Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un síndico confirmó el pago de coimas

Pertenece a la firma constructora; ratificó un informe interno que asevera que se abonaron comisiones

Sábado 31 de marzo de 2007

El síndico de Skanska prestó ayer una declaración que dos fuentes judiciales calificaron de importante para la causa del presunto pago de coimas a funcionarios del Gobierno durante la ampliación del Gasoducto Norte.

Claudio Corizzo, síndico de la filial argentina de la constructora sueca Skanska, declaró ayer como testigo ante el juez federal Guillermo Montenegro y el fiscal federal Carlos Stornelli, y ratificó la auditoría interna que realizó en la firma en marzo del año pasado, en la cual afirmó que directivos de Skanska autorizaron el pago de comisiones indebidas.

Skanska construyó la planta impulsora Deán Funes en el tramo cordobés del Gasoducto Norte, y para esa obra fue contratada por la licenciataria del gasoducto, Transportadora Gas del Norte S.A. (TGN).

Corizzo, según las fuentes, dijo desconocer a quiénes se habrían pagado esas comisiones. Pero explicó la forma en que desarrolló la investigación que le encomendó Skanska, en el transcurso de la cual determinó que, entre julio y octubre de 2005, Skanska pagó 13.400.000 pesos por contrataciones, pagos a proveedores y subcontratistas.

Pero halló una peculiaridad en esos pagos, que Corizzo subrayó: se efectuaron con 23 proveedores mediante 118 comprobantes o facturas presuntamente falsas, y esos proveedores no estaban en condiciones de realizar los trabajos que facturaban a Skanska. Eran simples operaciones simuladas en las facturas para justificar la salida de dinero de Skanska.

Corizzo interrogó a dos directivos de la empresa que, según expresó, le aseguraron que el total de esos pagos simulados por más de 13 millones de pesos fue para abonar comisiones no debidas: un eufemismo para indicar coimas. Esos 13 millones de pesos se pagaron, pero no a las firmas de las facturas. Los directivos no le habrían informado quién cobró el dinero.

El síndico, que dio los nombres de los dos directivos de Skanska -hoy apartados de sus cargos junto con otros cuatro gerentes-, también reveló que dentro de la firma hubo una ingeniería documental previa para luego justificar esos pagos.

Dos de las facturas falsas por más de un millón de pesos pertenecían a la firma Infiniti.

En realidad, la auditoría de Corizzo fue consecuencia de una investigación del juez en lo penal tributario Javier López Biscayart sobre una enorme maniobra de evasión de impuestos concretada mediante facturas falsas de la empresa Infiniti. Una de las cerca de 180 empresas investigadas por evasión era Skanska.

Servicios sin prestar

Pero cuando López Biscayart indagó a Adrián López, apoderado de Infiniti, López afirmó que las dos boletas falsas de Infiniti a nombre de Skanska, que facturaban servicios no prestados, fueron para pagar coimas.

A diferencia de las cerca de 180 empresas que habrían evadido pagos de IVA -entre las cuales hay varias de primer nivel- Skanska no sólo no negó el hecho, sino que -empresa sueca al fin- además de admitir la evasión, pagó lo evadido y sus multas. Y concluida la auditoría de Corizzo, la incorporó a la causa de López Biscayart.

Abierta la investigación por presuntas coimas en el fuero federal -paralela a la de López Biscayart-, Stornelli recibió la aprobación de Montenegro y anteayer fue a Skanska a buscar documentos.

Entre el material que se llevó estaba la copia de la auditoría, pero no las más de 3000 páginas de documentos, facturas y grabaciones que fueron el soporte documental del trabajo, pues este material lo había secuestrado López Biscayart en un allanamiento realizado previamente.

López, el apoderado de Infiniti hoy preso como jefe de una asociación ilícita tributaria, le había dicho a López Biscayart que el dinero que la gente de Skanska le pagó con cheques a Infiniti -firma ficticia, sin domicilio ni personal, que vendía facturas falsas- él lo cobraba en la caja del Banco Supervielle y luego lo devolvía a quienes le habían entregado los cheques.

El misterio es quiénes se quedaron con el dinero que salió de Skanska gracias a las facturas falsas.

Por Jorge Urien BerriDe la Redacción de LA NACION

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.