferentes situaciones; para muchos, será un alza de la suma que ya perciben; otros comenzarán ahora a cobrar la asignación, y otros recuperarán un cobro que habían perdido en los últimos meses. Por efecto de las alzas salariales, muchos habían dejado de cobrar -por exceder el tope de ingresos- o habían pasado a recibir una suma menor, por subir -con su nuevo salario- un escalón en la escala que define cuánto se percibe.

Según la Anses, sólo por el cambio de la escala de salarios habrá un aumento promedio del 64% en la asignación, para un total de 442.826 casos.

En diálogo con LA NACION, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, evaluó que la medida tiene un efecto redistributivo, ya que recompone ingresos de los trabajadores según sus salarios. Al ser consultado sobre la posibilidad de un alza del mínimo salarial desde el cual los trabajadores tributan el impuesto a las ganancias, ratificó que no habrá novedades en lo que resta del año. Según la ley de presupuesto, el Poder Ejecutivo tendrá los primeros 120 días de 2007 para tomar una decisión.

La recomposición del sistema de asignaciones familiares, junto al alza del mínimo para tributar ganancias, son dos pedidos que realizó la CGT en los últimos tiempos, después de que, por convenios colectivos, se firmaron subas de salarios, del 19% en promedio.

La última medida tomada sobre el salario familiar fue en septiembre de 2005, cuando se elevaron los topes salariales de cada escala para el cobro de la prestación por hijo. Pero en ese momento no se subieron los montos de las asignaciones, algo que sí había ocurrido en octubre de 2004, cuando se elevaron en un 50 por ciento.

Méritos

  • "Julio De Vido nos avisó a un grupo de dirigentes que aumentarían las asignaciones familiares. Pero que el Presidente haya llamado a Moyano [Hugo] como jefe de la CGT para participar institucionalmente del acto no convierte a éste en el autor intelectual de la conquista. Quien gestionó la medida fue la CGT toda", dijo a LA NACION un integrante del consejo directivo sindical, enojado con el protagonismo del camionero.
TEMAS DE HOYInseguridadElecciones 2015Choque de tren en OnceQuita de subsidios