Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Menem, duro con empresarios

Viernes 13 de marzo de 1998

El proyecto de reforma laboral llegará al Congreso para su tratamiento en los tiempos previstos por el Gobierno, según lo decidió ayer ante todo su gabinete el presidente Carlos Menem.

En la residencia de Olivos, el mandatario no ahorró quejas contra los empresarios, especialmente contra los que no avalan la propuesta redactada por el ministro de Trabajo, Antonio Erman González. "El país creció el 50 por ciento durante mi gestión y las inversiones del año pasado fueron de 21 mil millones de dólares y tuvieron como beneficiarios directos al capital o, mejor dicho, a los empresarios.

Así que no hay más concesiones para nadie", dijo tajante Menem, sin que ningún funcionario se atreviera a hacer comentarios. Quizá para sumar ira al humor presidencial, González comentó que "en realidad la oposición del Grupo de los Ocho es del Grupo del Uno", al identificar como único cuestionador del plan de modernización laboral al "vicepresidente ejecutivo de Techint, Sergio Einaudi".

El titular de la cartera laboral también atribuyó a Einaudi "los palos en la rueda puestos" en el Proyecto 10, el proyecto de Guillermo Laura por el cual se podrían llegar a construir 10 mil kilómetros de caminos en todo el país sin la actual modalidad de peaje.

El cuestionamiento no sólo estuvo dirigido a un asunto de Estado, sino que fue extensivo a recordar que Einaudi "es un alto empleado de Agostino Rocca, el dueño de Techint, que en el último coloquio de IDEA en Bariloche bailó tango para disfrute de reporteros gráficos con la diputada aliancista Graciela Fernández Meijide".

Fuentes seguras comentaron a La Nación que González aprovechó el cónclave en Olivos para indicar que el grupo Techint no sólo se opone a su proyecto de reforma de la actual modalidad laboral. "Debo confesarles que (el grupo empresario) me ha pedido a cambio, ya hace algunas semanas, que efectúe gestiones ante el ministro de Economía, Roque Fernández, para lograr que éste autorice modificaciones sustanciales en algunos aspectos de la reforma tributaria que enviaremos en breve al Parlamento para su aprobación".

Menem instó a sus funcionarios a respetar los términos en que fueron redactados los proyectos tributario y de modernización laboral. "Recuerden que no vamos a hacer ningún cambio a medida de quien ya se ha beneficiado con el modelo económico", concluyó.

Te puede interesar