Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Según los datos del Registro Civil

Santiago y Sofía, los nombres más elegidos en 2006 por los porteños

Información general

Con Santiago y Sofía no hay quien pueda. Al menos, en materia de nombres. Por segundo año consecutivo, durante 2006, ambos fueron los más elegidos por los porteños para llamar a sus hijos recién nacidos.

A Sofía le pisa los talones, con una diferencia de apenas seis casos, el nombre Valentina y luego aparece Camila. En 2005, había sido a la inversa.

Lautaro ocupa el segundo lugar entre los nombres de varón. Escaló seis puestos de un año a otro, ya que en 2005 sólo figuraba en el octavo escalón de los nombres más elegidos en las oficinas del Registro Civil de la ciudad.

Aunque Santiago mantiene su condición al tope del ranking, durante 2006 hubo 555 bebes más inscriptos con ese nombre.

¿Alguna moda en particular? Si bien mucho opinan que es un clásico, los más observadores no descartaron la influencia de la televisión y recordaron que el personaje de Pablo Echarri en Montecristo -uno de los programas más vistos de la TV argentina este año- se llama, justamente, Santiago.

Fueron anotadas 439 Sofías más hasta noviembre de este año que durante todo 2005.

Las recién nacidas llamadas Valentina casi duplican a las que el año pasado recibieron ese nombre, tal vez por influencia del personaje Valentina, que adorna mochilas, agendas, cartucheras y accesorios de las más chicas y que ya tiene líneas de ropa y calzado propias.

En los terceros puestos aparecen Matías, para los varones, y Camila, para las niñas.

El primero subió del cuarto lugar que ocupaba el año pasado, en el que lo reemplaza este año Tomás, que cayó desde la segunda posición que ostentó en 2005.

Tradicionales y no tanto

Repasemos: Santiago, Lautaro, Matías y Tomás, por un lado. Sofía, Valentina, Camila y... Milagros, por el otro. Los preferidos, los más elegidos, los nombres que más padres quisieron ver reflejados en sus bebes.

Entre los primeros 19 nombres de hombre y otros tantos de mujer suministrados por fuentes del Ministerio de Gobierno porteño, del que depende el Registro Civil, como los top de 2006, hay muchos tradicionales y unos pocos menos comunes.

Por ejemplo, Thiago, Santino, Máximo, Axel y Luca; Ludmila, Kiara (así, con ka, no con che) y Brisa.

Ni Luca ni Máximo ni Axel figuraban tan arriba el año pasado. Brisa no aparecía ¡ni entre los primeros 65!

De los primeros 20 nombres de mujeres más usados durante 2005, desaparecieron hasta noviembre de 2006, según los nuevos registros, Delfina, Juana, Malena y Sol.

Entre los 19 del listado masculino del año pasado no se mantuvieron ni Federico ni Valentín ni Gonzalo.

Una constante no pasó inadvertida en los últimos tres años: los nombres más tradicionales ligados a la religión católica parecen desterrados de los primeros puestos del ranking de los nombres más elegidos en la ciudad.

Juan, María y José, históricamente impuestos a miles y miles de niños, no alcanzaron durante 2004, 2005 y 2006 suficientes adhesiones para tener un sitial entre los 15 más elegidos.

Para los varones, no así para las niñas, surgieron otros de la tradición bíblica, pero menos difundidos: Joaquín, Mateo y Tobías, que este año lograron los puestos sexto, decimotercero y decimosexto.

Ranking por año

2006

  • Varones: Santiago, Lautaro, Matías, Tomás, Lucas, Joaquín, Franco, Agustín, Thiago, Nicolás, Facundo, Ignacio, Mateo, Santino, Francisco.
    Mujeres: Sofía, Valentina, Camila, Milagros, Martina, Agustina, Abril, Julieta, Candela, Micaela, Lucía, Rocío, Victoria, Catalina, Ludmila.

2005

  • Varones: Santiago, Tomás, Lucas, Matías, Agustín, Nicolás, Franco, Lautaro, Joaquín, Facundo, Ignacio, Francisco, Mateo, Thiago, Federico.
    Mujeres: Sofía, Camila, Valentina, Martina, Agustina, Micaela, Lucía, Milagros, Victoria, Julieta, Candela, Abril, Rocío, Delfina, Florencia.
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYProyecto de reforma laboralMauricio MacriEl caso Mariano BeneditCristina Kirchner