Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El vengador y su endiablada moto

Espectáculos

Ghost Rider: el vengador fantasma ( Ghost Rider , EE.UU./2006). Dirección y guión: Mark Steven Johnson. Con Nicolas Cage, Eva Mendes, Wes Bentley, Sam Elliot, Peter Fonda y otros. Fotografía: Russell Boyd. Música: Christopher Young. Presentada por Columbia. Hablada en inglés. Duración: 109 minutos. Calificación: sólo apta para mayores de 13 años.
Nuestra opinión: buena

Las tiras cómicas que, a lo largo de los años, apasionaron a decenas de lectores, casi siempre encuentran en la pantalla grande una fuente de inspiración para los productores, permanentemente ávidos por recrear tétricas aventuras y fábulas estremecedoras. En la década del noventa Ghost Rider se convirtió en un éxito al publicarse en revistas de amplia tirada y debieron pasar algunas décadas para que el realizador Mark Steven Johnson se decidiese a trasladar esa aventura al cine. Igual que la serie de libros de los "cómics", en esta versión cinematográfica su protagonista combina buen humor y oscuridad con el género del Oeste y superhéroes inmersos en elementos de terror y de suspenso.

La trama se centra en Johnny, un motociclista hábil en sus apariciones frente a sus seguidores que, de adolescente, hizo un trato con el diablo para que protegiese a sus seres más queridos: su padre y su novia de la infancia. Mucho tiempo después el diablo reaparece para cobrar su deuda y así Johnny es un acróbata en su moto, pero, por las noches, en presencia del diablo, se convierte en el vengador fantasma, un generoso cazador de temibles demonios y, obligado por ese Satanás que no olvidó el antiguo pacto, deberá confrontar su destino y usar su maldición y sus poderes para defender a los inocentes.

Entre su lucha mortal contra los seres ávidos de sangre y la aparición de su ex novia, ahora una periodista de éxito, este personaje está siempre dispuesto a destruir el pacto que suscribió en su adolescencia, pero buscar ese pergamino escondido en un sitio casi inaccesible no es tarea fácil para quien, como Johnny, debe enfrentarse a una doble personalidad en la que el bien y el mal se chocan en medio de una extrema violencia y de cierta dosis de ternura cuando, lejos de su motocicleta, reanuda su romance con aquella muchacha que, ahora, retorna para ayudarlo a consumar su venganza.

El director Mark Steven Johnson, autor, además, del entretenido guión, supo aportar nerviosismo y vitalidad a esta historia sostenida eficazmente por impecables efectos especiales y por esa adrenalina que, sin pausas, recorre toda esta trama que se convierte en un plato fuerte para los seguidores de este género de acción. Nicolas Cage aporta la necesaria cuota de dramatismo y, a veces, de cierto pícaro humor, en tanto que la bella Eva Mendes recorre con eficacia su papel de ladera de ese vengador que desea, finalmente, terminar con la maldición que lo persiguió durante tantos años.

Los poderes sobrenaturales de este vengador fantasma transforman a aquella tira cómica en un film que permite hallar todos los elementos del género, en su tránsito del horror a la tensión y de las situaciones más absurdas a la necesidad de lograr una astuta madeja que, con todas las convenciones a cuestas, aporta la necesaria vibración que necesitaba el relato. Tanto la fotografía como la música sostienen adecuadamente el oscurantismo de este pacto con el diablo que, sin duda, eleva a una de las mitologías más exclusivas del universo de los libros de tiras cómicas. .

Adolfo C. Martínez
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYProtesta policialPobrezaEugenio ZaffaroniTelefonía 4GLa pelea con los holdouts