Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El silencio no es salud, afirma una campaña contra la droga

Martes 13 de marzo de 2007
SEGUIR
LA NACION

"El silencio no es salud", corrige el Consejo Publicitario Argentino. Su campaña, estrenada la semana pasada, está consagrada a prevenir la drogadicción mediante el diálogo, en especial en el seno de la familia. "Hablá con tus hijos de las drogas", señala uno de los anuncios antes de remitir a una línea 0800.

En realidad, no se habla poco sino mucho del flagelo, pero no siempre se lo hace profesionalmente, al menos en publicidad. Basta con recordar el descabellado y peligroso Operativo Sol lanzado varios veranos atrás, en el que testimoniaba la celebridad menos indicada para dar consejos sobre el tema: Diego Maradona.

Mundialmente, incluso cuando intervienen especialistas, no siempre se encuentra el tono justo de la comunicación, por lo que se suele caer en mensajes muy lavados que tratan la tragedia casi en clave de comedia.

No es el caso del CPA. La actual iniciativa empalma con una anterior, de 1998, muy dura y que tuvo una repercusión excepcional: más de 8000 llamadas de urgencia a la 0800 mencionada al pie.

"Tan buena fue esa campaña que, ocho años después, sigue siendo recordada, y la ONG encargada de atender las consultas, El Reparo, continúa recibiendo llamadas", expresa Fernando Capalbo, presidente de la Comisión de Drogadicción del Consejo. Por eso la edición 2007 cuenta con el apoyo técnico de la misma organización y con el asesoramiento de Fundación Manantiales, Fonga y Narcóticos Anónimos.

Tres meses, tres años

"El silencio no es salud", publicada en televisión, gráfica, radio y vía pública, estará en el aire durante tres meses, por lo menos, pero en rigor es apenas el inicio de una campaña más ambiciosa que, con otras piezas, se extenderá a lo largo de tres años.

"El impacto de este tipo de comunicación suele apagarse cuando terminan -añade Capalbo-. Para aspirar a resultados más satisfactorios hay que darle continuidad, pero renovando el material."

El Consejo Publicitario, con el propósito de agilizar la elección y el lanzamiento de sus campañas, cuenta con varias comisiones temáticas. Drogadicción es una de esas comisiones, pero también las restantes, Adopción, Educación y Nutrición, actualmente alternan sus mensajes en los medios de difusión.

El CPA es una entidad sin fines de lucro, fundada en 1960 y desde entonces es líder en campañas de bien público. El trámite consiste en escoger un tema actual, según los sondeos de opinión; seguidamente, se convoca a los profesionales encargados de crear y producir los anuncios.

La ficha técnica de "El silencio no es salud" permite identificar a los profesionales que colaboraron, gratuitamente, en la que nos ocupa.

Detrás de Capalbo, responsable por el anunciante (de la campaña también participaron Gustavo Brizuela, Marcelo Amatti, Luis Ibarra García, Adriana Navarro, Santiago Pont Lezica y Gustavo Anderson), asoman la agencia ADN Comunicación, representada por Pablo Ferrari, director creativo, y Anderson, director de cuentas, y la productora Dosve, dirigida por Fernanda Valentín.

La banda de sonido fue confiada a La Rana y la locución a Roberto Saldi. La grabación se hizo en Sonoart.

Estas firmas donaron su tiempo, e incluso solventaron algunos gastos. Las imágenes del comercial fueron suministradas por Canal 13, y Telefónica se hizo cargo del costo de la línea 0800.

"Debido a estos generosos aportes, el costo de «El silencio no es salud» exigió un módico desembolso si se lo compara con la importancia de la campaña", manifiesta Capalbo.

"El país del después"

Según manifiestan las autoridades del CPA, "nos caracterizamos por ser «el país del después». Pasa algo y después se pone el grito en el cielo. Pero en temas de tanta gravedad como la drogadicción, lo que corresponde es prevenir los acontecimientos".

Según estudios realizados entre estudiantes secundarios sudamericanos, la Argentina es el país con más alto consumo de cocaína. Un 2,5% de los estudiantes manifestó haber probado cocaína al menos una vez durante el último año, y un 3,5% alguna vez en su corta vida.

"Es terrible el incremento del consumo de alcohol y de drogas en la Argentina -afirma Elsa Gervasio, de El Reparo-. La gente está muy asustada y llama con desesperación. A veces no se termina de satisfacer la demanda porque todos buscan una respuesta inmediata, pero resulta imposible dársela, porque la drogadicción es complicada y por momentos hasta socialmente aceptada".

Según Jorge Gandolfo, vicepresidente del CPA, "la campaña tiene dos ejes básicos relacionados entre sí: por un lado, los anuncios gráficos y de vía pública cuestionan el concepto de "el silencio es salud", planteando explícitamente la necesidad del diálogo familiar.

Por otro, el comercial televisivo subraya dramáticamente esa actitud e invita a la acción, con especial hincapié en la prevención".

Te puede interesar