Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Según muchos estudios, aumenta la posibilidad de error

Hacer muchas cosas a la vez disminuye la eficiencia y la rapidez

Ciencia/Salud

Aconsejan olvidar las distracciones mientras se conduce, se estudia o se trabaja

Diferentes trabajos científicos, publicados y por publicar, ofrecen evidencias de los límites del multitasking ; es decir, la eficiencia que se pierde cuando se realizan varias tareas al mismo tiempo. Los hallazgos, de acuerdo con los neurocientíficos y psicólogos, sugieren que muchas personas harían bien en dejar de lado su comportamiento "multitarea" cuando trabajan, estudian o manejan.

Estos expertos tienen algunos consejos para dar: chequee los mensajes de correo electrónico una vez por hora como máximo; escuche música suave mientras estudia para aumentar la concentración; olvide otras distracciones -como canciones, enviar mensajes instantáneos o mirar televisión- si no quiere disminuir su efectividad. Manejar mientras se habla por celular, incluso con un sistema manos libres, es mala idea.

En suma, la respuesta parece estar en manejar la tecnología, en lugar de simplemente rendirse a sus incesantes requerimientos.

"Hacer muchas cosas al mismo tiempo lo retrasará y aumentará las posibilidades de que cometa errores -dijo David E. Meyer, científico cognitivo y director del Laboratorio de Cerebro, Cognición y Acción de la Universidad de Michigan-. Las interrupciones son mal negocio desde el punto de vista de nuestra capacidad de procesar la información."

El cerebro humano, con sus cientos de miles de millones de neuronas y los cientos de billones de conexiones sinápticas, es un centro de procesamiento. "Pero una limitación clave es la falta de capacidad de concentrarse en dos cosas al mismo tiempo", dijo René Marois, investigador y director del Laboratorio de Procesamiento de la Información de la Universidad de Vanderbilt. Marois y otros tres investigadores informaron, en un trabajo que se publicó en Neuron en diciembre pasado, que habían utilizado resonancia magnética para ubicar el cuello de botella del cerebro y para medir cuánta eficiencia se pierde cuando uno trata de realizar dos tareas al mismo tiempo.

A los participantes en el estudio se les dieron dos tareas y se les pidió que respondieran a imágenes y sonidos. La primera consistía en presionar la tecla correcta del teclado de la computadora después de escuchar uno de ocho sonidos. La otra, en pronunciar la vocal correcta después de ver una de ocho imágenes.

Los investigadores no comprobaron ningún retraso cuando las tareas se realizaron una por vez. Pero encontraron que la respuesta a la segunda tarea se demoraba hasta un segundo cuando los participantes del estudio tenían que realizar dos tareas al mismo tiempo.

En muchas tareas cotidianas, por supuesto, un segundo perdido es poco importante. Pero una conclusión que puede extraerse de la investigación de Vanderbilt, dijo Marois, es que hablar por celular mientras se conduce un auto es peligroso. Un segundo de demora en la respuesta cuando se conduce a 60 km por hora podría ser fatal, subrayó.

"Creemos que tenemos un cerebro que puede hacer más de lo que realmente hace", observó Marois, que asegura que apaga el celular mientras maneja.

Los jóvenes, de acuerdo con la creencia tradicional, son los más hábiles "multifunción". Basta con mirar a los adolescentes y jóvenes de veinte años escribiendo por e-mail, mandando mensajes de texto y escuchando el i-Pod, todo al mismo tiempo.

Investigaciones recientes del Instituto para el Futuro de la Mente, de la Universidad de Oxford, sugieren que la percepción popular es discutible. En el experimento, les dieron 90 segundos para traducir imágenes en números utilizando un sencillo código a un grupo de chicos de entre 18 y 21 años, y a otro de entre 35 y 39.

El grupo más joven obtuvo resultados un 10% mejores cuando no se lo interrumpía. Pero cuando ambos grupos fueron interrumpidos por una llamada telefónica o un mensaje de texto el segundo grupo fue igualmente eficiente y rápido.

"Las personas mayores piensan más despacio, pero tienen una inteligencia más rápida y fluida, de modo que pueden bloquear mejor las interrupciones y elegir en qué concentrarse", dijo Martin Westwell, director ejecutivo del instituto.

Westwell tiene 36 años y, por lo tanto, debería ser más capaz de manejar las interrupciones. Pero sin embargo ha modificado sus hábitos de trabajo desde que finalizó la investigación, el mes pasado. "Chequeo mi correo electrónico con menos frecuencia -afirmó-. Las interrupciones realmente pueden sacarlo a uno de lo que está haciendo."

En un estudio reciente, a un grupo de empleados de Microsoft le tomó 15 minutos, en promedio, volver a su trabajo después de ser interrumpidos. "Me sorprendió lo fácilmente que se distrae la gente y lo que tarda en volver a su tarea", dijo Eric Horvitz, coautor con Shamsi Iqbal, de la Universidad de Illinois, de un trabajo que se presentará el mes próximo. .

Por Steve Lohr De The New York Times
TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsCristina KirchnerElecciones 2015Actividad económica