Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La comercialización de ganado

El Gobierno no descarta reestatizar el Mercado de Liniers si cae la concesión

Economía

Se lo dijo el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, a los obreros de la plaza

 
 

"Si la concesionaria entrega la llave y se va, no se preocupen: el Estado se va a hacer cargo del mercado", les dijo el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, a los líderes sindicales de los empleados del Mercado de Liniers, donde el mes pasado ingresó la mitad de hacienda que en el mismo mes de 2006.

El funcionario también autorizó la entrega de subsidios a los jornaleros, que vieron abruptamente reducidos sus ingresos ante la menor actividad de la plaza, el principal mercado de hacienda de referencia del país. Durante tres meses, esos trabajadores -que no están en relación de dependencia- recibirían una suma algo superior al seguro de desempleo vigente, de entre 250 y 350 pesos mensuales.

Pero no sólo los obreros del mercado recibirán subsidios oficiales en los próximos meses: está a la firma del secretario de Agricultura, Javier de Urquiza, la entrega a la firma concesionaria de "una asignación extraordinaria" de 250.000 pesos mensuales para este mes y el próximo. Ese dinero permitiría equilibrar las cuentas de Mercado de Liniers SA, cuyos directivos afirman estar perdiendo entre 200.000 y 300.000 pesos cada mes.

"El mercado tiene 107 años y es privado desde hace sólo 14 años. Antes siempre fue estatal, y si casi toda su vida fue estatal podría volver a serlo tranquilamente. Pero el Gobierno cree que esto se va a normalizar dentro de pocos meses", dijo Oscar Strumia, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Casas Consignatarias.

El gremialista destacó la predisposición de Moreno para recibir a los trabajadores: "No tenemos ningún problema con él, si pedimos una reunión nos recibe siempre", agregó.

En tanto, el secretario general del Sindicato de Trabajadores del Mercado de Liniers, Osvaldo Macri, afirmó que hasta ahora no hubo atrasos en los pagos. "Hasta ahora no tenemos por qué hacer paro porque seguimos cobrando. Pero, si el mercado va a seguir o no, no lo sabemos", afirmó. Tanto Strumia como Macri confirmaron la promesa de Moreno de hacerse cargo del mercado si los empresarios deciden abandonar la concesión. Ayer nadie atendió los teléfonos en la oficina del secretario de Comercio Interior.

Entre varios productores consultados volvió a llamar la atención la superposición de funciones que evidencian las secretarías de Agricultura y de Comercio Interior.

Con los subsidios anunciados en los últimos días, el Gobierno podría calmar los planteos de los operadores del mercado y de sus empleados, pero seguirá lejos de atenuar los reclamos de los ganaderos, que piden mayor transparencia en la comercialización de ganado. Desde noviembre de 2006, todas las transacciones en Liniers se rigen por una lista de precios máximos, sin respaldo normativo ni membrete oficial, enviada por el propio Moreno. El funcionario busca controlar el valor de la carne en las góndolas, que tiene una ponderación del 4,5% en el índice inflacionario.

Para los novillos, la lista de Moreno prevé un precio de $ 2,55 el kilo vivo. Pero en las operaciones que se realizan en remates feria del interior o en las ventas directas -que por su atomización quedan fuera del control oficial- ese valor puede superar los $ 3. De allí los aumentos de precios registrados en las carnicerías el último mes.

Desde la intervención oficial en Liniers, el ingreso de cabezas pasó de un promedio mensual de 180.000 cabezas a unas 90.000. También mermaron la calidad y el peso de los animales. Este no es un dato menor para la empresa concesionaria, que le cobra al productor -por intermedio del consignatario- el 0,40% de las ventas. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsLa muerte de García MárquezElecciones 2015Semana Santa