Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Enfrentamientos en Buquebús

Manifestantes de Gualeguaychú chocaron con la Prefectura; hubo dos detenidos

Viernes 06 de abril de 2007

Empujones, golpes, patadas, un herido y dos detenidos, que anoche fueron liberados. En eso se convirtió ayer la manifestación de un grupo de asambleístas de Gualeguaychú en la puerta de la empresa Buquebús, en Puerto Madero, luego de enfrentarse con efectivos de la Prefectura Naval.

Todo comenzó cerca de las 12, cuando unos 30 asambleístas se instalaron sorpresivamente, con pancartas y cantando contra la instalación de la papelera Botnia en Fray Bentos, en una de las puertas de acceso a la empresa, evitando el ingreso de vehículos. Algunos de ellos, incluso, llegaron a encadenarse al portón de acceso.

Fue entonces cuando actuaron miembros de la Prefectura. Protegidos con cascos y escudos y armados con tonfas intentaron sacar a los manifestantes a los empujones, lo que generó forcejeos y golpes.

¿El resultado? Dos manifestantes detenidos por resistencia a la autoridad, en una causa en la que intervino el juez federal Ariel Lijo, del Tribunal Federal N° 4. Por la noche, esos detenidos fueron liberados por el magistrado por no tener antecedentes.

Se trata de Alfredo D Angelis, presidente de la Federación Agraria de Entre Ríos, y Mariano Arocena. D Angelis terminó con una herida cortante en la nariz, por lo que fue asistido en el lugar por una ambulancia de la Prefectura.

Entretanto, el presidente de la Federación Agraria a nivel nacional, Eduardo Buzzi, condenó ayer el "accionar de las mal llamadas fuerzas de seguridad", que actuaron en la terminal portuaria.

Desde Gualeguaychú

Los manifestantes llegaron desde Gualeguaychú a bordo de un ómnibus de la empresa Vía Bariloche, que estacionó en la puerta de la empresa.

Una vez allí, vestidos con remeras negras con leyendas "No a las papeleras", los asambleístas intentaron bloquear el ingreso de automóviles a Buquebús, desde donde tenían intenciones, además, de repartir volantes con información sobre su protesta.

"Vinimos a hacer una protesta pacífica, para informar y pedir a los pasajeros de Buquebús que no viajen más a Uruguay", dijo a LA NACION Juan Veronesi, uno de los coordinadores de los asambleístas.

En medio de los forcejeos, y con la cara ensangrentada, D Angelis fue detenido por efectivos de la Prefectura, fue obligado a tirarse al piso y esposado con las manos cruzadas atrás, lo que provocó mayor malestar de los asambleístas, entre ellos mujeres, jóvenes y jubilados, y volvieron a reinar empujones, insultos y gritos.

"Por favor, ¿no ven que hay mujeres y ancianos?", reclamaba Rita Ruiz de López, de 61 años, mientras intentaba zafar de un forcejeo, cuando la Prefectura empujaba a los manifestantes para despejar el portón de ingreso de vehículos.

Las instalaciones de la empresa Buquebús, repleta de pasajeros que viajaban al país vecino a descansar durante el feriado de Semana Santa, estaban completamente sitiadas. Agentes de la Prefectura rodearon el lugar y sólo permitían el ingreso de los que mostraban sus pasajes.

Detenidos y liberados

En el juzgado federal de Ariel Lijo informaron a LA NACION que los dos dirigentes que fueron detenidos y luego liberados estaban alojados en una dependencia de la Prefectura. Durante la tarde, los agentes de seguridad averiguaron si alguno de ellos tenía antecedentes, lo que arrojó un resultado negativo. Al comprobarse que no tenían antecedentes, D Angelis y Arocena fueron liberados, luego de ser indagados.

Según la información que manejaba el juzgado, los agentes de Prefectura actuaron con orden del Ministerio del Interior. Ese organismo dio la instrucción de impedir que se obstruyera el paso de pasajeros o autos a las naves de Buquebús.

En el juzgado indicaron que los efectivos de seguridad sólo empujaron a los manifestantes para que no bloquearan las puertas de acceso. Se estaba investigando a la vez cómo fue el incidente que terminó con un asambleísta herido.

Por Lorena Tapia GarzónDe la Redacción de LA NACION

Te puede interesar