Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Ganadería / Producción no tradicional de carne y leche

Cría de búfalos: perspectivas de una actividad que creció en poco tiempo

Campo

Constituye una alternativa productiva ideal para aquellos lugares que, por sus características geográficas, no son aptos para la cría de otras especies

Los búfalos no forman parte del star-system ganadero. El hecho de que sea tan reciente su aparición en nuestra tierra (poco más de 30 años) basta para justificar su posición secundaria en comparación con los toros, las ovejas o, incluso, las cabras.

Si se piensa que estamos hablando de un número de 85.000 búfalos en un país donde hay 55.000.000 de cabezas bovinas, está claro que queda mucho todavía por recorrer.

Sin embargo, basta también observar lo mucho que se avanzó en ese breve lapso de tres lustros (en 1976 había 1300 cabezas y hoy hay mas de 85.000) para advertir que no es desacertado imaginar un futuro promisorio para éstos animales de cuerpo compacto, macizo y cuernos en forma de media luna.

El caso es que la producción de carne y leche de ganado bubalino, es ya una alternativa cuyo potencial de desarrollo abre un horizonte alentador en campos poco aptos para otras producciones.

"Hay en el país ocho millones de hectáreas disponibles para poblar con búfalos", comentó a LA NACION Marcos Zava, presidente de la Asociación Argentina de Criadores de Búfalos (AACB).

Esta producción encuentra un espacio ideal en todo tipo de esteros, bañados y suelos anegadizos o susceptibles de inundación, condiciones que obstaculizan el desenvolvimiento de las producciones consideradas tradicionales, pero favorecen la del búfalo.

En cuanto a las perspectivas comerciales de éste animal de doble propósito, refirió que la mayor parte de la población bubalina en la Argentina está orientada a la producción de carne. En lo que respecta a la leche, opinó que puede decirse que "se trata todavía de una actividad comercial incipiente, aunque se cuenta en el país con cuatro emprendimientos lecheros que están dando buenos resultados y de los que cabe esperar mucho".

Según Zava, uno de los principales objetivos, en éste momento, es "lograr que la carne, además de ser un commodity, sea también una speciality para nichos de mercado, tanto locales como externos".

También hay quienes venden specialities con el nombre de carne de búfalo en restaurantes de Puerto Madero y también en ciudades del interior carnicerías que venden un producto de mucha demanda que es el mamón búfalo que es el ternero de 8 meses con unos 250 Kilos de peso vivo.

Si hay algo que no puede reprocharse a los criadores de búfalo, es la falta de entusiasmo o de actividad. Durante los últimos meses, la agenda de los productores agrupados de AACB, se ha visto libre de todo sosiego. "Las charlas, las visitas a establecimientos de Venezuela y Colombia, los congresos, los convenios y los remates se han sucedido uno tras otro casi sin solución de continuidad", expresó Zava.

Entre éstas actividades recordó como muy significativa la realización de la Exposición Nacional de Búfalos, en Formosa en septiembre del 2006, que trajo un récord de animales inscriptos, duplicando la cantidad histórica.

No fue menos importante la XVI Reunión a Campo realizada hace un mes en la Estancia "Guazú Cuá" de la Compañía General de Hacienda, en Montelino, localidad de Formosa, a la que concurrieron 90 criadores de distintas provincias.

"En esta reunión desarrollamos una mesa de trabajo donde la comercialización de gordos bubalinos fue un tema excluyente."

En cuanto a los precios, precisó que el mamón con 250 o 270 kilos se vende a $ 2,10 y el novillo mediano pesado de 450 kilos con 24 o 27 meses de edad se vendió en $ 2,10.

"Puede ser -opinó Zava- que sean precios bajos pero se trata de un animal criado a campo sin mayores gastos y que pesa mas y al invernador le conviene el negocio."

Provincias bufaleras

Con 33.000 cabezas, Formosa es la provincia que está hoy a la cabeza en lo que se refiere a cría de búfalos. Le sigue Corrientes con 30.000 cabezas.

"La que está creciendo mucho -refirió- es Chaco, con 10.000 cabezas, seguida por Misiones, norte de Santa Fe, Entre Ríos y "por un polo de desarrollo en el NOA que tiene futuro pero aun esta incipiente".

Guillermo Martínez, quien cría búfalos en un campo de 5000 hectáreas, comentó que el problema de sector es que crece la demanda, pero no sucede lo mismo con la oferta. Comentó que los productores tienden todos a retener los vientres bubalinos y a no venderlos. No se realizan faenas de hembras búfalo, pues todas ellas se mantienen para reproducción.

La misma preocupación fue expresada por otro productor, Armando Rozemblum, que cría búfalos en Ibicuí, Entre Ríos: "Hay un crecimiento vegetativo que no va a la par del comercial". .

Por B. Vedia Olivera De la Redacción de LA NACION
TEMAS DE HOYAumento de la naftaDeclaraciones juradasCristina KirchnerPartido por la pazElecciones 2015