Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"La norma europea hará más accesible la tecnología"

Según Caride, presidente de Telefónica, la economía de escala reducirá los costos

Domingo 24 de diciembre de 2006

Eduardo Caride, presidente del Grupo Telefónica, está convencido de que la norma europea es la elección más conveniente para el país, aunque reconoce que "todas las propuestas han sido presentadas y ahora le toca decidir al Gobierno". El empresario subraya como principal ventaja del estándar DVB su amplia aceptación en otros países, que permitirá obtener economías de escala en la producción de productos.

No sólo los precios de la industria digital mostrarán un descenso, según Caride. En una entrevista con LA NACION, el empresario también anticipó una baja de precios en la banda ancha y la telefonía celular. Además, adelantó la estrategia del grupo y anticipó fusiones en el ámbito de las telecomunicaciones.

-¿Cuál es el negocio de la televisión para el Grupo Telefónica si se adopta la norma europea? ¿Qué tipo de negocios puede aprovechar?

Eduardo Caride, presidente del Grupo Telefónica
Eduardo Caride, presidente del Grupo Telefónica. Foto: Aníbal Greco

-La norma digital tiene que ver con la industria de la televisión. Ahí hay dos áreas, una es que todos los canales deberán transmitir en señal digital, independientemente de la norma, y ahí cada canal tiene que hacer una inversión para que la señal se transmita. Después hay que hacer inversión para que la señal se reproduzca para todo el país. Ahí hay una oportunidad de negocios. Las redes que ya tenemos instaladas pueden servir, independientemente de la norma, para transmitir. Hay un negocio de infraestructura.

-¿En materia de generación de contenidos?

-El grupo tiene Telefé, que se dedica al desarrollo de contenidos y todas las normas permiten tener mayor cantidad de señales y una consecuente oportunidad para los contenidos.

-¿Qué ventajas ofrece la norma?

-La norma permite optar por calidad o cantidad en los canales porque se podrán transmitir varias señales en estándar o una de alta definición. Y su ventaja es la economía de escala, la cantidad de países que la poseen permite bajar los costos. Todos están tratando de generar volumen porque el que lo logre va a alcanzar los mejores precios. Además, la europea permite la televisión móvil y es compatible con la tecnología GSM, que es la que ha ganado mayor volumen en todo el mundo.

-¿Cómo van a plantear el pedido de autorización para empezar a transmitir televisión por banda ancha con Speedy TV?

-Para cualquier producto que la compañía saque necesita una autorización de los órganos de gobierno. Lo que pasa es que son autorizaciones de diferentes órdenes de magnitud. Si nosotros quisiéramos hacer broadcasting hay una serie de inhibiciones de leyes y nosotros estamos diciendo que esto no es broadcasting, sino servicios de valor agregado en Internet. Es otro camino, por el cual también necesitamos autorización.

-¿Qué proyección evalúa para el desarrollo de las redes de tercera generación (3G) para celulares?

-Nos gusta mirarlo desde el lado del cliente. La 3G es más velocidad de transmisión para los datos que llegan a un celular. Esto permite una serie de servicios, lanzamos muchos y unos tienen más éxito que otros. Hoy por 3G se entiende especialmente la videollamada, podrías estar viendo a la persona con la que estás hablando y para eso se necesita una terminal especial con dos cámaras. Nosotros creemos que el principal motor es Speedy Móvil; es la posibilidad de estar conectado a Internet y le dieron poca bola.

-¿Qué sucederá con los precios y subsidios de los celulares?

-Creo que durante mucho tiempo las compañías de telecomunicaciones hicieron un esfuerzo importante para subsidiar que los clientes entren en el servicio, con la expectativa de que lo tenga un tiempo prolongado para poder recuperar esa inversión. Lo que está pasando es que los precios de las terminales tienden a bajar, pero los colegas fabricantes lanzan cosas nuevas. Ellos diseñan nuevos teléfonos y decimos que todo está siendo más completo porque de alguna manera nosotros estamos subsidiando el iPod o el celular con cámara, porque nuestros clientes nos piden esta tecnología.

Creo que los precios están bajando, lo que nos va a ir permitiendo eliminar parte del subsidio, pero en la medida en que los proveedores de terminales sigan desarrollando nuevas tecnologías o nuevos inventos nos ponen una presión muy fuerte. De hecho, los subsidios sobre las terminales caras son más altos.

-¿Espera cambios en la telefonía fija, en lo que respecta a las tarifas congeladas?

-No creo que sea un año [2007] en el cual estos temas sean discutidos, pero claramente los precios están fijos desde fines de 2001.

-¿Qué futuro le espera a la telefonía fija?

-El de convertirse en una red de banda ancha. La telefonía tiene varios elementos, uno son las redes de transmisión de nueva generación que pueden transmitir voz, datos y video (triple play). Se va a ir evolucionando a redes de banda ancha que podrían recibir audio y televisión.

-¿Van a bajar los precios?

-Me gustaría decir que no, pero creo que hay una competencia muy fuerte.

Por Mercedes García BarteltDe la Redacción de LA NACION

Te puede interesar