Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ziegler y un trío muy creativo

Miércoles 21 de febrero de 2007
0

Presentación de Ziegler Trío , con Pablo Ziegler en piano, Quique Sinesi en guitarra de siete cuerdas y Walter Castro en bandoneón. En Notorious. Nuestra opinión: muy bueno

La propuesta del pianista Pablo Ziegler es una de las expresiones que mejor definen la confluencia del mundo de la música ciudadana con el espíritu jazzístico. Básicamente, dos son los más claros ejemplos de esta fusión de tono conceptual: las improvisaciones y el ensamble, en el cual no hay casi duplicidad de funciones, es decir, cada instrumento trabaja en un plano diferente pero complementario.

El show del músico en Notorious, antes de presentarse en el Festival de Tango y para luego salir de gira, fue una suerte de repaso de su último trabajo discográfico Bajo cero y un interesante adelanto de su próximo disco, que saldría en Holanda hacia mediados de año.

El trío comenzó con "Michelangelo 70", de Piazzolla, una composición que es toda una carta de identidad, pues el espíritu jazzístico de aquel gigante del bandoneón está muy presente. Mientras que Ziegler repasa la melodía dentro de un estilo depurado, las voces de Walter Castro en el bandoneón y Quique Sinesi en la guitarra le ponen un andar agitado. El bandoneón no deja que los arreglos alejen este tema del espíritu ciudadano, mientras que Sinesi posee varios lenguajes con los que refresca la composición.

Luego hicieron temas de su nuevo disco como "La fundición" y "Blues porteño"; ambas composiciones mostraron un buen trabajo en la edificación de climas montados sobre una sucesión de arreglos complejos. El primero de ellos es, al comienzo, una balada que se irá transformando con las vueltas, hasta terminar en un tema rápido. Ziegler, nuevamente, fue el encargado de liderar la frase melódica, salpicada de espacios para que el bandoneón ancle la canción en Buenos Aires, mientras que Sinesi, un músico de gran nivel como improvisador, recorrerá un aire gitano, seguido de un toque de candombe.

Experimentación

En el "Blues porteño", bandoneón y guitarra hicieron una base mientras que Ziegler toma un aire propio de ese género, pero muy abierto armónicamente y con arreglos de una complejidad poco blusera, pero interesante en términos de experimentación. La idea es reunir dos géneros con puntos de contacto, como el blues y el tango, fuertemente rítmicos y con mensajes claros, salvo para Sinesi, que en su solo propuso un tono abstracto, interesante y que volvió la preocupación del grupo por desarrollar un ensamble de intrincados arreglos.

"Milonga para Hermeto Pascoal", de Sinesi, es una fusión entre el espíritu rítmico de la milonga con una especie de frevo nordestino. En verdad el tema es una suerte de combinación extraña y edificante, tocada a toda velocidad y en la cual los aires se entrecruzan dentro de un espíritu lúdico. "Places", de Ziegler, es una balada de tono piazzolliano, con un cuerpo melódico-rítmico cambiante, con un tono fuertemente influido por el canto del bandoneón, que parece recorrer distintos géneros, diferentes ciudades.

El aire que impone Ziegler desde el piano es continuado por Castro desde su bandoneón y quebrado por esa vena inspirada de Sinesi con su guitarra de siete cuerdas. Un encuentro con un trío que ha desarrollado una mirada que si bien no es novedosa, sí es creativa en términos de arreglos y de ensamble.

César Pradines

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas