Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Estudiantes se valió de su aplomo y frenó la carrera de San Lorenzo

En La Plata, el equipo local se impuso por 2 a 1 y dejó sin invicto al líder; Piatti y Sosa marcaron los goles del vencedor; descontó Lavezzi

La ficha del partido

Domingo 08 de abril de 2007

LA PLATA.- Era necesaria una pulseada así. Para los dos, cada uno con sus obligaciones y estados de ánimo. Y prevaleció la experiencia del viejo gladiador, del último campeón que supo llevar a la lona al impetuoso y joven retador. San Lorenzo, el líder, dejó el invicto en manos de Estudiantes, que ahora se reposicionó en el Clausura con la victoria por 2 a 1. Cayó el Ciclón, aunque no parece un paso atrás sino una experiencia distinta en su aprendizaje de puntero. Ganó Estudiantes y dejó en claro que su apetito de grandes triunfos aún no está satisfecho.

El entusiasmo movió las primeras fichas en una partida que se intuyó estudiada, pero abierta. No se pensó mucho. Sin más, se actuó con resolución. Estudiantes avanzó con la soltura del dueño de casa, con la autoridad del último consagrado. San Lorenzo respondió con el ímpetu de aquel que se siente ganador. Fueron momentos intensos en los que las áreas parecieron una zona restringida. Cada uno marcó con vehemencia. El fervor llevó a los roces. Y la fricción -en total hubo 11 amonestados- hizo que el desarrollo fuese demasiado entrecortado.

Sólo Verón intentó darle una pausa al vértigo. Pero la Bruja no encontró demasiados adeptos para su idea y además careció de la precisión de otras veces como para desequilibrar por sí solo. Se hizo lo que quiso la mayoría: se corrió, se luchó, se metió; incluso, a veces más de lo debido. En una dosis excesiva, el despliegue fue perjudicial y ubicó a ambos en una zona de bajo relieve.

San Lorenzo tuvo cierto predominio en el medio campo. Hasta que se lesionó Hirsig, que marcó el ritmo y que se asoció bien con Ferreyra. Lo mejor de San Lorenzo se vio por la izquierda. La defensa de Estudiantes no ofreció la solvencia habitual. En el ataque, los platenses eligieron la salida rápida con Piatti y Calderón. Aunque el espacio justo no apareció para ninguno.

Las emociones estuvieron guardadas hasta el final del primer tiempo. Andújar reaccionó bien ante un cabezazo de la Gata Fernández. Hasta que Estudiantes modificó el tablero con el gol de Piatti, en el último minuto, tras un desborde en el que Angeleri desairó a Ferreyra. Piatti, con una volea potente, empujó el centro del lateral a la red. De reacción instantánea, el Ciclón tuvo servido el empate, pero el cabezazo de Silvera rebotó en el travesaño.

San Lorenzo arriesgó con el ingreso de Lavezzi por Rivero. La variante tampoco le garantizó profundidad. Es más, Estudiantes pareció más cerca con las réplicas. Un ataque a fondo de Pavone rebotó en el palo. Verón probó varias veces con remates desde lejos. Lo más peligroso de San Lorenzo fue un tiro libre de Gastón Fernández que salió desviado por poco.

Todo se terminó con la corrida de Sosa, la figura, que empezó en su campo y que concluyó con un tiro bajo y esquinado que venció a Orion. Quedó tiempo para el golazo de Lavezzi, un tiro alto y fuerte desde un ángulo cerrado. Si le hacía falta, Estudiantes logró otra prueba para su propio convencimiento. San Lorenzo tendrá que sacar provecho de una experiencia que no conocía. De eso también se nutre un puntero.

4 son los años que hacía que Estudiantes no vencía a San Lorenzo en La Plata; el último éxito había sido en el Clausura 2003 por 4 a 1

EL DATO Demasiada fricción y un árbitro permisivo

En el primer tiempo se jugó al límite: San Lorenzo tuvo cinco amonestados y Estudiantes, dos. El desarrollo se le escapó a Lunati.

LO CURIOSO San Lorenzo recibió un gol con un jugador menos

Estudiantes marcó el primer tanto justo cuando se lesionó Hirsig: el juego se reanudó y Alvarado no podía entrar porque la pelota no salía.

LO NEGATIVO En principio, Hirsig sufrió un esguince de rodilla

Según el cuerpo médico de San Lorenzo, en principio, el volante sufrió un esguince en la rodilla derecha. Se hará estudios en las próximas horas.

Por Martín Castilla De la Redacción de LA NACION

Te puede interesar