Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La mira en octubre: movimientos en la oposición

Cambio de planes en los otros postulantes a la presidencia

Política

Macri podría competir en Buenos Aires; Sobisch, Menem y Romero Feris desistirían

El lanzamiento formal de Roberto Lavagna como candidato a presidente modificará de manera sustancial el mapa político de cara a la contienda de octubre próximo y sin dudas obligará a otros candidatos ya lanzados a modificar sus planes o, al menos, a tomar en cuenta la presencia del ex ministro de Economía como protagonista central en la pelea por la primera magistratura.

La primera en formalizar su candidatura fue la líder de ARI, Elisa Carrió, quien en mayo último en Mendoza puso en marcha su "coalición cívica", que pretende sumar agrupaciones políticas de centroizquierda, referentes sociales, religiosos y dirigentes de partidos mayoritarios "que resistan" lo que denomina "la cooptación kirchnerista".

Si bien desde ARI insisten en que la candidatura de Lavagna no modificará en nada la estrategia lanzada por la jefa partidaria, la aparición del ex ministro en el escenario electoral puede alterar los planes de quienes en el partido imaginaban a Carrió convirtiéndose en la principal contendiente del Gobierno, sea Néstor o Cristina Kirchner el candidato a presidente en octubre próximo, y sumando votos tras su figura por izquierda y derecha.

Donde seguramente habrá reacomodamientos es en las agrupaciones de centro, en las cuales se esperaba la definición de Lavagna para determinar los pasos por seguir. La principal decisión estará en manos del líder de Pro, Mauricio Macri, quien desde hace meses no descarta ni confirma pelear por la presidencia o, como le piden dirigentes porteños de su partido, presentarse como candidato a jefe de gobierno porteño.

Con Lavagna como candidato, el desafío será mantener unida a la coalición, sobre todo después de las declaraciones del líder de Recrear, Ricardo López Murphy, quien más de una vez reiteró su incomodidad por compartir un espacio común detrás de la candidatura del ex ministro.

Quien sí se ha manifestado de acuerdo con renunciar a sus pretensiones presidenciales es el gobernador de Neuquén, Jorge Sobisch, quien desde hace meses recorre el país anunciando que enfrentará y "derrotará" a Kirchner en octubre.

A pesar de sus innegables apetencias personales, el mandatario neuquino estuvo desde un principio dispuesto a dirimir con Macri, por medio de elecciones internas o la lectura de encuestas, el orden de la fórmula presidencial.

En la UCR, donde la candidatura de Lavagna es vista como "el único plan posible", imaginan la concreción de un "pacto de no agresión" entre Lavagna y Macri, consistente en un apoyo tácito de Pro a la candidatura presidencial del ex ministro a cambio del respaldo del lavagnismo al segundo intento del presidente de Boca Juniors por arribar a la jefatura de gobierno porteña, tras haber perdido en 2003.

Otras candidaturas se verán afectadas por la decisión de Lavagna.

El ex presidente Carlos Menem, lanzado a la presidencia desde junio último pero sin un sostén político relevante a nivel nacional, ha elogiado más de una vez las cualidades de Lavagna.

"En un país como el nuestro todo el mundo tiene derecho a ser candidato y él puede ser un buen candidato", consideró el ex mandatario cuando lo consultaron sobre Lavagna.

Contacto con menemistas

El ex ministro de Economía rehúye todo contacto con él, aunque lavagnistas y ex menemistas como Adrián Menem y Alejandra Oviedo comparten el espacio político en el Congreso. Menem repite que tampoco tiene problemas con Macri y que "hará lo que sea mejor para el país".

Otro ex presidente, el puntano Adolfo Rodríguez Saá, anunció en abril último sus intenciones de luchar en octubre para retornar al sillón de Rivadavia, que ocupara durante seis días en el conflictivo verano de 2001.

Si bien su candidatura pareció diluirse pocos meses después, el ex mandatario siguió insistiendo en la necesidad de normalizar el PJ, una lucha que compartió con otros dirigentes justicialistas claramente entusiasmados con la candidatura de Lavagna. Desde el adolfismo se insiste en los escasos puntos de encuentro entre el caudillo puntano y Macri, por lo que la incorporación del peronismo puntano a la amalgama que imagina el ex titular de Economía parece difícil.

Sumado a la carrera por la presidencia hace menos de un mes, el ex senador correntino José Antonio Romero Feris reiteró en los últimos días que "si surge una solución integral para el país, un proyecto opositor con el que yo coincido, doy un paso al costado".

También aquí podrían influir algunas críticas directas del ex senador a Lavagna, a quien acusó de "consentirle muchas cosas a Kirchner. Es necesario que las propuestas se discutan y no se impongan, con diálogo y coherencia", afirmó el ex senador, otro de los participantes de la carrera hacia el próximo octubre.

Los que ya estan anotados

Jorge Sobisch (MPN)

  • El gobernador neuquino recorre el país convencido de que vencerá a Kirchner en las elecciones de octubre. Podría declinar su postulación y sumarse a un conglomerado con Lavagna y Macri.

Carlos Menem (PJ)

  • El ex presidente insiste en su intención de competir en las próximas elecciones. Sin apoyos territoriales de relevancia, también podría sumarse a un eventual frente de centroderecha.

José Romero Feris (PAN)

  • El ex senador correntino se sumó, hace un mes, a la carrera por la presidencia. Afirmó que dará "un paso al costado" si antes de octubre aparece un proyecto opositor que lo convenza.

Elisa Carrió (ARI)

  • La candidatura de Lavagna podría reforzar su perfil de centroizquierda. Anuda acuerdos con socialistas, referentes sociales y religiosos para intentar llegar a la Casa Rosada.
TEMAS DE HOYConsejo de la MagistraturaLa relación EE.UU. - CubaMariano BeneditElecciones 2015