Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Scioli recibió elogios a la Argentina en Italia

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 21 de marzo de 2007

ROMA.- Pese a que granizó como nunca, llovió torrencialmente y bajó la temperatura en forma abrupta, ayer fue una jornada muy positiva para el vicepresidente Daniel Scioli, que recibió elogios de parte del presidente italiano, Giorgio Napolitano, por la recuperación económica de la Argentina y su política de derechos humanos.

Las palabras de Napolitano, máxima figura institucional del país, cerraron otro día de encuentros de altísimo nivel tanto de tipo político como empresarial, en los que quedó manifiesta la voluntad de restablecer una relación bilateral fuerte, según contó Scioli a LA NACION.

En lo que a todas luces marca el comienzo de una nueva etapa después de la crisis por el default, el vicepresidente concluirá hoy su gira italiana con sendas reuniones con el canciller, Massimo D Alema, y el premier, Romano Prodi.

Además, saludará brevemente al Papa, que gracias a la labor de la embajada argentina ante la Santa Sede, descenderá de su jeep e intercambiará algunas palabras con el vicepresidente debajo del Arco de las Campanas, antes de dirigirse hacia el sagrato de la Plaza de San Pedro para la audiencia general.

"Italia y la Unión Europea deben volver a mirar hacia América latina, a través de la Argentina", sostuvo el presidente Napolitano durante su encuentro de casi una hora con Scioli en el Palazzo del Quirinale, en el que también estuvo el embajador argentino en Italia, Victorio Taccetti.

En esta entrevista, el primer mandatario se mostró muy interesado en la Argentina como plataforma hacia el resto del subcontinente, en las tratativas entre la Unión Europea y el Mercosur, y destacó el apoyo que Italia le dio a la apertura de negociaciones entre la Argentina y el Club de París.

Antes, en la reunión que mantuvo con el presidente de la Cámara de Diputados, Fausto Bertinotti, también reinó un ambiente muy propicio y se habló de la necesidad de intensificar las relaciones. En un gesto que habla a las claras del afecto hacia la Argentina, cuando Bertinotti llevó a Scioli al recinto de Montecitorio e informó de su presencia, un aplauso cerrado estalló entre los legisladores, que incluso se pusieron de pie para saludar al vicepresidente. "Fue algo impresionante, que demostró que entre los dos países hay algo adormecido que cuando despierta se vuelve un gigante", contó a LA NACION Scioli.

Los resultados más concretos, sin embargo, fueron por la mañana en la sede de la Confindustria (la UIA argentina) de Via Veneto. Más allá de las explicaciones que se oyeron sobre por qué hoy conviene invertir en la Argentina, el presidente de Confindustria, Luca Cordero di Montezemolo, que es también presidente de Fiat, selló un acuerdo para que se organicen cuatro seminarios para que empresarios de los dos países avancen en proyectos en cuatro sectores clave: agroalimentación, metalmecánica, energía y turismo.

Estos seminarios, que se realizarán en noviembre en varias ciudades italianas, serán la antesala del viaje de una delegación de 100 empresarios a Buenos Aires en marzo próximo.

Justamente para coordinar esta iniciativa, que apunta a un aumento del volumen de negocios e inversiones, en junio volverá a viajar a esta capital Beatriz Nofal, presidenta de la Agencia Nacional de Desarrollo e Inversiones.

Te puede interesar