Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una argentina, líder de una secta

Investigan si impidió que una de sus integrantes fuera al médico; luego falleció

Viernes 04 de mayo de 2007

SANTIAGO, Chile.- A cinco días del hallazgo de la inhumación ilegal de la profesora de danza Jocelyn Rivas Leyton, de 28 años, en la parcela 20 del sector Las Palomas de San Juan de Pirque, donde hace tres años funciona una comunidad "ecológica y cristiana", apareció una arista que no estaba contemplada inicialmente en el caso. Se trata de la presencia en el interior de la comunidad de la argentina Paola Olcese, cuyo nombre, según fuentes vinculadas al caso, apareció tras los interrogatorios a personas que participaron en la citada agrupación y que han desertado de ella.

De acuerdo con las fuentes consultadas, Olcese sería la verdadera líder del grupo y se autodenominaría "enviada de Dios". También sería autora de los ritos que lleva la comunidad, como por ejemplo rezar cada tres horas y vivir sin ayuda médica. Además, se investiga si fue ella o Roberto Stack -sindicado preliminarmente como líder-, o ambos, los que impartieron la orden de que Jocelyn Rivas no acudiera a un hospital después del parto del 25 de enero, lo que, según las primeras indagaciones, habría causado su muerte. Vecinos aseguran que Olcese habría tenido una relación sentimental con Roberto Stack, mientras que fuentes del caso señalan que en un principio su nombre no apareció porque miembros de la comunidad lo ocultaron.

El fiscal Patricio Vergara confirmó que Olcese es investigada, pero agregó que ahora las indagaciones se centran en dilucidar la muerte de Rivas y averiguar si hubo homicidio. "Si fuera así, uno de los imputados sería Nataniel Requena, novio de Jocelyn", dijo.

De acuerdo con el alcalde de Pirque, Jaime Escudero, en la comunidad hay nueve niños de entre 30 días y 9 años, dos de los cuales no están inscriptos en el Registro Civil, y tres mujeres embarazadas que no reciben atención médica. Además, los menores en edad escolar fueron retirados del colegio en marzo. Por todo lo anterior, el edil y su abogado, Alfredo Morgado, presentaron un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de San Miguel, a fin de que se regularice esa situación.

"Tengo preocupación porque están sufriendo un drama tremendo. Ellos creían haber logrado una forma de vida muy alegre y les cae esto [...] Creo que es una secta." Con esas palabras, el ex alcalde de La Reina Fernando Castillo Velasco mostró su preocupación por la estadía de uno de sus hijos en la cuestionada Comunidad Ecológica Cristiana de Pirque.

Se trata de Fernando José Velasco Echeverría, historiador de la Universidad Católica, quien, según el ex edil, vive en ese lugar desde hace más de dos años con sus hijos Elisa e Ismael (quien estudió tres años de Filosofía en la Universidad de Chile), y sus nietos, de pocos meses de vida, Emanuel y Paloma. "Para nosotros es un drama, pero para ellos no lo es, pues cuando mueren ese cadáver no vale nada, porque el alma está con Dios. Ojalá pudieran irse, pero no puedo decírselo así, porque sería crear una fuerza en contra", dijo Velasco, quien al ser consultado respecto de si creía que quienes vivían allí tenían las mentes desviadas dijo que "es duro, pero creo que es cierto".

Larry Rivas, padre de la joven sepultada ilegalmente en el interior de la comunidad, no descartó iniciar acciones legales. "Hablé con Nataniel -pareja de Jocelyn- y dejamos las cosas claras. El me dijo cómo ocurrió todo y yo le dije que se afirmara, que era responsable y que yo iba a llegar hasta el final", advirtió.

Las tres embarazadas que viven en la comunidad de Pirque aceptaron someterse a controles ginecológicos y recibir asistencia médica en sus partos, pero insistieron en su deseo de tener a sus hijos dentro del recinto que las alberga. Así lo informó anoche el alcalde de Pirque, Jaime Escudero, que aseguró que no permitirá que a estas jóvenes les ocurra lo mismo que a Jocelyn Rivas, quien fue sepultada ilegalmente luego de que diera a luz en enero y muriera en abril aparentemente por una septicemia.

El edil detalló que los tres lactantes de la comunidad (de 1, 2 y 10 meses de edad) recibieron ayer sus primeras vacunas y que Purísima, la menor, fue inscripta también ayer por su padre, Nataniel Requena, ante el Registro Civil. El Servicio Médico Legal, en tanto, entregaría hoy los restos de Jocelyn Rivas. La causa y data exactas de su muerte se conocerían el viernes.

Por F. Aguila e I. Martinic El Mercurio

Te puede interesar