Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Puntos de vista

Martes 13 de febrero de 2007
SEGUIR
LA NACION

Conmoción entre algunos alumnos high-tech de fotografía del Fitchburg College de Boston: miran las fotos sacadas por chicos de Tuyutí, Cucullu y Espora, registradas con cámaras que ellos hubieran considerado inservibles, con lentes en estado desastroso y rollos de calidad dudosa. Y les gustan. Se trata de la muestra Growing from Underneath (Creciendo desde abajo), que también incluye el trabajo de otros chicos fotógrafos africanos, de Ghana.

En Tuyutí viven 17 personas, tienen una escuela unitaria (es decir, todo el mundo va al mismo grado), y de ahí son el chico de la foto de arriba (de Guillermo Vega), el perro y el chico de la foto de abajo (de María Sol Pelibissio), y ahí está la iglesia (registrada por Franco Saldivia). En Cucullu, en tanto, viven 800 personas, y de ahí es la chica que anda en bicicleta (fotografiada por Claudia Franco).

Igual que Espora, son pueblos del partido de San Andrés de Giles, por donde va y viene el fotógrafo Diego Arranz dando talleres en escuelas rurales, en los que privilegia el trabajo "más ligado a lo lúdico que a la técnica".

Arranz empezó a andar por ahí hace 5 años, liderando safaris fotográficos, exponiendo el trabajo de cada grupo (en casas abandonadas, en estaciones de tren desiertas) y sorprendiéndose bastante: es normal, por ejemplo, que parte del público vaya de foto en foto... a caballo. "Con el tiempo me fui encariñando con estos pueblos", explica, y hace dos años empezó con sus talleres, que desde 2007 cuentan con un subsidio, y desde el principio recibe donaciones de material fotográfico (se puede ayudar escribiendo a info@fotoescape.com.ar).

Para el que no ande por Boston, hay una versión on line (y reducida) del segmento argentino de la muestra, en www.museofotograficosimik.com/galeria .

Te puede interesar