Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El mundo

Los Chávez

Revista

Son del estado de Barinas, que tiene apenas 700 mil habitantes. La tierra natal del presidente venezolano, Hugo Chávez, todavía alberga a parte de su familia y es un lugar clave para su publicitada reforma agraria

BARINAS (Venezuela).- Barinas es uno de esos despoblados estados venezolanos en los llamados llanos, tierras planas y bajas, al pie de los Andes. Con una población de apenas 700.000 habitantes y una superficie equivalente a la de un país europeo, esta región es ante todo conocida por las plantaciones de tabaco, por la cría del ganado y por su vástago más famoso: Hugo Chávez Frías.

El presidente venezolano nació medio siglo atrás en el pueblo polvoriento de Sabaneta, en el seno de una familia humilde de maestros. Papá Hugo daba clases en la escuela donde su madre Elena era bedel, mientras el futuro comandante crecía en la casa de la abuela Rosa, escuchando historias sobre las proezas de Simón Bolívar. Otro gran ídolo fue su propio bisabuelo, el general Maisanta. Este caudillo era propietario de La Marqueseña, una estancia de 8000 hectáreas, pero lo perdió todo en su lucha contra el dictador Juan Vicente Gómez y murió en sus calabozos.

Se podría afirmar que la familia Chávez se tomó revancha de la historia. La mala suerte cambió en 1998, cuando Hugo Jr. fue elegido presidente del país caribeño. Desde entonces, la suerte de la familia cambió: se transformó en la familia más poderosa de Barinas. En 200, el padre del presidente, Hugo Chávez de los Reyes, se apoderó del sillón de gobernador de Barinas. Uno de sus hijos, Aníbal, fue elegido alcalde de Sabaneta. Al mayor de los hermanos, Adán, el presidente lo envió a La Habana como embajador. Posteriormente lo nombró ministro de Educación. Mientras tanto, la madre, Elena, llegó a ser presidenta de la Fundación para la Niñez, una organización que reparte millones entre los necesitados del estado llanero.

En su tierra, a los Chávez los llaman "la familia real", por la forma en que se comportan y por sus lazos con el poder. Otro sobrenombre es la "familia Hummer", por los vehículos todoterreno con los cuales se desplazan. Los miembros de "la familia real" viven en casas enormes, manejan modelos cero kilómetro y -lo que más llama la atención- poseen vastos campos.

La familia pudo extender sus posesiones gracias a una de las políticas más destacadas del comandante: la muy promocionada reforma agraria.

No es coincidencia que la primera estancia expropiada en 2005, según el decreto de la reforma agraria, fuera La Marqueseña; aunque ésta no regresó al patrimonio de los Chávez, "la familia real" fue ampliamente compensada con otros terrenos. Gracias a esta repartición de tierras en el estado de Barinas, la familia del presidente ahora posee más de veinte mil hectáreas, la mayoría mediante testaferros, según denuncia Jesús Garrido Pérez, un miembro de la oposición.

Garrido presidió una comisión parlamentaria que hizo una investigación de los casos de corrupción en el gobierno de Chávez. El legislador asegura que la familia del presidente abusa de sus contactos en Caracas para obtener grandes extensiones de tierras. "Su táctica está basada en el miedo", asegura Garrido, oriundo de Barinas.

Cuenta que los estancieros de la región tienen miedo de que sus campos sean denunciados por cooperativas de campesinos en el Instituto Nacional de Tierras (INTI), el ente encargado de la distribución de los terrenos. En estos casos, generalmente, prosigue a la denuncia una invasión de la propiedad por los mismos campesinos, quienes ocupan el terreno a la espera de que el gobierno les otorgue los títulos. Cuando empieza a correr el rumor de que un campo figura en la lista del INTI, uno de los hermanos Chávez se entrevista con el estanciero y le ofrece comprar la propiedad.

"Ellos obtienen la propiedad por un precio de una gallina flaca -dice Garrido-. Porque el dueño sabe que pierde la propiedad de todas formas. Un telefonazo a Caracas por parte de un Chávez generalmente es suficiente para que el Instituto de Tierras cambie de idea y saque el campo de la lista."

El cerebro de estas tramas y el poder detrás del trono en Barinas es, supuestamente, Argenis Chávez, el hermano menor de Hugo. Oficialmente tiene el cargo de secretario de Estado, una función inventada para él.

"Aquí no sucede nada sin que lo diga Argenis -dice Deogracia Guerrero, que trabaja para el INTI-. El es el verdadero gobernador, no su padre." 

Los enriquecidos

Guerrero es economista agrónomo y acompaña a los campesinos que acaban de obtener su título nuevo. "Durante los últimos siete años hemos tenido nueve directores en el INTI. Cinco de ellos han sido despedidos por presión política desde Caracas, porque no querían colaborar con el enriquecimiento de la familia Chávez." Para Guerrero, el comportamiento de la familia va "en contra de todo lo que el gobierno de Chávez quiere lograr con la reforma agraria".

Incluso partidarios del comandante critican a "la familia real". "Los Chávez se aprovechan de su relación con el presidente", dice Raphael Moronta, un líder local del Frente Campesino Maisanta, movimiento rural inspirado en el bisabuelo de Chávez. Moronta menciona como ejemplo la estancia La Rosa: "Pertenecía al padrino de Aníbal Chávez. Cuando terminó en la lista para ser expropiada, se hizo presión sobre el INTI para dar marcha atrás en esta decisión. El gobernador Hugo Chávez (padre) envió a la fuerza policial a la estancia y los campesinos que querían ocupar el campo fueron recibidos con balas".

"Aquí el presidente realmente comete errores", concluye Jesús Garrido, de la comisión parlamentaria anticorrupción. Garrido no distingue entre la política de reforma agraria y el enriquecimiento de la familia Chávez. "Esto es simplemente terror de Estado. Campesinos y granjeros son despojados de sus tierras con fines populistas, mientras que los miembros de la familia presidencial andan paseando en sus autos de lujo."

Hasta qué punto el propio presidente Chávez está al tanto de los excesos de su familia es un tema caliente de conversación en Barinas. Se comenta que un día el mandatario llegó a su casa materna en helicóptero desde Caracas para enfrentar a su hermano Argenis. El ex jugador de béisbol sacó un bate y dañó seriamente el Hummer de su hermano, quien aparentemente no quedó impresionado. Poco después, Argenis Chávez declaró públicamente que este año quiere suceder a su padre como gobernador.

revista@lanacion.com.ar.

Por Paul Scheltus (Agencia Prensa Nueva/LA NACION)
TEMAS DE HOYEl secuestro del padre de Carlos TevezCristina KirchnerLa pelea con los holdoutsThomas Griesa