Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una dragona de Komodo virgen tuvo cría

Flora, la madre de ocho años, causó estupefacción entre el personal del Zoológico de Chester cuando apareció preñada sin haber tenido jamás un macho

Miércoles 24 de enero de 2007 • 07:00

MANCHESTER, Inglaterra (AP).- Una dragona de Komodo virgen procreó cinco ejemplares, anunció un zoológico británico, en un giro evolutivo que suscitó entre los científicos la esperanza de reproducir en cautiverio a especies amenazadas.

Flora, la madre de ocho años, causó estupefacción entre el personal del Zoológico de Chester en el norte de Inglaterra cuando apareció preñada sin haber tenido jamás un macho de pareja ni haber siquiera estado expuesta al sexo contrario.

"Flora es ajena a la emoción que causó, pero nos complace decir que ella es ahora mamá y papá", dijo con exaltación Kevin Buley, el especialista del zoológico en vertebrados menores e invertebrados.

"Cuando el primero de los bebés fue incubado, no sabíamos si prepararle un té a Flora o pasarle los cigarros".

Los cascarones comenzaron a resquebrajarse la semana pasada luego de una gestación de ocho meses, que culminó con el nacimiento ayer del quinto dragón con los colores negro y amarillo característicos de la especie, que en la etapa adulta llega a medir tres metros de largo y pesar entre 80 y 140 kilogramos. Otros dos huevos son todavía incubados.

Los dragones bebes miden de 40 a 45 centímetros (de 16 a casi 18 pulgadas) y pesan de 100 a 125 gramos (entre 3,5 y 4,4 onzas)", dijo Buley, quien dirige al equipo de expertos que atiende a los animales del zoológico.

Señaló que los bebes -que pertenecen a los saurios de mayor tamaño en el mundo- están bien de salud y disfrutan una dieta de grillos y langostas.

Otras especies de reptiles se reproducen también en forma asexuada en un proceso conocido como partenogénesis. Pero la concepción virginal de Flora, y la de otra dragona en el Zoológico de Londres en abril, son las primeras documentadas entre los dragones de Komodo.

Te puede interesar