Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Llegaron a Ezeiza los náufragos del Irízar

Los 240 hombres rescatados habían llegado en la madrugada a Puerto Madryn; trece tripulantes declararon ante la Justicia en Rawson

Jueves 12 de abril de 2007 • 19:15

Los 240 náufragos del rompehielos Almirante Irízar, abandonado en alta mar en la noche del martes tras un incendio, llegaron en las primeras horas de hoy, sanos y salvos, a Puerto Madryn.

"Soy el hombre más feliz del mundo al saber que los 240 hombres están en tierra sanos y salvos", dijo el vicealmirante Jorge Manzor, subjefe de la Armada, en un emotivo discurso de bienvenida en el muelle, que terminó con resonantes "vivas" a la Patria y al buque accidentado.

El pesquero argentino San Cayetano, que arribó a puerto a las 2.40, trasportó a 170 de los rescatados, mientras que el uruguayo Magritte, también de pesca, llegó a las 3.35 con los 70 restantes.

La emoción de los familiares tras la llegada
La emoción de los familiares tras la llegada. Foto: DyN

En el rescate también participó el petrolero panameño "Scarlet-Ibis" pero, debido a que su calado le impedía entrar en el puerto de Madryn, los rescatados que auxilió trasbordaron aguas afuera a los pesqueros.

Traslado. Uno de los grupos de náufragos llegó a las 10.45 a la base aerea del aeropuerto internacional de Ezeiza a bordo de un avión militar que los llevaron desde Trelew. A las 12 llegó el segundo contingente y poco antes de las 16, el tercero.

Los sobrevivientes fueron recibidos con aplausos y emocionados abrazos de sus familiares, compañeros y amigos. Entre los presentes se encontraba, también, la ministra de Defensa, Nilda Garré.

Manzor dijo que los náufragos "han sido un ejemplo de comportamiento para las Fuerzas Armadas y para la Nación".

La evacuación de la nave fue dispuesta poco antes de la medianoche del martes por el comandante del Irízar, capitán de fragata Guillermo Tarapow, cuando el fuego a bordo, declarado menos de dos horas antes, se tornó incontrolable.

En buenas condiciones. Los náufragos estaban en buenas condiciones de salud, según informó la Armada esta mañana. En una primera revisión médica de los accidentados, hecha en el mismo puerto, constató lesiones ligeras en la mano de un tripulante del rompehielos.

Otro marino había sufrido una hipotermia leve y un tercero, un principio de asfixia, que al llegar a tierra ya habían sido superados. Los marinos fueron trasladados por carretera a la base naval Almirante Zar, en Trelew, a 80 kilómetros al sur, donde recibieron la primera comida caliente tras el naufragio.

Causa judicial. En el marco de la investigación abierta para averiguar las causas del incendio y establecer eventuales responsabilidades, trece tripulantes del rompehielos Almirante Irízar declararon hoy ante la justicia federal de Rawson. La causa fue caratulada "Rompehielos Irizar/su siniestro".

Voceros vinculados a la investigación informaron a la agencia Télam que, de los testimonios recogidos, "nada indica que fue un accidente por error humano, los sensores indicaron una falla mecánica".

Embarcado. El comandante del Irízar, capitán de fragata Guillermo Tarapow, aún permanecía en el rompehielos.

La Fuerza informó a través de un comunicado, que "a partir de testimonios del personal desembarcado la dotación demostró un muy buen adiestramiento en la maniobra de abandono del buque, que se desarrolló sin inconvenientes".

También destacó "la actitud y predisposición del personal civil embarcado en el rompehielos, que conformó un sólido equipo con el personal naval durante la maniobra".

El rompehielos, buque emblemático de las misiones antárticas de los últimos tres decenios, se mantiene a flote pese al siniestro y la Armada se propone remolcarlo a puerto para su reparación.


Mañana el periodista de LA NACION y náufrago del Almirante Irízar Mariano Wullich relatará su experiencia en primera persona. La nota podrá encontrarla en la edición de mañana y, en LANACION.com podrá ver el video que acompañará al artículo. Wullich se había embarcado en el rompehielos en la Antártida para realizar una cobertura periodística del regreso del buque de su campaña antártica.
Compartilo

LA NACION convoca a los tripulantes que hayan sacado fotos del momento del naufragio a que las envíen a reportes@lanacion.com.ar

Te puede interesar