Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Prepagas: confirman alzas de un 22% en las cuotas

No obstante, se podrá optar por planes con pagos adicionales, con ajustes del 9% promedio

Jueves 28 de diciembre de 2006
SEGUIR
LA NACION

Los afiliados a las empresas de medicina prepaga sufrirán desde enero el aumento de cuota que ya se había anunciado -del 22% promedio en el caso de las firmas líderes como Swiss Medical, Galeno, Medicus y Omint- o bien podrán optar por un plan alternativo con pagos adicionales (copagos) por las consultas y prácticas médicas. En este último caso, el alza sería de un 2% en enero, otro 2% en marzo y otro 2% en mayo.

Pero quienes decidan quedarse con el mismo plan que tenían y pagar un incremento mayor, tendrán ahora beneficios sociales adicionales, como podría ser un seguro de vida, un subsidio por fallecimiento, descuentos para concurrir a gimnasios o un seguro de sepelio.

Este acuerdo entre el sector privado y el Gobierno, que podría firmarse hoy, fue cerrado ayer con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y el superintendente de Servicios de Salud, Héctor Capaccioli, afirmaron a LA NACION fuentes de ambas partes.

Respecto de los copagos acordados, Capaccioli sostuvo que funcionarán como valores máximos de referencia. En los planes en que ya se estén pagando esos adicionales, se ajustarán los montos y se ampliará el listado de prácticas incluidas.

Así, una consulta médica costará, en efectivo, 20 pesos; una visita al odontólogo, 10; los análisis clínicos, 15 y sacarse una radiografía, 20 pesos. Se cobrarán $ 40 por una tomografía computada, 80 por una resonancia magnética y 100 por día de internación. Llamar al médico a domicilio costará $ 35 e ir a una sesión de kinesiología, 20 pesos. No podrá haber copagos durante el embarazo ni en la atención a los niños hasta el año de vida. Respecto de las prácticas por enfermedades crónicas, el cobro dependería en principio de los prestadores.

El nivel de incremento dependerá entonces de la tasa de uso de los servicios. En promedio, optar por planes con copagos equivaldría a una suba del 9% en el año, según estimó Claudio Belocopitt, presidente de Swiss Medical, aunque en el caso extremo de quien no vaya nunca al médico, el alza será del 6%, mientras que sería mucho mayor para alguien que sufra una enfermedad.

Por ejemplo: si una familia paga $ 500, la diferencia en la cuota entre optar por el plan superior o el de copagos será, en mayo, de $ 80. Esa suma daría margen, por caso, para cuatro consultas en el mes.

En todos los casos, los ajustes de cuotas y los copagos sólo afectarán a quienes tienen planes contratados individualmente con las empresas prepagas. No alcanzan a los beneficiarios incluidos en planes corporativos, es decir, contratados por las empresas o instituciones para sus empleados.

Además del incremento del 6% en tres etapas para quienes opten por planes con copagos, "queda pendiente otro 2%" que podría habilitarse en otro momento, según Belocopitt. Aunque con variantes, el acuerdo está basado en una propuesta realizada por las empresas -que preveía un alza del 8% si se aceptaban copagos-, sobre la que este diario informó días atrás.

El directivo también señaló que en los próximos meses las empresas darán bastante flexibilidad para que los afiliados puedan evaluar su pase o no de plan, sin necesidad de tener que decidir en enero.

Opción para financiar

El empresario puntualizó que en todos los países los planes de salud se financian con la ayuda de copagos. "Hoy no hay manera de financiar el sistema si no es así", insistió Belocopitt, tras considerar que el pago de adicionales modera el uso de la medicina por parte de los afiliados. "Con los copagos, la demanda que no tiene por qué existir, decae", argumentó.

Además del incremento del número de consultas y prácticas muchas veces injustificadas, el empresario puntualizó que otra causa del alza de los costos es el avance de la tecnología. A esas dos razones se suman, según las firmas, el alza salarial del 19% que se acordó para el sector, y un ajuste del 20% que se dará a los prestadores desde enero, aunque aquí se absorberán las subas dadas desde julio último.

Consultado por LA NACION, el presidente de Galeno, Julio Fraomeni, calificó al acuerdo como una "apuesta fuerte".

"Fue importante el esfuerzo del Gobierno por destrabar esto", consideró Federico Díaz Mathé, director ejecutivo de la Cámara de Instituciones Médico Asistenciales (Cimara). Por su parte, Capaccioli afirmó que "se está garantizando una suba racional de la cuota y que se sientan las bases de un acuerdo" para la ley de regulación del sector, una norma que, según Belocopitt debería debatirse "inmediatamente".

"Ahora que no hay regulación pasamos por pícaros, pero que la gente se quede tranquila porque este ajuste es necesario", sostuvo el presidente de Swiss Medical.

Además de Cimara, el acuerdo será firmado por la Asociación de Entidades de Medicina Privada (Ademp).

Te puede interesar