Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Corte Suprema falló por la violencia en el fútbol

Condenó a la AFA y a Lanús a indemnizar a un hombre que perdió la visión tras producirse incidentes en la tribuna del club granate en un partido jugado en 1996

Martes 06 de marzo de 2007 • 16:12

La Corte Suprema de Justicia de la Nación responsabilizó a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y al Club Atlético Lanús a indemnizar a un particular por las lesiones que sufrió en las inmediaciones del estadio de la institución mientras se disputaba un partido en 1996.

La AFA se había opuesto a la demanda en su contra, pero la Corte indicó que tendría que haber destinado una parte de sus medios organizativos para prever y resolver situaciones como las que originaron el reclamo, ya que "no es razonable participar en los beneficios trasladando las pérdidas".

La provincia de Buenos Aires, demandada por la supuesta ineficiencia policial, fue excluida de la condena porque se consideró "irrazonable e insoportablemente costoso para la comunidad" que sea obligada a que ningún habitante sufra daños de ningún tipo.

El hecho. Se registró en la tarde del 30 de noviembre de 1996 y tuvo como víctima a Hugo Arnaldo Mosca, que como chofer del diario Clarín había trasladado al estadio granate a los reporteros gráficos del diario Clarín para que cubrieran el partido de fútbol entre el equipo local y el de Independiente de Avellaneda.

Sobre el final del partido Independiente desniveló el marcador, lo que originó que los simpatizantes de Lanús comenzaran a arrojar todo tipo de elementos contra la hinchada visitante, circunstancia en la que Mosca fue alcanzado por una piedra que impactó en el ojo izquierdo.

Como consecuencia de la herida el chofer tuvo una progresiva pérdida de la vista, en tanto que no pudo ser identificado el autor de la agresión.

Los responsables. La Corte apuntó al club porque "todo organizador de un espectáculo deportivo tiene una obligación de seguridad respecto de los asistentes".

El máximo tribunal agregó que "las relaciones de complacencia ante los integrantes de la hinchada revelan una manifiesta negligencia en el cumplimiento de las medidas de seguridad".

Y la AFA fue condenada porque es "organizadora" y "beneficiaria" del espectáculo deportivo que originó la lesión de Mosca.

La Corte tuvo en cuenta que la AFA fija fechas, horarios, firma contratos de trasmisión televisiva e interviene en muchos otros aspectos "además de tener una ganancia directa derivada de dichos eventos, todo lo cual permite calificarla como partícipe".

El tribunal consideró que "los numerosos acontecimientos de violencia, los daños sufridos por las personas, la zozobra por la inseguridad y la conmoción social que existe por estos sucesos, no puede pasar desapercibida por un dirigente razonable y prudente".

La Corte agregó que "la idea de que los organizadores se ocupan sólo del deporte y sus ganancias, mientras que la seguridad es un asunto del Estado, es insostenible en términos constitucionales".

Esto se, contrapone con las aseveraciones permanentes del titular de AFA, Julio Grondona, quien recalca que su organismo "no tiene ninguna responsabilidad en el aspecto de seguridad en el fútbol, sino que eso le corresponde exclusivamente a la policía".

En cambio para el máximo tribunal de la Nación "la seguridad es un derecho que tienen los consumidores y usuarios y está a cargo de quienes desarrollan la prestación o la organizan bajo su control".

La Corte afirmó que "las consecuencias económicas que podrían derivarse de juicios de los asistentes a espectáculos deportivos están en manos de los propios organizadores".

En tal sentido, la Corte expuso que "en la medida que (los organizadores) sean rigurosos con la seguridad y sancionen a quienes la ponen en riesgo, tendrán menos reclamos, lo cual constituye un poderoso incentivo económico para el cumplimiento efectivo de sus obligaciones".

En definitiva, la Corte se expidió más de diez años después de sucedido un episodio de violencia en el fútbol, condenando a un club y a la AFA, sentando un precedente muy importante en el tratamiento de este tema.

Te puede interesar