Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La electricidad es hasta tres veces más cara en el interior

La Capital y el Gran Buenos Aires son los únicos beneficiados por el congelamiento de tarifas

SEGUIR
LA NACION
Lunes 19 de febrero de 2007

Isabel y Celina Ortiz no gastan demasiada electricidad. Dicen que en Villa Warcalde, la localidad cordobesa donde viven, no se necesita del aire acondicionado porque es fresco. Aun así, las Ortiz, dos sonrientes cordobesas que viven en la casa de sus padres con sus hermanos Belisario y Juan, reciben cada bimestre una factura de unos 180 pesos de EPEC, la empresa distribuidora de electricidad cordobesa.

Mucho más que la que ve llegar Candelaria B., de 23 años, porteña hasta la médula, que vive en el barrio de Recoleta con sus padres y tres hermanos más: no excede los 100 pesos por bimestre. "Gastamos poco, ¿no?", pregunta Candelaria, terapista ocupacional.

Las desigualdades de una Argentina que busca salir del atolladero energético: hay ciudades del interior que llegan a pagar por la electricidad residencial el triple de lo que pagan la Capital Federal y el conurbano bonaerense, hoy con tarifas un 83% inferiores al promedio del resto del país. Usuarios de asentamientos ubicados en Resistencia, Formosa o San Juan pagan precios considerablemente más caros que, por ejemplo, residentes de countries bonaerenses o la torre Le Parc.

No es gratis. Es precisamente el área metropolitana, que se lleva un 40% del consumo nacional, el segmento que impulsa la demanda y acerca el escenario a la palabra cada vez más temida por el Gobierno: apagón.

Un reciente estudio de la consultora Fundelec lo explica en números. Mientras todo el país registró en enero pasado un aumento de demanda de electricidad de 5,16%, la Capital Federal y el conurbano bonaerense exhibieron un 7,5%. El interior por separado, en tanto, un 4,5 por ciento.

Elasticidad en el consumo

El economista Daniel Montamat, ex presidente de YPF y ex secretario de Energía, está convencido de que gran parte de la responsabilidad de que el Gran Buenos Aires empuje el consumo reside en las bajas tarifas. "Por supuesto que tiene que ver. Hay una relación entre precios y consumo. Eso se llama elasticidad. En el interior pagan mucho más, pero como no sale en LA NACION y en Clarín , a nadie le preocupa. El Gobierno está sugestionado por lo que sale en los diarios."

Más ejemplos:

Un departamento de 40 metros cuadrados ubicado en la Capital Federal consume, en promedio, 180 kW/h por bimestre y paga una factura de 19,20 pesos. El mismo departamento y el mismo consumo abonan $ 39,77 en Santa Fe, $ 36,82 en Salta y $ 29,23 en Córdoba.

Un quiosco chico puede consumir 415 kW/h en Buenos Aires y tendrá una factura de 89,94 pesos. Si estuviera en Córdoba, pagaría $ 117,55; en Santa Fe, $ 104,30, y en Salta, $ 97,35.

Para un departamento de 200 metros cuadrados que gastara 1000 kW/h, la tarifa en Buenos Aires, $ 59,20, sería tres veces inferior a la del mismo consumo en Córdoba ($ 176,39) y Santa Fe ($ 171,54), y más de dos veces más barata que en Salta ($ 125,44).

La situación ha sido en varias oportunidades planteada, en reuniones reservadas con el Gobierno, por analistas y, desde ya, por los ejecutivos de las empresas distribuidoras de electricidad, que piden aumentos de tarifas desde hace cinco años para las casas de familia. "No tenga dudas: la demanda crece en Buenos Aires por las tarifas bajas", dijo a LA NACION un ejecutivo de una empresa generadora eléctrica. El sector residencial explica más de un 35% del consumo de todo el sistema.

Estados federales

Hace un mes, LA NACION le planteó la inquietud, durante una comida, al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido. "Mire -contestó entonces-, la gente del interior no paga más porque eso se decida en la Capital Federal, sino porque así lo dispone cada jurisdicción. Si ellos deciden que es mejor ese precio o, por el contrario, seguir al Estado nacional, no nos vamos a meter. Nosotros no vamos a tirar los precios para arriba de toda la economía, sino al revés. Se trata de Estados federales, cada uno con decisión propia. Yo no manejo todos los contratos. El caso de Edenor, Edesur y Edelap, que son los que regulamos nosotros, puede servir como referencia."

En enero pasado, la demanda total del mercado eléctrico mayorista fue de 8363,4 GW/h. Un año antes, durante el mismo mes, había sido de 7952,9 GW/h, lo que exhibe el referido incremento del 5,16% en 12 meses.

El informe de Fundelec indica que las provincias en que se dio el mayor crecimiento del consumo fueron Jujuy (+18,2%), Corrientes (+13,6%), Neuquén (+12,7%) y Río Negro (+12%). Ocurre, sin embargo, que todos estos distritos tienen muy baja participación en la demanda nacional. Toda la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal, en cambio, suponen más de un 50%. Sólo tres provincias ahorraron electricidad durante enero: Formosa (-3,9%), Santa Fe (-0,9%) y Salta (-0,6%).

Te puede interesar